Remedios naturales para la sudoración en la menopausia

Para aliviar este síntoma de la menopausia puedes beber infusiones, evitar las bebidas con cafeína y ayudarte del ejercicio físico. Descubre más consejos en este post

Uno de los peores síntomas de la menopausia son los molestos calores y la sudoración. Normalmente se presentan por la noche o en aquellos momentos en los que se está realizando algún tipo de actividad diaria. Estos trastornos son un síntoma común de esta etapa de la mujer debido a los cambios hormonales que vienen con ella.

Por supuesto, cada mujer experimenta de forma diferente los síntomas de la menopausia pero estos suelen ser habituales. Por eso hoy te queremos compartir los mejores remedios naturales para reducir y tratar la sudoración en la menopausia, y de paso acabar con esos calores tan molestos que impiden un buen descanso en la noche.

Soja

La soja es uno de  los mejores alimentos para consumir durante la etapa de la menopausia. Sus propiedades —y uno de sus derivados, la lecitina— favorecen de diferentes formas la salud de la mujer en este ciclo. La soja es idea para reducir los molestos calores nocturnos de la menopausia, pero además reduce la pérdida de la masa ósea, mejora la salud del corazón y regula la insulina.

Infusión de tilo

La infusión de flor de tilo, conocida popularmente como ‘tila’, es ideal para reducir los sofocos y sudoración nocturna durante la menopausia, ayudando además a conciliar el sueño y a relajarse frente a los posibles síntomas psicológicos que se puedan padecer.

Para esto simplemente debes agregar dos cucharaditas de flor de tilo en una taza de agua caliente, dejas reposar 5 minutos y la bebes antes de ir a descansar.

Salvia

La salvia es empleada como tratamiento para reducir los sudores y sofocos propios de este ciclo de la mujer. Entre otras mejoras, alivia la acidez estomacal y también se utiliza para las molestias relacionadas con el ciclo menstrual. 

salvia Fernando Stankuns

Tendrás que poner a hervir un litro de agua y posteriormente agregarle tres cucharadas de salvia. Se deja reposar durante 10 minutos bébelo preferiblemente después de las comidas.

Hamamelis

Quizá esta planta americana no es tan conocida pero es perfecta para aliviar los molestos sofocos nocturnos. Además, sus hojas contienen flavonoides y taninos, principios perfectos para ayudar a los problemas circulatorios. Lo único que debes hacer es añadir unas cuantas hojas secas de la planta en una taza de agua caliente, la dejas reposar y la bebes 2 veces al día.

Bebida de salvia, apio y limón

Por si no basta sólo la infusión de salvia para calmar los sofocos y la sudoración durante la menopausia, esta poderosa bebida seguramente te hará efecto, ya que combina el poder de la salvia con las propiedades medicinales del apio y el limón.

El apio es un aliado para combatir la sudoración en la menopausia
El apio es un aliado para combatir la sudoración en la menopausia por sus propiedades, entre las que destacan los flavonoides y la fibra

Puedes leer: 5 increíbles beneficios del apio que tú desconocías

¿Cómo hacerlo?

Trocea el apio y el limón, sin quitarles la cáscara pero sin los extremos. Colocar en una olla con agua la salvia, el limón y el apio, dejando hervir por 10 minutos. Una vez esté lista, se deja reposar otros 10 minutos, se cuela y se bebe al menos tres vasos durante el día.

Te interesará: Aprende a preparar infusión de salvia y conoce sus beneficios

Otros consejos para la sudoración en la menopausia

  • Procurar usar ropa cómoda hecha en fibra natural como por ejemplo algodón, lino, entre otros. Incluso si es posible, las sábanas también deben ser en este tipo de materiales
  • Mantén los espacios de la casa ventilados
  • Evitar visitar lugares muy húmedos o muy calientes, ya que estos sitios pueden fomentar la aparición de los calores y la sudoración
  • Al sentir sudoración y calores, es bueno envolver unos cubitos de hielo en un paño y pasarlos suavemente sobre el cuello, sin aplicar directamente
  • Realizarse a la semana un masaje corporal utilizando aceite esencial de lavanda, ya que éste ayuda a equilibrar el organismo
  • Tomar al menos dos litros de agua al día, preferiblemente con hielo para que sea más refrescante
  • Realizar al menos30 minutos de ejercicios diarios, como por ejemplo caminar, correr, nadar, entre otros
  • Evitar ingerir en exceso alimentos como el café, las bebidas energizantes o cualquier bebida que contenga cafeína. También se debe reducir el consumo de alimentos grasosos, lácteos, especias y alimentos picantes
  • Mantener el peso equilibrado, ya que el sobrepeso y la obesidad la hacen más propensa a sufrir de sudoración y calores excesivamente
  • Tomar un baño de agua tibia antes de acostarse, para sentirse más fresca y conciliar mejor el sueño
  • Nelson, H. D. (2008). Menopause. The Lancet. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(08)60346-3
  • Lobo, R. A., Davis, S. R., De Villiers, T. J., Gompel, A., Henderson, V. W., Hodis, H. N., … Baber, R. J. (2014). Prevention of diseases after menopause. Climacteric. https://doi.org/10.3109/13697137.2014.933411
  • de Villiers, T. J., Hall, J. E., Pinkerton, J. V., Pérez, S. C., Rees, M., Yang, C., & Pierroz, D. D. (2016). Revised global consensus statement on menopausal hormone therapy. Maturitas. https://doi.org/10.1016/j.maturitas.2016.06.001