Remedios naturales para los orzuelos

Gema Diez 8 septiembre, 2013
Además de ayudarnos a reducir las bolsas que aparecen debajo de los ojos, la patata también es muy eficaz para desinflamar los orzuelos y acelerar su curación

Un orzuelo es un abultamiento de color rojo y doloroso en la base de las pestañas, que por lo general aparece lleno de pus e infectado, y es muy doloroso; aunque a veces se pueden formar en la parte interior del párpado superior, cerca de las pestañas y se denomina calacio.

Aunque es una infección leve que se alivia en unos días, existen varios remedios naturales que pueden ayudar a acelerar la curación.

REMEDIOS NATURALES PARA TRATAR LOS ORZUELOS

PLANTAS MEDICINALES

Cilantro

Una compresa embebida en una decocción de cilantro y colocada sobre el ojo ayudará a reducir el dolor, la inflamación y las molestias; para ello vierte una cucharadita de semillas de cilantro y hierve en una taza de agua durante dos o tres minutos. Deja reposar y cuando haya enfriado, cuélalo y lava el exterior del ojo o coloca una compresa embebida en la infusión de 3-4 veces por día.

Hojas de acacia

Para obtener un  extracto concentrado de hojas de acacia,  se pueden hacer hervir en medio litro de agua una cuantas hojas, durante tres o cuatro minutos y el agua después de colar,  puede ser utilizada con una compresa para colocar sobre el párpado y aliviar el dolor y el malestar.

Clavo de olor

Los clavos de olor pueden ser remojados durante una o dos horas y el agua obtenida se aplica en forma de compresas para el ojo infectado; ayudará a aliviar el dolor y acelerar la curación.

Diente de león

El diente de león es un antibiótico natural que se puede beber varias veces al día, lo que ayudará a combatir la infección que causa el orzuelo; para ello vierte una o dos cucharaditas en un vaso de agua, cuando hierva.

PATATAS

Las patatas crudas tienen propiedades que ayudan a reducir la inflamación y el dolor de las infecciones; se puede realizar una pasta aplastando una o dos rodajas de patata en agua tibia. Extiende la pasta sobre un paño y aplícala de forma externa sobre el ojo afectado, para ayudar a reducir la inflamación y acelerar el proceso de curación.

PAÑO CALIENTE

Puedes aliviar el dolor producido por el orzuelo con una toallita húmeda y caliente sobre el ojo afectado y un paño caliente encima, durante unos diez minutos y repite unas tres o cuatro veces al día; aunque deberás de humedecer varias veces la toallita para mantener el calor deseado, lo que ayudará a que el orzuelo expulse el pus espontáneamente y se acelere la curación.

Imagen cortesía de César Augusto Serna Sz

Te puede gustar