Remedios naturales para la presión alta

Yamila Papa 29 agosto, 2014
Además del chocolate negro, el ajo y la avena, existen otros alimentos y plantas naturales capaces de ayudar a combatir la presión arterial alta. 

Existen varias formas de combatir la presión alta además del llevar a cabo el tratamiento farmacológico pautado por el médico. En este sentido, la medicina natural viene a suponer un complemento de gran utilidad. Por supuesto, a esto se le debe sumar un estilo de vida saludable consecuente.

Una vez que el médico ha diagnosticado al paciente con hipertensión será necesario que este tome las medidas necesarias tanto para evitar que la presión arterial se eleve como para tratarla adecuadamente en el momento en el que ocurra.

Ahora bien, los remedios naturales que te propondremos no constituyen por sí solos una solución al problema sino una ayuda complementaria. Cabe destacar que la acción de estos remedios consiste en promover la micción.

Cuando se orina, se eliminan las sales del organismo, en especial, el sodio, y esto ayuda a que la presión arterial disminuya. Es importante que la persona se mantenga bien hidratada para no causar ningún tipo de descompensación perjudicial para el organismo.

Remedios contra la hipertensión que son naturales

Hipertensión, un conjunto de factores

La hipertensión está causada por diversos factores, no solo por la ingesta excesiva de sal. Sin embargo, una alimentación desequilibrada y una mala hidratación influyen significativamente en la elevación súbita de la presión arterial en personas con tendencia a ello.

Dado que la presión arterial alta puede causar daños renales graves a largo plazo, resulta importante prestarle atención tanto a la hidratación como a la micción. 

Además de la ingesta de agua promedio, es recomendable que el paciente hipertenso procure beber zumos naturales, caldos bajos en sal e infusiones no azucaradas.

Asimismo, deberá evitar el consumo de ciertas bebidas como: alcohol (en grandes cantidades), café, té, bebidas azucaradas, carbonatadas y energizantes.

Te puede interesar: 7 maneras de tomar más agua

Síntomas de presión arterial alta

  • Fatiga.
  • Mareos.
  • Rubor facial.
  • Nerviosismo.
  • Dolor de cabeza.
  • Pulso acelerado.
  • Sangrado nasal.
  • Zumbidos en los oídos.
  • Sudoración excesiva.
  • Respiración entrecortada.
  • Dificultad para conciliar el sueño o insomnio.

Es necesario recordar que las personas con presión alta deben cuidarse durante toda su vida y no solamente después de cierta edad. Si bien es cierto que la presión arterial alta suele ser más común en personas con más de 30 años, hay jóvenes por debajo de ese límite que pueden padecerla.

Remedios naturales para la presión alta

Bebidas en ayunas

Las siguientes bebidas naturales pueden ayudar a bajar la presión alta, así como nutrir el organismo. En su mayoría, están conformadas por ingredientes muy fáciles de conseguir (tanto en nuestra cocina como en el supermercado) y, por otra parte, son de sencilla realización.

El zumo de limón diluido en abundante agua es uno de los remedios más populares para combatir la hipertensión, sin embargo, se puede preparar de otra manera, para variar. Se corta un limón en rodajas, sin retirar la cáscara ni las semillas, se añade un puñado de perejil fresco y se procesa en la licuadora hasta obtener una mezcla homogénea.

En un recipiente coloca una cebolla pequeña troceada, siete dientes de ajo y el zumo de un limón. Añade agua hasta que todos los ingredientes estén cubiertos y deja reposar toda la noche. Por la mañana cuela y bebe en ayunas durante nueve días seguidos.

El agua de berenjena es otra de las bebidas que, si se toman de forma regular, en ayunas, pueden ayudar a tratar la hipertensión. Para prepararla se deben cortar una berenjena, sin pelar, colocarla en la licuadora con un vaso de agua y procesar hasta obtener una mezcla homogénea. Se puede colar y beber en ayunas hasta 10 días consecutivos.

La infusión de espino blanco también es muy beneficiosa para los casos de hipertensión. Se recomienda beber, como máximo, 2 tazas diarias. Se puede combinar esta infusión con una cucharada de tila, cola de caballo, abedul e hinojo.

Otro remedio natural muy fácil de preparar es el siguiente: hervir dos hojas de guanábana y dos de naranja en medio litro de agua, durante diez minutos. Luego retira del fuego y deja que se enfríe. Bebe este té después de colarlo, hasta 2 tazas diarias.

Los batidos verdes caseros ayudan a no deshidratarse.

Otras bebidas

  • El apio es un excelente aliado contra la hipertensión puesto que tiene propiedades diuréticas que favorecen la micción.
  • Las frutas con un alto contenido de agua, también son muy recomendables, tanto en batidos como en jugos, siempre y cuando se preparen con muy poca azúcar añadida (o mejor, ninguna). Asimismo, un batido que contenga vegetales ricos en agua, como el pepino, puede beneficiar en el día a día.
  • Los licuados verdes con espinacas también son una excelente opción en caso de presión arterial alta. En particular, se recomienda tomar, cada 3 días, un licuado de espinacas, una cucharada de miel, un poco de zumo de un limón y un vaso de agua.
  • Siempre y cuando se beban poca cantidad, bebidas como el té verde, el té blanco y el rooibos pueden ayudar a promover la micción y, con ello, disminuir la presión arterial alta.
  • Otra bebida natural muy favorable para la hipertensión viene a ser la siguiente: hervir un litro de agua con un puñado de hojas de olivo, colar, almacenar en un recipiente de vidrio y beber, al día, 2 vasos.

Recuerda, los remedios aquí mencionados NO constituyen una solución por sí solos sino una ayuda complementaria para tratar la presión alta. No debes desestimar las indicaciones de tu médico ni tampoco prescindir de un buen control de tu presión arterial. ¡Tu salud es importante!

Te puede gustar