Remedios naturales para la Inflamación

Daniela Navarro · 7 diciembre, 2019
¿Sabías que una alimentación adecuada puede ayudarte a combatir los procesos inflamatorios? Para obtener mejores resultados se recomienda combinarla con terapias de frío y calor y otros tratamientos tópicos

La inflamación es, por lo general, una reacción de nuestro cuerpo ante la actividad del sistema inmunológico. Al igual que la fiebre es un síntoma indicativo del malfuncionamiento de ciertos órganos, la aparición de lesiones e infecciones o el ataque de bacterias y otros patógenos que aparecen en el cuerpo.  Ciertos remedios caseros pueden ayudarnos a mejorar este síntoma. En este artículo te propondremos Remedios naturales para aliviar la inflamación.

Los remedios que se exponen a continuación no sustituyen la aplicación de un tratamiento médico. Consulta con tu médico si la inflamación es grave y persiste con el tiempo.

Remedios naturales para aliviar la inflamación.

La inflamación se manifiesta como un enrojecimiento e hinchazón del área afectada que puede causar dolor, calor y pérdida de la movilidad. Sus causas son muy variadas, puede incluso estar asociada a enfermedades crónicas como el reumatismo o sencillamente a ciclos naturales como la menstruación. A continuación te proponemos algunos remedios para aliviar la inflamación con productos naturales.

  • Caléndula

La caléndula es una planta de la familia de las asteráceas. Posee hermosas flores amarillas, lo cual la ha vuelto muy apreciada como planta ornamental. La caléndula es conocida por sus efectos antiinflamatorios.

De hecho, la investigación ha confirmado su efecto antiinflamatorio especialmente en modelos animales. Así lo confirma un estudio publicado en 2011 sobre el uso de la caléndula brasileña contra la inflamación. Se usa como emplasto de tallos y hojas para irritaciones, heridas y eczemas y sus flores en infusión alivian los cólicos menstruales.

  • Infusión de Manzanilla

Foto: Antonio Patiño/Flickr

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Así lo confirma un estudio publicado en 2009 por la revista Life Sciences. Además, se usa en infusión para aliviar problemas de digestión. Se recomienda poner a hervir la planta, y tomarse este té caliente 3 veces al día.

  • Té de Jengibre y canela

Tanto el jengibre como la canela poseen propiedades antiinflamatorias. La ingestión diaria de este té puede ser muy útil para aliviar malestares estomacales, estimular el sistema inmunológico y evitar la inflamación.

  1. Pon a hervir el agua y, cuando esté bien caliente, añade unas rodajas de jengibre y dos ramitas de canela.
  2. Deja el té reposar durante 10 minutos.
  3. Añade el zumo de medio limón y  endúlzalo al gusto.
  • Terapia de frío y calor

Una técnica para aliviar las inflamaciones, es la terapia de frío y calor. Se remoja un paño en agua fría con hielo y otro en agua caliente y se va aplicando cada uno por separado, en la zona afectada de 10 a 20 minutos.

Recuerda que estos remedios no sustituyen la aplicación de un tratamiento médico. Si la inflamación es grave, debes acudir al médico cuanto antes.