Remedios naturales para las varices

Con estos remedios naturales podrás aliviar las molestias y mejorar la apariencia de las varices. Pero no olvides que para prevenirlas, lo mejor es evitar el sedentarismo y seguir una buena alimentación.

Las varices son venas inflamadas que se pueden ver bajo la superficie de la piel, especialmente en las piernas. No suelen mostrar ningún síntoma, pero sí pueden doler y verse afectadas por coágulos que impidan la circulación. Antes de tener que recurrir a la cirugía, te contamos qué remedios naturales para las varices puedes usar para aliviar las molestias.

Causas de las várices

Remedios naturales para las varices

Entre los factores más habituales que pueden favorecer la formación de varices se encuentran:

  • Antecedentes familiares.
  • Edad avanzada, en especial, en mujeres.
  • El sobrepeso.
  • El sedentarismo, falta de movimiento o conservar la misma postura durante mucho tiempo.

En la fase inicial se pueden tratar fácilmente con recetas naturales. A continuación te damos unas pocas recomendaciones que pueden ayudar yudar a retrasar su aparición y mejorar la apariencia de aquellas que ya existen.

Recomendaciones para evitar las várices

Varices

  • Evitar mantener la misma postura por mucho tiempo. Cuando se esté sentado, además, es recomendable no cruzar las piernas y elevar los pies.
  • Hacer ejercicio o, al menos, estiramientos para mover las extremidades.
  • Mantener una dieta sana y evitar el sobrepeso.
  • Evitar usar tacones altos y ropa ajustada en las piernas como hábito.

Remedios naturales para las varices

Con estos remedios naturales podrás mejorar la apariencia y aliviar las molestias de  las varices. Pero recuerda, que no es una cura definitiva.

1. Ajo

Cultivar ajo en casa es muy sencillo y beneficioso

El ajo suele recomendarse contra las varices por sus propiedades antinflamatorias. Si no forma parte de la alimentación habitual, se pueden machacar cuatro dientes y mezclarlos con alcohol sanitario, y aplicarlo en una compresa sobre las varices.

2. Aloe vera

Aloe vera

Lo más práctico es aplicar compresas calientes con aloe vera sobre las varices y dejarlas actuar.

3. Vinagre de manzana

Vinagre de manzana

Al igual que el aloe vera, se recomienda aplicar el vinagre de manzana en un paño húmedo y aplicarlo sobre las varices, pero sin presionar.

4. Zanahoria, vinagre y aloe vera

Zanahoria

La pomada de zanahoria, vinagre y aloe vera es fantástica, porque aúna las propiedades de los tres ingredientes. Solo hay que batirlo todo junto hasta obtener una consistencia espesa. Se aplica directamente sobre las varices, se deja actuar 30 o 40 min, y se aclara con agua fría.

Las varices pueden generar complicaciones a largo plazo. En ese caso, existen varios tratamientos tanto quirúrgicos como farmacológicos para extirpar las varices o mejorar la circulación.

Para evitar llegar a ese punto, es importante seguir las recomendaciones mencionadas.