Remedios naturales para combatir las bolsas de los ojos

Las bolsas se forman debido a la acumulación de líquido debajo de tus ojos. Recuerda parpadear con frecuencia para mantenerlos hidratados y para que los fluidos naturales se dispersen.

Las bolsas de los ojos pueden ser un signo revelador de agotamiento. Se forman debido a la acumulación de líquido y grasa natural debajo de los ojos, lo que les hace parecer “cansados” y faltos de elasticidad. Las causas pueden ser múltiples: desde falta de sueño, hasta un elevado nivel de estrés o alergias variadas.

Por eso, si los ojos hinchados se han convertido en parte de tu vida, lo primero que debes hacer es acudir al médico y encontrar su causa. Estas bolsas pueden ser la manera en que tu cuerpo te pide incorporar ciertos cambios en tu vida diaria. Por ejemplo, dormir más horas o disminuir el ritmo de trabajo. Para eliminarlas rápidamente puedes probar a usar estos remedios naturales.

Clara de huevo

Las claras de huevo son mucho más que un desayuno rico y saludable. También las puedes incorporar a tus hábitos de belleza para reducir las bolsas de los ojos. Lo que necesitas es una clara de un huevo y una brocha pequeña para esparcirla clara sobre la piel.

Solo debes esperar unos 20 minutos a que se seque. Sabrás que es momento de retirar la clara de huevo porque ésta se habrá secado y se habrá convertido en una capa ligeramente blanca. Lava con agua tibia y disfruta de una piel hidratada y tonificada.

Rodajas de pepino para desinflamar

Pepinos

Colocar una rodaja de pepino sobre cada ojo se ha convertido en todo un clásico de la belleza. Y no es de extrañar, teniendo en cuenta las numerosas propiedades que tiene.

El pepino no solamente proporciona una sensación de frescor inmediata, sino que, gracias a sus efectos antiinflamatorios avalados científicamente, contribuye a eliminar las bolsas de los ojos. Su alto contenido en vitamina C y de óxido de silicio, ayuda a prevenir la retención de líquidos.

Basta con obtener las dos rodajas, colocarlas en el congelador y, una vez frías, colocar sobre los ojos durante 10 minutos.

Evita la sal

La sal hace que tu cuerpo retenga más agua de lo normal, lo que hace que nos sintamos más hinchados y pesados. Aunque es común centrarnos en la temida celulitis, esta retención afecta a muchas partes del cuerpo, entre las que se encuentran los ojos. Eliminar la sal de tu dieta no es fácil, pero tiene muchos beneficios de salud y belleza.

No olvides leer la información nutricional de los alimentos empacados. Evita los productos que contienen grandes cantidades de sodio y se encuentren procesados.

Parpadea seguidamente

Remedios-para-el-contorno-de-los-ojos

Durante las fases profundas del sueño parpadeamos más de lo normal. El parpadeo tiene como finalidad mantener hidratados los ojos. Si no duermes bien o no parpadeas lo suficiente a lo largo del día, los fluidos naturales del ojos no se dispersan adecuadamente.

Esta es una causa muy común de las bolsas de los ojos que casi nadie identifica. Procura parpadear de forma más habitual durante el día.

Té de manzanilla o té verde

La manzanilla y el té verde son dos bebidas calmantes, antioxidantes, activan el matbolismo y eliminan radicales libres.. Este efecto no solo se transmite a nuestro humor, también a nuestro rostro.

Una vez que consumas tu té, toma las bolsitas y guárdalas en el congelador. Cuando estén bien frías coloca una bolsita sobre cada ojo y espera de 10 a 15 minutos. Este remedio es muy rápido y te deja una sensación muy fresca.

Hidrátate para evitar las bolsas de los ojos

Beber-agua

Si no consumes suficiente agua, es probable que aumente tu retención de líquidos. Y, por tanto, que aparezcan las bolsas de los ojos, junto a sequedad en la piel. Recuerda consumir dos litros de agua al día. Con esto, mantienes una piel hidratada, nutrida y facilitas las diversas funciones y procesos metabólicos celulares. Por eso, en cuanto comiencen a aparecer las bolsas de los ojos, vigila tu consumo de agua.

Patatas

En el caso de que no encuentres un pepino en casa, lo puedes sustituir con una patata cruda. El procedimiento para usarlo es exactamente el mismo que con el pepino. En el caso de la patata, es el almidón el que beneficia a la piel y ejerce de antiinflamatorio. 

Leche

La leche es otra sustancia realmente beneficiosa para combatir las bolsas de los ojos. Solo necesitas mojar dos algodones o un paño en un poco de leche tibia. Aplica sobre la piel, evitando que la leche entre en los ojos. Deja el algodón o paño por unos 15 a 20 minutos para aliviar el estrés y la tensión de tus ojos. Después, enjuaga con un poco de agua tibia.

Usa dos cucharas frías

Si tu problema persiste, puedes probar a utilizar dos cucharas de metal. Necesitarás tomar dos cucharas limpias y meterlas en el congelador. Déjalas ahí toda la noche o al menos 5 horas. Coloca una sobre cada ojo a la altura de la bolsas y déjalas hasta que tomen temperatura ambiente. Puedes usar este truco cada dos semanas para obtener resultados significativos.

Las propiedades antiinflamatorias y diuréticas de distintos alimentos pueden ayudar a combatir las bolsas de ojos. No obstante, es recomendable que si persisten, acudas al especialista para identificar su origen. Mientras, ¡puedes probar estos sencillos consejos que pueden aliviarlas temporalmente!