4 Remedios naturales para fortalecer el cabello

Recuerda no aclarar la mascarilla de huevo con agua caliente para que este no se cocine en tu pelo

Sin duda, el cabello es una de las partes del cuerpo más importantes ya que tiene principalmente un valor estético. No obstante, no basta únicamente con que luzca bien en todo momento. Es muy importante también cuidarlo, sobre todo para evitar algunos de los problemas más comunes al respecto. En este sentido, la caída del cabello suele ser muy común, tanto en hombres como mujeres. Es por ello que te sugerimos algunos remedios naturales para fortalecer el cabello.

En realidad, las siguientes ideas son muy sencillas y prácticas de realizar en casa, por lo que no tendrás ningún problema en ponerlas a prueba. De todas formas, es importante tener en cuenta que el cabello es una zona muy sensible, por lo que si tenemos problemas serios o constantes sería mejor consultar a un especialista. Los dermatólogos son los indicados para atenderte y darte soluciones.

Grenetina

La grenetina es un producto que es muy popular ya que con él se producen gelatinas. A grandes rasgos, la grenetina es una proteína que se encuentra en el colágeno de huesos, pieles y cartílagos de algunos animales. Por supuesto, como te habrás dado cuenta, la grenetina ayuda a fortalecer nuestro cabello, gracias a que contiene una buena cantidad de colágeno. Por si fuera poco, además de ser útil para nuestro cabello también fortalece nuestras uñas.

Cabello (1)

La mejor forma de fortalecer nuestro cabello con grenetina es agregar una bolsa pequeña de esta proteína en la botella de champú que utilicemos diariamente y agitarla hasta que todo quede bien mezclado. Esto se debe de aplicar normalmente, enjuagando al final. Pero si deseas obtener mejores resultados, la recomendación es disolver la grenetina en media taza de agua tibia y aplicarlo sobre el cabello para posteriormente enjuagarlo.

Aceite de oliva

Como sabemos, el aceite de oliva tiene propiedades muy interesantes que son de gran ayuda para remediar distintas cosas. En este caso, el aceite de oliva también ayuda a fortalecer el cabello. Igualmente, provoca que el cabello se deje de ver opaco, dando brillo y humectándolo. Para lograrlo tan solo basta agregar dos cucharaditas de aceite sobre tu cabello seco antes de ducharte.

Es importante que te coloques una gorra de baño para que el aceite actúe sobre tu cabello. De hecho, el vapor del baño ayuda también para que el aceite penetre mejor en todo tu cuero cabelludo. Después de aproximadamente unos diez minutos te deberás de guitar la gorra y enjuagar tu cabello de manera normal. Puede usar champú e incluso acondicionador.

Miel

Miel nervios

La miel es otro producto de origen natural que es de gran ayuda para el cabello débil, quebradizo o que se cae con facilidad. Debido a su nutrientes, la miel fortalece y da cuerpo al cabello. En este caso puedes agregar un poco de miel sobre tu cabello y esparcirla por él ayudándote de las yemas de tus dedos. Si deseas puedes dar un ligero masaje para que la miel penetre profundamente.

Después de unos 15 o 20 minutos, que es momento adecuado para que actúe la miel, deberás quitarla con agua tibia o caliente. Por lo tanto, lo mejor es darte una ducha, utilizando tu champú regular. Como dato curioso, usar diariamente miel también te puede aclarar el cabello o dotarlo de destellos. De hecho este producto se utiliza en algunos champús comerciales para producir el mismo efecto.

Huevo

Por increíble que parezca, los huevos son una opción más para fortalecer y embellecer nuestro cabello. Esto se debe a que el huevo es rico en vitaminas E y D, las cuales son fundamentales para fortalecer tanto cabello como las uñas. Aunque dichos beneficios los podemos obtener cuando consumimos este producto, lo cierto es que también podemos lograr mejores resultados si es que lo aplicamos directamente sobre el cabello.

En la clara del huevo también hay vitaminas, aunque el 90% de su peso corresponde a agua.
En la clara del huevo también hay vitaminas, aunque el 90% de su peso corresponde a agua.

Esto es muy sencillo. Solo se debe de batir un huevo crudo en un plato y después aplicarlo por todo el cuero cabelludo, dando un ligero masaje con las yemas de los dedos para que este penetre mejor. Lo debes de dejar actuar por unos 15 minutos para posteriormente enjuagarlo. Es muy importante que esto último lo hagas con agua fría o tibia, pero nunca con agua caliente. Por supuesto, puedes utilizar algún champú y acondicionador para que elimines por completo cualquier rastro de huevo.

Te puede gustar