Remedios naturales para paliar los síntomas de la apendicitis

Aunque estos remedios pueden ayudarnos a paliar los síntomas, no son la solución a la apendicitis. Son solo un complemento. Siempre deberemos recurrir a un profesional de la salud para tratarla adecuadamente.

La apendicitis es la inflamación del apéndice. El apéndice es una pequeña bolsa que se encuentra unida al intestino grueso, en la parte inferior derecha del abdomen. Su inflamación debe ser tratada con sumo cuidado. De lo contrario, podría requerir una intervención quirúrgica de emergencia.

La apendicitis ocurre cuando las heces fecales, un cuerpo extraño o tumor bloquean el apéndice. Podría deberse también a una infección.

Esta hinchazón puede ocasionar síntomas incómodos. Entre ellos, podemos mencionar dolor abdominalque podría hacerse más severo con el paso de las horas. En algunos casos, puede ir acompañado, además, de náuseas, vómitos, fiebre, dificultades para expulsar los gases y diarrea o estreñimiento. Los niños suelen perder el apetito. Con estos remedios naturales que te sugerimos, podrías aliviarlos. 

No consumas alimentos sólidos

Batidos de colores

Como se explicó antes, una de las causas de la apendicitis es la obstrucción en el apéndice. Por ello, es ideal evitar consumir alimentos sólidos e ingerir abundante agua durante los primeros días de padecimiento.

En estos casos, la mayoría de médicos recomienda limpiar el intestino grueso. De ahí que debamos consumir tanto líquido como nos sea posible. Sería perfecto beber solo agua. (Cualquier otro líquido podría ser perjudicial si se consume en cantidades indebidas.) Para evitar una reacción que pueda influir desfavorablemente en nuestro estado, es preferible que el agua esté templada.

 ¿Deseas leer más información? No olvides visitar: 8 señales de que debes tomar agua inmediatamente

Túmbate boca arriba

Con el fin de contrarrestar el dolor causado por la apendicitis, presiona el lugar afectado y túmbate boca arriba. Debes evitar cualquier movimiento brusco o que requiera esfuerzo físico.

En caso de que necesites moverte, pide ayuda y cambia de posición con mucho cuidado. Así, evitarás que el dolor se intensifique. No olvides que lo más importante será seguir las indicaciones de tu médico.

Mantenerse boca arriba puede resultar molesto después de varias horas o de un par de días. Sin embargo, es muy conveniente que lo hagas. Si estuvieras obligado a adoptar otra posición, podrías auxiliarte de almohadas para descansar parte del peso de tu cuerpo. En tal caso, deja que sea otra persona quien te las acomode. Recuerda que no debes hacer movimientos bruscos.

Toma jugos vegetales

jugo-zanahoria-y-ajo

Los jugos vegetales son muy útiles para paliar los síntomas de la apendicitis. Estos jugos podrían ser perfectos para adquirir los nutrientes que necesitas. Sus beneficios serán especialmente notables si, siguiendo estas indicaciones, hubieras reducido al mínimo o completamente la ingestión de alimentos sólidos.

Así las cosas, la receta que te presentamos a continuación sería un magnífico complemento de las indicaciones del médico.

Ingredientes

  • ½ vaso de jugo de remolacha (100 ml)
  • ½ vaso de jugo de pepino (100 ml)
  • 1 ½ vaso de jugo de zanahoria (300 ml)

Preparación

Mezcla todo y consume este jugo dos o tres veces al día.

Además de ser sumamente sano, tiene un sabor agradable. El poder depurativo de ingredientes como el pepino, nos ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo.

Aprovecha las propiedades de las plantas medicinales

Se sabe que las plantas constituyen uno de los medios más efectivos en el tratamiento de muchas afecciones. De ellas, las que poseen propiedades antibacterianas son las mejores para atenuar los síntomas iniciales de la apendicitis.

Entre las más indicadas para este fin, se encuentran:

  • La menta
  • El tomillo
  • La tila
  • El romero

Adquirirlas, conservarlas e incluirlas en tu dieta es muy sencillo. Si aún no las consumes con frecuencia, te recomendamos tomar la que prefieras una vez al día.

Acupuntura

Tratamiento de acupuntura

La acupuntura puede ser de gran ayuda para aliviar los síntomas de la apendicitis. Para que esta sea una opción factible, el abdomen no puede estar muy contraído. La temperatura del cuerpo tiene que ser también la adecuada.

En este sentido, es importante que busques la ayuda de un profesional. No es recomendable seguir guías sobre acupuntura en internet ni ponerse en manos de alguien sin experiencia. Este es un tipo de práctica que requiere de una precisión y una concentración máximas. Debes asegurarte, además, de que sea buena la limpieza del lugar elegido para aplicártela.

Cataplasma de barro

El cataplasma de barro alivia la inflamación, el dolor e, incluso, la infección que podría ser causa de la apendicitis. Consiste en sumergir la mitad del cuerpo en una gran cantidad de barro. Su frialdad característica relajará las articulaciones y aliviará el dolor intestinal. Todo ello, facilitará tus movimientos.

Además de ser muy efectivo en el tratamiento de esta afección, el barro es muy económico. Sin duda, esta es otra de sus ventajas. En cambio, su principal desventaja es la dificultad que supone encontrar el lugar donde aplicarse el cataplasma.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Te duelen las articulaciones? ¡Estas podrían ser las causas!

Resultados contraproducentes de la falta de tratamiento

Tratar la apendicitis a tiempo es crucial.

En ocasiones, podría parecer que el padecimiento comienza a desaparecer. Nada hay más lejos de la realidad. Aunque el dolor remita, el riesgo de que se perfore el apéndice es muy alto. Si no prestas atención a estas señales, podrías terminar padeciendo un cuadro grave de infección de los órganos internos.

Ten presente que estos remedios naturales te ayudarán a aliviar los síntomas de la apendicitis. En ningún caso, son la única solución. Ante los síntomas de la apendicitis, es fundamental acudir al médico y seguir todas sus indicaciones.

  • Sarosi GA. Appendicitis. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016: chap 120.
  • Wolfe JM, Henneman PL. Acute appendicitis. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014: chap 93.