Remedios naturales para la tos nerviosa

La tos puede ser síntoma de muchas enfermedades, y lo más habitual es sufrirla cuando estamos resfriados, pero en algunos casos hay personas que sufren habitualmente de tos nerviosa, una tos seca, sin mucosidad, repetitiva e irritante que puede llegar a ser muy molesta, y cuya causa es posiblemente nerviosa u emocional.

En este artículo te explicamos en qué consiste esta tos, cómo identificarla y qué remedios y plantas medicinales nos pueden ayudar a tratarla de manera natural, así como las maneras más eficaces de tomarlos.

¿Cómo la identificamos?

Para valorar si nuestro tipo de tos es nervioso, deberíamos coincidir en los siguientes puntos:

  • No estamos sufriendo ningún problema de salud que tenga la tos como síntoma (resfriado, gripe, etc.)
  • Aparece y desaparece sin motivo aparente
  • Desaparece en épocas de relajación, vacaciones, etc.
  • La podemos sufrir de manera persistente en algunos momentos o por la noche
  • No va acompañada de mucosidad
  • Tiene efectos irritantes en nuestras vías respiratorias

¿Cuál es su causa?

Este tipo de tos no está relacionada con una enfermedad concreta, sino que más bien se origina por un problema que afecta a nuestro sistema nervioso, como por ejemplo:

  • Situación de estrés
  • Ansiedad
  • Shock o trauma emocional
  • Nerviosismo

En general, se trata de una emoción que estamos reprimiendo y que el cuerpo pone en evidencia de esta manera, por lo que además de tomar un remedio natural también deberíamos tratar esta causa, o bien con alguna terapia o ejercicio que nos ayude a relajarnos, o bien con algún suplemento que nos ayude a equilibrar nuestras emociones, como la homeopatía o las Flores de Bach.

Raíz y flores de malva

La raíz de esta planta de flores lilas que se encuentra fácilmente en los campos silvestres tiene propiedades expectorantes y emolientes, por lo cual es muy eficaz para tratar la tos y otros problemas de garganta como la afonía o la voz ronca, o también algunas enfermedades respiratorias como la bronquitis.

Además, su contenido en mucílagos suaviza e hidrata las cuerdas vocales.

infusion n_sapiens

Líquen de islandia

Esta curiosa planta con forma de musgo nos ayuda a proteger la garganta y combatir especialmente la tos seca y persistente. Nos ayuda a suavizar las vías respiratorias y a combatir la irritación que genera este tipo de tos. El líquen de Islandia también contiene mucílagos y además tiene propiedades inmunoestimulantes, por lo que es ideal para subir las defensas.

Llantén

Esta planta es bastante conocida y muy habitual en los jarabes para la tos. Además de combatir la tos nerviosa también ayuda a minimizar la ronquera y aliviar los catarros bronquiales. Se recomienda especialmente a los fumadores.

Adormidera

La adormidera o amapola blanca tiene propiedades sedantes y emolientes, por lo que combina sus efectos terapéuticos a nivel del sistema nervioso, aportándonos una relajación general, y actúa a la vez sobre nuestra garganta. Antiguamente se usaba para tratar afecciones pulmonares.

Hay que tener en cuenta que como su nombre indica tiene un ligero efecto somnífero, por lo que deberemos evitar realizar determinadas actividades durante el tratamiento, o bien tomarla por la noche.

Drosera

La drosera, una planta también habitual en los jarabes para la tos, está recomendada concretamente para la tos nerviosa o seca, de tipo espasmódico, y también para casos de inflamación de la tráquea.

Tomillo

Una planta con múltiples y excelentes propiedades terapéuticas, y además fácil de conseguir en el campo, que nos ayuda a tratar la tos irritativa y espasmódica cuando no va acompañada de mucosidad. También es muy beneficiosos en casos de bronquitis, asma, laringitis y gripe.

999447_10151789212732293_1369002404_n

¿Cómo los tomamos?

Estas plantas medicinales las podemos tomar de alguna de las siguientes maneras:

  • Jarabe: lo tomaremos según indique el producto elegido. Intentaremos que sea lo más natural y ecológico posible.
  • Infusión: tomaremos dos o tres tacitas diarias al menos durante un mes. Paralelamente podemos realizar gárgaras diariamente. Si sufrimos la tos habitualmente por la noche, las realizaremos antes de acostarnos.
  • Aceite esencial: aplicación tópica en al garganta y en el pecho, o poniendo unas gotitas en nuestra almohada antes de acostarnos

Recomendamos siempre consultar con un médico o terapeuta antes de realizar cualquier tratamiento, ya que las plantas medicinales, aunque son naturales, también tienen contraindicaciones y efectos secundarios.
Imágenes por cortesía de n_sapiens,

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar