Remedios naturales para el cabello graso

10 diciembre, 2013
Si queremos evitar el cabello graso, además de emplear una serie de remedios naturales para eliminar el exceso de sebo, es importante que vigilemos nuestra alimentación así como nuestra higiene capilar

La exigencia por un buen aspecto está a la orden del día, tanto en lo laboral como social y el cabello compone gran parte de nuestra buena o mala presencia.

Existen muchas personas que sufren por tener un cabello graso que impide lucir una cabellera higiénica y arreglada.

En el siguiente artículo hablaremos sobre medidas naturales que ayuden a mitigar la grasitud en el cabello o también denominada seborrea, éstos remedios ayudarán a tener una imagen más fresca y prolija.

El exceso de grasa en el cabello se puede deber a diversos factores, entre ellos podemos nombrar al estrés, alimentación rica en grasas, deficiencia de biotina, cambios hormonales.

También a la falta de ciertas vitaminas, lavado muy frecuente con champús agresivos que irritan el cuero cabelludo con la consecuente secreción excesiva de grasa.

Remedios naturales

Entre los remedios naturales que podemos utilizar se encuentran preparaciones para uso externo, lociones para aplicar sobre el cuero cabelludo, elaboración de un champú anti-grasa casero, limpieza a base de harina de maíz y enjuagues de vinagre y limón.

Uso externo:

  • Ciprés: infusión de la planta seca, mezclar con vinagre y enjuagar el cabello después de lavarlo.
  • Regaliz: posee propiedades astringentes. Decocción de tres cucharadas de ramitas secas trituradas por litro de agua. Realizar fricciones sobre el cuero cabelludo con el líquido resultante.

Loción

La loción a aplicar sería una mezcla de: aceite esencial de romero, aceite esencial de lavanda y aceite de girasol. Mezclar 11 gotas de aceite esencial de romero, y 11 gotas de aceite esencial de lavanda, por último añadir 50 ml de aceite de girasol.

Aplicación: colocar la mezcla en el cuero cabelludo mediante fricciones suaves. Dejar actuar un par de horas y lavar con el champú natural que explicaremos a continuación.

Champú natural para cabellos grasos:

Utilizaremos la esencia de romero y champú para niños (neutro).
Preparación: una cucharada de champú de bebé, añadir una yema de huevo con 4 gotas de la esencia. Una vez mezclados los ingredientes lavar el cabello normalmente.

Otra medida natural sería colocar una cucharada de harina de maíz sobre el cuero cabelludo realizando suaves fricciones con la yema de los dedos. Dejar actuar un cuarto de hora y retirar luego el excedente con un cepillo.

Enjuague de vinagre de manzana

Vinagre de manzana 3

Diluir un cuarto de taza de vinagre de manzana en dos tazas de agua y aplicar masajeando el cuero cabelludo.

Enjuague de limón

Mezclar una taza de agua tibia y el jugo de un limón. Aplicar masajeando el cuero cabelludo.

Alimentación

La alimentación juega un papel preponderante en esta situación. Por ello se deben evitar los ricos en grasas y consumir los que contengan selenio, biotina, y cinc.

¿En qué alimentos los podemos encontrar?

  1. Biotina: cebada, maíz, avena, soja.
  2. Cinc: borrajas, higos, nueces, berenjenas.
  3. Selenio: ajos, coles, manzanas, calabazas.

Otros consejos.

Evita tocarte el pelo todo el tiempo pues esto empeora la situación, al menos una vez a la semana limpia tu cepillo con agua y jabón, en caso de utilizar baños de crema sólo coloca en la parte media de tu melena hasta puntas, nunca en las raíces, y debes enjuagarlo luego por completo.

No te laves el cabello con agua caliente, usa de preferencia agua tibia o natural, el agua caliente estimula la secreción de sebo o grasa por parte de las glándulas sebáceas.

Evita peinarlo mucho, ya que al hacerlo repartes la grasa hacia todo el cabello, no lo laves todos los días, aunque parezca irónico eso puede irritar tu cuero cabelludo y propiciar aparición de mayor grasitud.

Cuando te coloques alguna crema humectante por el rostro procura no llegar hasta la línea del cabello, pues puede correr hacia tu cabellera, no utilizar secador de pelo muy caliente.

Te puede gustar