Remedios naturales contra la varicela

Existen muchos remedios naturales contra la varicela que te ayudarán a calmar la irritación de la piel. Descubre aquí algunos de ellos.

La varicela es una enfermedad causada por el virus de la varicela zoster. Provoca erupciones en la piel que van cambiando a manchas rojizas. Es una enfermedad contagiosa, por lo que es importante guardar cuarentena para evitar que se propague. Afortunadamente, existen remedios naturales contra la varicela.

Generalmente, esta enfermedad se da en niños de hasta 15 años, pero también se puede dar en adultos. Las erupciones o manchas que surgen suelen aparecer en el torso y rostro de las personas. En pocos casos llegan a las extremidades.

Puede acarrear problemas serios, especialmente en bebés, adultos y embarazadas. Estudios han asociado la varicela a un alto índice de mortalidad materna y prenatal.

A continuación, te presentamos una lista de remedios naturales contra la varicela. Revísala, pueden ayudarte a aliviar los malestares de esta enfermedad.

Bicarbonato de sodioBicarbonato de sodio es uno de los remedios naturales contra la varicela

El bicarbonato de sodio tiene muchísimas propiedades. Debido a sus componentes activo, es gran ayuda  para reducir la sensación de picor y el dolor en la piel, producidos por las ampollas. Por ello, es uno de los remedios naturales contra la varicela más populares.

Para aprovechar las propiedades del bicarbonato basta con mezclarlo con un poco de agua hasta conseguir una especie de pasta. Debes aplicar esta sobre la piel y dejarla secar.

Este truco acelera el proceso de curación y minimiza el riesgo de que queden marcas en tu piel. Por supuesto, evita rascarte en exceso, ya que te vas a causar más daño. 

El cilantro, entre los remedios naturales contra la varicela

El cilantro ayuda acelerar los procesos de curación por ser una gran fuente de vitaminas y antioxidantes. Una de las mejores maneras en las que puedes aprovechar sus beneficios contra la varicela es mediante una sopa de zanahoria y cilantro.

La miel

Miel es uno de los remedios naturales contra la varicela

La miel, además de ser deliciosa, es rica en compuestos naturales que reducen los niveles de inflamación e irritación. Además es antibacteriana, por lo que puede aportarte protección extra si tienes varicela.

Es posible que desarrolles infecciones secundarias por la inevitable tentación de rascar las heridas producidas por la varicela, así que puedes aplicar la miel directamente en las manchas.

Deja que actúe durante unos minutos y luego lava con normalidad. Lo mejor de todo es que no debes esperar mucho tiempo para que surta efecto.

Baño de harina de avena

Este remedio calma la molestia que causa las manchas producidas por la varicela. Aplicar una mezcla de agua y harina de avena por todo tu cuerpo te dará sensación de alivio, reduciendo la irritación. Además, acelerará el proceso de curación de tu piel.

Hojas de neem

Las hojas de neem (Azadirachta indica) son un excelente remedio natural. Para aprovechar al máximo sus propiedades, debes preparar una pasta triturando las hojas de esta hierba con un poco de agua. Luego, debes aplicarla de manera tópica en las áreas irritadas. 

También, si lo prefieres, puedes disfrutar de un baño relajante con estas hojas. Esta opción en particular es ideal después de que la varicela ha mejorado y las costras comienzan a caerse. De esta forma te asegurarás de reducir al mínimo el número de cicatrices que quedarán en tu piel.

Las sales de Epsom

Sales de Epsom para la varicela

Meterte en una tina con agua y sales de Epsom puede ayudarte a secar las marcas que la varicela produce. Con esto tendrás un proceso de curación más rápido y se reducirá el picor y la inflamación.

Estas sales tienen un alto contenido de magnesio y ayudan a desintoxicar el cuerpo. Todo lo que debes hacer es remojar tu cuerpo en la bañera durante al menos 20 o 30 minutos, salir y secarte delicadamente, con suaves toques. Si frotas puedes irritar las ampollas y hacerte más daño.

Aceite esencial de sándalo

Algunos aceites esenciales pueden usarse como remedios naturales contra la varicela. Este en particular es especialmente eficaz, ya que tiene propiedades antivirales y antibacterianasPuedes aplicarlo directamente o mezclarlo con alguna crema que te guste.

Este aceite mejora la salud de tu piel, reduce la inflamación. Además, te protege de las infecciones ocasionadas por rascarte las ampollas.

JazmínBeber té de jazmín para combatir la varicela

Las flores y las hojas de la planta de jazmín son utilizadas en muchos lugares para preparar exquisitos tés y baños curativos.

Sin importar la forma en que escojas utilizar esta planta, sus compuestos antinflamatorios ayudarán a aliviar la molesta picazón e irritación.

La varicela no suele ser un mal peligroso, pero eso no significa que los casos con complicaciones deban ser tomados a la ligera. Estos remedios caseros serán de mucha utilidad en la mayoría de los casos. No obstante, nunca está de más que consultes a un médico cuando contraes varicela.

  • Cameron J. Severe complications of chickenpox in hospitalised children in the UK and Ireland. Arch Dis Child. 2007 Dec; 92(12): 1062–1066.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2066097/
  • Gershona Anne. Is chickenpox so bad, what do we know about immunity to varicella zoster virus, and what does it tell us about the future? J Infect. 2017 Jun; 74(Suppl 1): S27–S33. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5726865/
  • Katz V, et al. Varicella during pregnancy. Maternal and fetal effects. West J Med. 1995 Nov; 163(5): 446–450. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1303168/
  • Lamont R, et al. Varicella Zoster Virus (Chickenpox) Infection in Pregnancy. BJOG. 2011 Sep; 118(10): 1155–1162.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3155623/
  • Lécuyer A. Hospitalization of newborns and young infants for chickenpox in France.Eur J Pediatr. 2010 Oct;169(10):1293-7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20461528
  • Raeder C, et al. Immunology of Varicella Immunization in the elderly.Ann Pharmacother. 2000 Feb;34(2):228-34. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10676831