Remedios naturales para las quemaduras de sol - Mejor Con Salud

Remedios naturales para las quemaduras de sol

Además de hidratar la piel, el aloe vera nos aporta una sensación de frescor y estimula el sistema inmunológico. Podemos mezclarlo con vitamina E para acelerar el proceso de curación

Es muy común sufrir quemaduras después de exponernos al sol, en especial en aquellas zonas que nuestro bañador no logra cubrir del todo o de la mejor manera posible. Además, si no hemos tomado todas las medidas necesarias para evitarlas, los problemas serán más serios.

Sin embargo, existen productos que nos ayudan a sanar las lesiones o, en su defecto, a minimizar las molestas sensaciones. Algunos de ellos son de origen industrial o químico, aunque también podemos encontrarlos naturales. A continuación te mostramos algunos remedios naturales para las quemaduras. No olvides que proteger nuestro cuerpo, en este caso la piel, es muy importante. De esta manera evitaremos lesiones y enfermedades tan graves como el cáncer.

Productos naturales que combaten las quemaduras

Sin lugar a dudas, el producto por excelencia para curar las quemaduras es el aloe vera, ya que mejora la hidratación de la piel y estimula el sistema inmunológico del cuerpo. El aloe vera se debe aplicar sobre la piel lastimada a temperatura ambiente o bien después de enfriarla un poco. Asimismo se puede mezclar con vitamina E pura para aliviar la irritación y acelerar la curación.

Otra opción muy efectiva es el té de manzanilla, el cual se debe de aplicar en frío en los párpados. Con esto reducirás el escozor y la inflamación. También puede preparar el té, dejarlo enfriar y aplicarlo con una esponja en las zonas quemadas.

El aceite de coco es igualmente interesante. Este es un producto contienen grandes cantidades de ácidos grasos que crean una crema hidratante que nutre la piel. Principalmente ayuda a disminuir la sensación de ardor en la piel.

Por su parte, aunque no se conozcan muy bien sus beneficios para estos casos, la lavanda es un tratamiento perfecto para las quemaduras de la piel gracias a que reduce el dolor y evita la aparición de cicatrices. Se puede utilizar mezclando algunas gotas de lavanda con agua y aloe vera, aplicándola con un spray. También puedes hacer una pasta de pepino en la licuadora y aplicarla en la piel irritada, además de unas rodajas en tus ojos.

Uno de los cosméticos más antiguos que hidratan y suavizan la piel es el agua de rosa. Para usarla es importante enfriarla antes en el refrigerador. Al igual que el agua de rosas, otra opción es la leche fría y el yogur. En el caso de este último lo recomendable es mezclarlo con aloe vera y unas gotas de lavanda.

Finalmente, el vinagre y el bicarbonato de sodio ayudan a disminuir los efectos de las quemaduras solares. El primero de estos productos es mejor mezclarlo con agua y un poco de lavanda y aplicarlo con un atomizador. Por su parte, el bicarbonato de sodio se puede utilizar en las zonas afectadas durante un baño de agua fresca haciendo una pasta con él y esencia de lavanda. Ambos refrescarán, desinflamarán y disminuirán la sensación de ardor de la piel lesionada o quemada.

Imagen cortesía de Rob!