Remedios naturales para los pies secos

Los pies secos son un padecimiento muy común entre los adultos. Aunque no implican como tal un problema de salud grave, son resultado de un mal cuidado de nuestros pies, por lo que pueden llegar a ser molestos y desagradables ya que tienen un mal aspecto. Por lo tanto, para lucir unos pies hermosos es necesario seguir algunos sencillos pasos para humectar nuestros pies. A continuación te presentamos algunos remedios naturales para los pies secos.

Baño de pies

Un remedio natural muy efectivo y sencillo para combatir la resequedad de nuestros pies es hacer un baño de pies. Para ello solo debes de remojar tus pies en una bandeja con agua caliente durante unos 15 o 20 minutos. Después de esto, utiliza una piedra pómez con la cual tendrás que frotar la planta, teniendo cuidado de no maltratar las zonas agrietadas. Finalmente, enjuaga tus pies y sécalos muy bien. Agrega un poco de crema humectante y ponte unos calcetines. Repite esta operación todas las noches hasta que obtengas los resultados que deseas.

Crema de aguacate y plátano

Aguacate

Otra opción natural muy fácil de preparar es una crema de aguacate y plátano. Debes de triturar en una licuadora la mitad de un aguacate y un plátano pequeño. La mezcla debe estar muy espesa para que puedas aplicarla como mascarilla en los pies. Después, envuelve tus pies con plástico que se utiliza para tapar comida (el cual se puede comprar en el supermercado) durante unos 30 minutos. Repite la aplicación de la crema tres veces a la semana hasta que obtengas los resultados deseados.

Exfoliante de limón

Antes de aplicar este remedio, es muy importante que tengas cuidado ya que el limón puede provocar ardor si tu piel se encuentra lastimada o muy agrietada. En este caso, mezcla un cuarto de taza de jugo de limón con media taza de azúcar. Humedece la piel de tus pies y aplica la mezcla dando un masaje con movimientos circulares. Por último, enjuaga tus pies y sécalos muy bien. Repite esto hasta que tu piel se renueve.

Aceite de coco

Aceite de coco

Muchas personas consideran que el aceite de coco es un excelente aliado en contra de la piel reseca. Ayuda a la piel a retener agua y a eliminar las células muertas. De hecho, el aceite de coco también sirve para fortalecer los tejidos que se encuentran debajo de la epidermis. Frota tus pies con un poco de este aceite todas las noches y después ponte unos calcetines para que sus propiedades actúen durante toda la noche. Repite esto todos los días hasta que obtengas los resultados deseados.

Crema de papaya

Además de la crema de aguacate y plátano, también puedes hacer una de papaya que igualmente es muy efectiva para la resequedad de los pies. Tritura en una licuadora un poco de papaya hasta obtener una pasta, con una consistencia parecida a la de un puré, y aplícala sobre aquellas zonas que estén resecas. La papaya renueva la piel ya que es un exfoliante natural muy efectivo. Incluso si tienes la piel lesionada puedes usarla porque no causa nada.

Te puede gustar