Remedios naturales para los riñones

Sebastián Castaño · 15 septiembre, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 6 diciembre, 2018
El médico será el encargado de decirte cuáles son los alimentos concretos que te perjudican. Además, conviene trabajar con un nutricionista para crear un plan de alimentación que satisfaga tus necesidades.

Los riñones son los órganos que se encargan de filtrar las toxinas y los minerales que se encuentran en la sangre. Eliminan los desechos y el agua adicional para producir la orina. Por este motivo son tan importantes para el cuerpo humano, y deberíamos ayudarlos a que se mantengan sanos para que puedan ejercer bien su trabajo.

La mejor forma de conocer la salud de los riñones es realizándote un chequeo médico. La enfermedad de los riñones de estadio inicial puede no presenta síntomas, por eso se necesitan análisis para detectarla.

Junto con las pautas y el tratamiento que recomiende el médico, puedes implementar hábitos de vida saludables y algunos alimentos que pueden contribuir a mantener los riñones sanos.

Cómo debemos cuidar los riñones

Consejos importantes

Para empezar, una de las mejores formas de prevenir enfermedades de los riñones es consumir suficiente agua a lo largo del día. Aunque este estudio realizado por el Hospital Victoria de London (Ontario) relaciona el consumo de más agua con un efecto beneficioso sobre la función renal, aún se desconoce si puede beneficiar a los pacientes con enfermedad renal crónica.

Por otro lado, se deben evitar las bebidas alcohólicas en la medida de lo posible. Un estudio realizado por la Universidad Soochow en China ,sugiere que el consumo elevado de alcohol aumenta el riesgo de sufrir enfermedad renal crónica. Por lo tanto, conviene no abusar de estas bebidas para que los riñones estén sanos por muchos años.

Otros estudios, como este realizado por la Universidad de Yale, plantean la posibilidad de que la elevación del oxalato pueda contribuir a la progresión de la Insuficiencia Renal Crónica y la inflamación sistémica.

Los alimentos que se deben evitar son todos aquellos que tengan altos niveles de oxalato. Por ejemplo, la remolacha, la espinaca, las acelgas, la soja, el germen de trigo, el maní y el chocolate.

No obstante, si tienes predisposición a sufrir cálculos, es muy importante que averigües de qué tipo son. El médico será el encargado de decirte cuáles son los alimentos concretos que te perjudican. Además, conviene trabajar con un nutricionista para crear un plan de alimentación que satisfaga tus necesidades.

Cuidado con los oxalatos para cuidar los riñones

Alimentos para prevenir los cálculos renales

Entre las enfermedades que pueden afectar el buen funcionamiento de los riñones están los temidos y dolorosos cálculos. En este caso es fundamental acudir al especialista para que examine la situación, el tamaño y procedencia de los cálculos.

Como no todos los cálculos son del mismo tipo, el tratamiento individual para los cálculos renales depende del tipo de cálculo. El más común se forma a partir de calcio y oxalato. Por ello, es tan importante que un médico recomiende cuáles son los alimentos que debes tomar en cada caso.

Según esta investigación realizada por el Case Western Reserve University School of Medicine (Ohio),es probable que recomiende el consumo de fruta, como los cítricos, ya que tienen un alto contenido en citrato, que es el principal inhibidor de la cristalización.

En segundo lugar, la excreción urinaria de potasio disminuye la calciuria. Muchas frutas son ricas en potasio (sandía, melón, naranja, mandarina, uvas, plátano). La sandía es una fruta que tiene mucha agua, por eso se suele recomendar en estos casos.

Sandía para los riñones

Por otro lado, el diente de león (Taraxacum officinale) se ha utilizado durante mucho tiempo en la medicina tradicional por sus propiedades diuréticas, antiangiogénicas, antirreumáticas y antiinflamatorias pero su actividad antiurolítica y sus componentes significativos no se han estudiado completamente.

En este estudio realizado por  la Universidad Islámica Azad (Irán) se han investigado y comparado las actividades anticristalización del taraxasterol, un compuesto del diente de león y su efecto antiurolítico. Sin embargo, la formación de cálculos renales no es sólo un fenómeno de cristalización, así que el efecto del diente de león requiere más investigaciones.

Magnesio para los riñones

Remedios para los riñones y los cálculos renales

 

El magnesio merece una mención a parte. Se cree que esta sustancia podría reducir la producción de los cálculos renales, según afirma este estudio realizado por el Hospital Nordsjællands (Dinamarca) . Además, sería muy buena idea consultar y aprender qué alimentos nos pueden aportar las cantidades necesarias de este mineral.

Si el médico lo considera oportuno, podremos tratar de que forme parte de nuestra alimentación diaria y así poder mantener a los cálculos lejos de nuestros riñones. Además, se deben seguir las indicaciones del especialista para el correcto tratamiento de las enfermedades renales, y tomar como apoyo a este la dieta que recomiende.

  • Geiger, H., & Wanner, C. (2012). Magnesium in disease. CKJ: Clinical Kidney Journal. https://doi.org/10.1093/ndtplus/sfr165
  • Coe, F. L., Evan, A., & Worcester, E. (2005). Kidney stone disease. Journal of Clinical Investigation. https://doi.org/10.1172/JCI26662
  • Touhami, M., Laroubi, A., Elhabazi, K., Loubna, F., Zrara, I., Eljahiri, Y., … Chait, A. (2007). Lemon juice has protective activity in a rat urolithiasis model. BMC Urology. https://doi.org/10.1186/1471-2490-7-18
  • Clark WF, Huang SH, Garg AX, Gallo K, House AA, Moist L, et al. The chronic kidney disease water intake trial: Protocol of a randomized controlled trial. Can J Kidney Heal Dis. 2017;