Cómo tratar los orzuelos con remedios naturales

Elena Martínez Blasco · 27 octubre, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 19 diciembre, 2018
Recuerda que todos los instrumentos que utilices, como gasas o cuentagotas, deben estar esterilizados para evitar más infecciones. Para aprovechar al máximo los beneficios de los distintos remedios podemos combinarlos

¿Has tenido orzuelos alguna vez? No tienen por qué ser graves, pero sí que resultan muy molestos y hay que tomar algunas precauciones con ellos.

Hoy te presentamos varios remedios caseros y naturales para hacerlos desaparecer los antes posible. ¡Sigue leyendo!

Los orzuelos

Un orzuelo es una inflamación en el párpado. Está causada casi siempre por una infección de uno o más de los folículos de las pestañas en el párpado.

Una de las posibles causas de los orzuelos es el exceso de grasas. Por tanto, deberemos reducir o evitar el consumo de alimentos como los quesos, fritos, bollería, entre otros.

Eliminar orzuelos de manera natural.

Remedios naturales

Baños oculares de manzanilla

infusión de manzanilla para los orzuelos

Podemos realizar baños oculares con un recipiente especial que venden en las farmacias para el lavado de ojos:

  • Haremos una infusión de manzanilla y la aplicaremos con este recipiente. 
  • Intentaremos abrir los ojos y parpadear.
  • Es fundamental limpiar bien la bañerita antes y después de cada uso.

Colirio de agua de mar

También podemos prepararnos nosotros mismos un colirio con agua de mar. Este funcionará en cualquier tipo de infección o inflamación ocular (conjuntivitis, orzuelos, blefaritis, etc.).

  • Lo preparamos diluyendo una proporción de 1 parte de agua marina en 2,5 partes de agua dulce (de botella).
  • Realizaremos los baños con la bañera ocular tal como hemos indicado antes.

El agua de mar la podemos recoger a primera hora de la mañana, en la playa. Lo ideal es no hacerlo en la orilla. Sumergir una botella tapada y cuando la tengamos entre las rodillas, abrirla para llenarla.

  • Si tenemos dudas sobre su calidad, o bien no podemos acceder a ella, podemos comprarla en dietéticas y centros de productos naturales.

Compresas con hidrolatos

Podemos usar plantas medicinales. No obstante, como los ojos son muy sensibles, recomendamos elegir los hidrolatos ecológicos. Estos se obtienen de la destilación de las plantas en el proceso de extracción de los aceites esenciales.

Los hidrolatos con el agua restante contiene los elementos hidrosolubles de la planta, oligoelementos y una pequeña cantidad del aceite esencial. Se pueden combinar entre ellos, y se recomienda usarlos humedeciendo una compresa y aplicándola sobre los ojos cerrados.

Podemos usar:

  • Manzanilla romana (para ojos congestionados).
  • Manzanilla alemana o matricaria (para ojos irritados y congestionados).
  • Eucalipto blanco (para ojos irritados, orzuelos, conjuntivitis).
  • Aciano (para ojos cansados, enrojecidos o irritados, ojos que sufren alergias, párpados inflados).
  • Lavanda (para conjuntivitis y párpados irritados).

Compresas con semillas de linaza

Lino para los orzuelos

En este caso pondremos las semillas de lino o linaza con agua bien caliente para que desprendan los mucílagos. Estos son fibras solubles que tienen la propiedad de hincharse con el agua.

Cuando esté todavía caliente, pero a una temperatura que no nos queme, nos aplicaremos las compresas sobre los ojos cerrados. Lo haremos del mismo modo que en el caso anterior.

¿Y si tenemos orzuelos repetitivos?

Si tenemos un orzuelo podemos aplicar estos remedios. No obstante, hay personas que los sufren de manera demasiado habitual. Además, acostumbran a aparecer en el párpado superior.

En este caso se suele relacionar su aparición continuada con situaciones de cólera reprimida. Este sentimiento se relaciona con el hígado y con la vesícula.

Si éste es nuestro caso podemos recurrir a un remedio homeopático, Staphysagria 15CH.

  • Tomaremos tres bolitas debajo de la lengua cada hora, en el mismo momento que notemos las primeras molestias.
  • Iremos espaciando las dosis hasta que haya desaparecido.

Estos distintos remedios permiten que los combinemos entre ellos para mayor eficacia. Recomendamos consultar con un especialista antes de realizar cualquier tratamiento.

Imágenes por cortesía de Chickens in the Trees y Rutger

  • Bozan, B., & Temelli, F. (2008). Chemical composition and oxidative stability of flax, safflower and poppy seed and seed oils. Bioresource Technology. https://doi.org/10.1016/j.biortech.2007.12.009
  • Singh, O., Khanam, Z., Misra, N., & Srivastava, M. (2011). Chamomile (Matricaria chamomilla L.): An overview. Pharmacognosy Reviews. https://doi.org/10.4103/0973-7847.79103
  • Mello Da Silveira, S., Cunha, A., Scheuermann, G., Secchi, F. L., Verruck, S., Krohn, M., & Werneck, C. (2012). Composição química e atividade antibacteriana dos óleos essenciais de Cymbopogon winterianus (citronela), Eucalyptus paniculata (eucalipto) e Lavandula angustifolia (lavanda). Artigo Original/Original Article Rev Inst Adolfo Lutz.