Remedios naturales con manzanilla fáciles y útiles

Aunque estamos acostumbrados a tomarla a modo de infusión, también podemos aprovechar los beneficios de la manzanilla como aceite esencial o si la aplicamos de forma tópica

La manzanilla ha sido usada por miles de años como una de las plantas medicinales más poderosas. Los antiguos egipcios la tenían en tan alta estima que la dedicaban a Ra, el supremo dios Sol.

La utilizaban para tratar la malaria, entre otras dolencias. En la mitología germánica, era una de las 9 hierbas sagradas entregadas por Odín a la humanidad para protegerla del mal y las enfermedades. En Roma se usó como remedio para jaquecas e infecciones urinarias.

Durante la época medieval en Europa, se la usaba como diurético y tónico para curar el dolor y la fatiga. En África del sur, se la ha utilizado tradicionalmente para combatir el insomnio, el lumbago, la histeria, el reumatismo y el dolor de garganta.

El nombre  “manzanilla” proviene de su aroma parecido a la manzana. Su aceite esencial se utiliza en muchos productos elaborados.

Usos de la manzanilla

Como sedante e hipnótico

Usos de la manzanilla como hipnosis.

 

Uno de los usos más conocidos de la infusión de manzanilla es como tranquilizante y como inductor del sueño. También sirve para calmar a los niños hiperactivos y tranquilizar a los bebés.

Gracias a sus propiedades para reducir la ansiedad la manzanilla es utilizada en muchos productos elaborados para combatir dicho trastorno.

Visita este artículo: 6 propiedades medicinales de la manzanilla

Uso para los trastornos del sistema digestivo

Otro uso común de la manzanilla es como espasmolítico contra la hinchazón y los gases, para controlar la colitis y el estreñimiento y aliviar las indigestiones, dolores de estómago, náuseas y vómitos.

Por sus propiedades, sirve para tratar el colon irritable y la diverticulitis, entre otros trastornos que puedan presentarse debido al mal cuidado de nuestra digestión.

Para las infecciones suaves

Las infecciones suaves son aquellas que no requieren del uso de medicamentos como los antibióticos y pueden ser tratadas desde casa.

Para la cistitis que es una de ellas, esta es usada en forma de baños calientes. En el caso del resfriado común se puede aprovechar para inhalar el vapor. Para infecciones externas de la piel como cataplasma o loción; en el caso de las infecciones de la boca y encías como enjuague bucal, o como loción para la conjuntivitis.

Otros usos

  • Para las hemorroides: El ungüento de manzanilla reduce las molestias de las hemorroides.
  • Dolores menstruales y otros espasmos dolorosos: la infusión calma los dolores de la menstruación, así como el lumbago y la jaqueca.
  • El reumatismo y artritis: Usada en forma de cataplasma la manzanilla sirve para aliviar los dolores.
  • Dolores de la dentición: En ungüento o infusión de manzanilla alivia los dolores de la salida de los dientes en bebés.
  • Consumo de drogas: La infusión de manzanilla ayuda a reducir la ansiedad en caso de adicciones.
  • Manejo de la diabetes: El uso diario del té para controla la diabetes y baja el nivel de glicemia.

Remedios naturales con manzanilla

Remedio casero para los dolores menstruales

colicos-menstruales

Estas molestias tan habituales en la vida de una mujer pueden mitigarse mediante la ingesta de una infusión preparada a base de manzanilla.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incluye los ingredientes en una olla y lleva a ebullición.
  • Deja reposar y toma cuando aún esté tibia.

Remedio casero para la cefalea

La manzanilla también puede ser útil para elaborar una suerte de vino con el que aplacar síntomas tan comunes como  la ansiedad o la jaqueca. En este caso no está recomendado para menores.

Ingredientes

  • 4 tazas de vino blanco (1 litro)
  • 3 cucharadas de flores de manzanilla (45 g)

Preparación

  • Introduce las flores de manzanilla en el vino blanco y deja durante 10 días para que se maceren bien.
  • Una vez transcurrido este tiempo empezar el consumo.
  • Toma dos copas al día, una en la mañana y otra en la tarde (150 ml).

¿Quieres conocer más? 7 remedios naturales contra las cefaleas

Remedio casero para el acné

Combatir el acné.

 

Aplicar manzanilla sobre las zonas afectadas con acné ayudará muchísimo para combatir esta molestia, la cual se presenta con mayor frecuencia en nuestro rostro.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Motas o discos de algodón

Preparación

  • Vierte el agua en una olla junto con los 20 gramos de manzanilla y calienta a fuego lento hasta que haya hervido.
  • Deja reposar durante 15 minutos.
  • Pasadlo el tiempo indicado, introduce los algodones en la mezcla y aplícalos en las zonas afectadas, realizando masajes circulares.
  • Deja la mezcla aplicada hasta la siguiente ducha.

Remedio para la digestión 

Gracias a sus aceites esenciales la manzanilla es muy eficaz para calmar inflamaciones, retortijones, diarreas y otros dolores gastrointestinales.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • ½ cucharadita de miel (10 g)

Preparación

  • Pon los ingredientes en una olla.
  • Lleva al fuego y deja que la preparación comience a hervir.
  • Deja reposar
  • Endulza y tómala tibia antes de cada comida.

Esta tiene un sinnúmero de propiedades que son muy beneficiosas para nuestro organismo, ya sea tomándola o en aplicaciones corporales. Esta hierba medicinal nos ayudará a alivianar los síntomas incómodos de muchas enfermedades.

No dejes de aprovechar sus propiedades para gozar de una mejor salud.

[featured-post url=”https://mejorconsalud.com/beneficios-de-consumir-manzanilla/”]