Remedios naturales para el mal de Parkinson

En la actualidad la enfermedad de Parkinson no tiene cura, pero sus síntomas se pueden mejorar si combinamos la medicación con estos remedios naturales, que nos darán mayor calidad de vida

El mal de Parkinson es uno de los problemas neurodegenerativos más comunes en todo el mundo, esta enfermedad afecta principalmente a los adultos mayores atacando el sistema neurológico.

Los principales síntomas de esta enfermedad son los temblores, la rigidez muscular y la dificultad para realizar cualquier movimiento. Hasta el momento no existe ninguna cura para este mal, simplemente se tratan los síntomas para hacer más llevadera la enfermedad.

Existen varios tratamientos naturales que prometen ser una muy buena opción para mejorar la calidad de vida de las personas que enfrentan este problema. Entre ellos están:

Las habas y los fríjoles

(Foto: Zenia Nuñez/ Flickr.com)
(Foto: Zenia Nuñez/ Flickr.com)

La levodopa es un químico muy importante que se utiliza en el tratamiento del Parkinson, el cual es suministrado por medio de los medicamentos convencionales, pero esta sustancia también la contienen las habas y los frijoles. El consumo frecuente de estas legumbres puede mejorar algunos síntomas que se presentan con esta enfermedad, estimulando la sensación de bienestar al producirse la liberación de dopamina. De esta manera se puede afirmar que los pacientes con Parkinson deberán incluir estos alimentos en su dieta diaria, para que de esta manera le ayuden a mejorar su salud.

Antioxidantes

(Foto: VICTOR VETANCOURT/ Flickr.com)
(Foto: VICTOR VETANCOURT/ Flickr.com)

Las propiedades antioxidantes que se encuentran presentes en una buena cantidad de alimentos pueden llegar a combatir el proceso de oxidación y frenar en gran medida el desarrollo de la enfermedad. Por este motivo una dieta rica en antioxidantes será muy importante en el tratamiento de los pacientes con la enfermedad de Parkinson; se recomienda entonces el consumo frutillas, arándanos, tomates, zanahorias, uvas, brócoli, moras, nueces, así como alimentos que contengan vitamina C, E, y selenio.

Tai Chi

(Foto: Dave Irving/ Flickr.com)
(Foto: Dave Irving/ Flickr.com)

Esta es una técnica que combina tanto el ejercicio físico como la concentración, así los pacientes se relajan y se les facilita tanto la flexibilidad muscular como el equilibrio y la fuerza.

Gingo Biloba

(Foto: Pilar Nieto Montero/ Flickr.com)
(Foto: Pilar Nieto Montero/ Flickr.com)

Esta es una planta medicinal que beneficia mucho la salud. En el caso específico del Parkinson es muy recomendada puesto que mejora la circulación sanguínea, fomenta la oxigenación y la irrigacion sanguínea del cerebro fortaleciendo su capacidad.

Masajes

(Foto: Gloria Palace Thalasso/ Flickr.com)
(Foto: Gloria Palace Thalasso/ Flickr.com)

Estos se recomiendan especialmente para tratar el endurecimiento de los músculos, para aumentar la movilidad y permitir estados de relajación. Los masajes son muy positivos ya que no tienen efectos secundarios que sean dañinos para la salud de quien los practique, además aportan muchos beneficios a los pacientes con la enfermedad de Parkinson.

Coenzima Q10

Q10
(Foto: farmashopingtarragona1/ Flickr.com)

Esta es una enzima natural del organismo humano y en el caso de los enfermos de Parkinson se presentan niveles bastante bajos, por lo que es muy importante obtener los niveles adecuados. Esta se puede consumir mediante suplementos naturales, los cuales se pueden encontrar en tiendas naturistas y farmacias.

¡No lo olvides…!

Los tratamientos para el Parkinson simplemente son para controlar los síntomas, no existe un tratamiento que cure la enfermedad. Si realizas alguno de los tratamientos naturales que vimos anteriormente en combinación con los medicamentos que tomas de forma habitual, puedes llegar a tener una mejor calidad de vida por mucho más tiempo, puesto que estos tratamientos retrasan los daños que puede ocasionar a nivel cerebral.

Categorías: Cuidado del cuerpo Etiquetas:
Te puede gustar