Remedios naturales para la gastritis

24 julio, 2014
Un remedio puede ser tanto una sustancia como una acción que se toma para aliviar una molestia. A continuación te revelaremos algunos remedios para aliviar la gastritis.

Los remedios naturales son una buena forma de complementar el tratamiento, previamente pautado por el médico, de diversas enfermedades, como la gastritis. Ahora bien, el hecho de que se trate de remedios no significa que se trate de líquidos desagradables o poco atractivos.

En el caso de los remedios que te presentamos a continuación, en su mayoría, se trata de diversas bebidas que puedes preparar tú mismo con ingredientes de uso común en la cocina. 

La relación con los hábitos alimenticios

La gastritis es un trastorno de la mucosa estomacal que se produce cuando esta se inflama. Las lesiones pueden ser crónicas o agudas y hay diferentes causas para su aparición, desarrollo y reincidencia.

En relación a los hábitos alimenticios, esta enfermedad puede estar ocasionada por no llevar un orden en las comidas, saltarlas o espaciarlas por largos periodos de tiempo.

Por otra parte, el consumo excesivo de bebidas con alto contenido de cafeína, las bebidas alcohólicas y el uso imprudente de condimentos, salsas y picantes, así como preparaciones ricas en grasas son causas comunes de gastritis.

Por supuesto, los hábitos alimenticios no constituyen una causa aislada. El estrés crónico, la ingesta de ciertos fármacos, la acción de ciertos organismos (parásitos, virus, bacterias) y otras enfermedades pueden influir en la inflamación de la mucosa estomacal y provocar un cuadro de gastritis.

Remedios naturales para la gastritis

Los siguientes remedios naturales están directamente relacionados con el mantenimiento o creación de mejores hábitos alimenticios; por lo que ayudan, en gran medida, tanto a aliviar los síntomas de la gastritis como a modificar para bien la forma de comer.

1. Aguas e infusiones

  • Añade una cucharada pequeña de semillas de linaza en una taza de agua hirviendo. Deja reposar 12 horas, cuela y bebe luego de las comidas. La linaza sirve para tratar varias afecciones en el aparato digestivo.
  • Disuelve un poco de zumo de limón en un vaso de agua tibia y bebe después de comer. El estómago “detecta” la acidez del limón y deja de producir jugos gástricos, lo que reducirá el dolor. Además, el limón es un excelente cicatrizante y sanará las úlceras o lesiones estomacales.
  • Cuece un puñado de arroz en medio litro de agua. Cuando esté listo, cuela y deja enfriar el agua. Bebe hasta tres veces al día.
  • Coloca en una taza de agua hirviendo media cucharadita de hinojo, media de comino y media de anís. Tapa y deja refrescar. Cuela y bebe luego de comer.
  • Vierte en una taza de agua hirviendo una cucharada de semillas de eneldo. Deja refrescar tapado y bebe tres tazas al día durante tres días seguidos.
  • Prepara un té rooibos o una infusión de manzanilla y bebe después de cada comida.
  • Hierve un litro de agua con tres ramas de estragón fresco por 10 minutos. Cuela, tapa y bebe una taza después de cada comida.
  • Hierve por 10 minutos una cucharada de jengibre y otra de malvavisco en tres tazas de agua. Añade una cucharada de ulmaria, deja reposar, cuela y bebe tres veces por día.

2. Batidos y zumos

  • Licúa ¼ cebolla blanca, medio litro de zumo de naranja, cuatro hojas de chaya y una penca de aloe vera de unos 6 cm. Bebe dos veces por semana durante un mes.
  • Bebe ¼ taza de zumo de sábila (gel de aloe vera) tres veces por día. El aloe sirve para cicatrizar y sanar las paredes estomacales, además de ser antimicrobiano.
  • Licúa media patata grande, una zanahoria y dos ramas de apio (todo crudo y pelado). Bebe al momento, siempre en ayunas y repite a diario durante, al menos, un mes.
  • Licúa unos trozos de papaya y plátano junto a una taza de bebida de avena. Bebe después del desayuno. 
  • Lava, pela y corta en rodajas 1 patata. Colócala en la licuadora con un vaso de agua, cuatro almendras, cuatro dátiles sin carozo y un plátano pelado. Bebe un vaso tres veces a la semana.

Otras recomendaciones

  • A las bebidas mencionadas anteriormente, no se les debe añadir azúcar ni ningún otro tipo de ingrediente.
  • Toma una cucharada de aceite de oliva en ayunas.
  • Evitar comidas copiosas. La moderación es la clave para la mejoría de la condición.
  • No comer apresuradamente, ya que esto produce gases e impide que se realice una buena digestión.
  • Mientras se come, si se tiene sed, lo mejor será beber sorbos pequeños de líquido.
  • Evitar beber agua fría ‘de golpe’ antes, durante o después de una comida.
  • Una vez finalizada la comida, se puede tomar una infusión de manzanilla o cualquier otra de las anteriormente indicadas, para ayudar al estómago a digerir la comida.

Recuerda que estos remedios naturales son formas de complementar el tratamiento farmacológico pautado por el médico tratante. De ninguna manera se recomienda tratar la gastritis exclusivamente con remedios, ya que no solucionarán el problema.

Te puede gustar