Remedios naturales para el mal de Párkinson

29 septiembre, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
De momento, la enfermedad de Parkinson no tiene cura, pero sí tiene tratamiento. Para poder disfrutar de una buena calidad de vida, lo más recomendable es seguir las indicaciones del médico tratante.

El mal de Parkinson es un trastorno degenerativo lento y progresivo cuyo tratamiento tiene como objetivo controlar los síntomas y procurarle al paciente la mejor calidad de vida posible. En algunos casos, además de los medicamentos prescritos, se recurre a la fisioterapia y la terapia ocupacional y, a veces, la estimulación cerebral profunda. Y cabe destacar que aún no se ha podido hallar una cura para esta enfermedad. 

Los principales síntomas de esta enfermedad son los temblores, la rigidez muscular y la dificultad para realizar movimientos.

Una vez que el paciente es diagnosticado debe seguir el tratamiento pautado por su médico. Ahora bien, es posible que, en ocasiones, el paciente desee preguntarle acerca de la posibilidad de incorporar a su tratamiento algunas medidas coadyuvantes o remedios naturales.

Llegado a este punto, debemos tener en cuenta varias cuestiones:

  1. Se han promovido varias recetas de remedios naturales para tratar el mal de Parkinson a pesar de que no tienen validez científica. En su mayoría se basan en conclusiones apresuradas de los resultados de algunas investigaciones publicadas en las que se indicaba que la evidencia hallada era insuficiente y que era necesario continuar profundizando.
  2. Ningún remedio natural puede sustituir un tratamiento médico. No es recomendable. 
  3. En caso de tener curiosidad, lo más adecuado es que el paciente consulte con su médico acerca de su uso ANTES de decidir si probarlos o no.
  4. En caso de que los pruebe, el paciente deberá tener en cuenta el punto 2 en todo momento. Además, deberá considerar el remedio como una medida más y en ningún momento como una «cura» para la enfermedad.

Remedios naturales para el mal de Parkinson

Veamos cuáles son los remedios naturales más recomendados para esta enfermedad.

Las habas y los frijoles

Habas y frijoles para el mal de parkinson

Tal y como sostiene este estudio de la Universidad de Navarra, la levodopa es un químico que se utiliza en el tratamiento del párkinson. Ahora, aunque esta sustancia se encuentra en varios medicamentos, también la contienen las habas y los frijoles. Por lo tanto, se ha pensado que el consumo de estas legumbres podría mejorar algunos síntomas.

Antioxidantes

En este artículo de revisión de López y otros (2012) se defiende que las propiedades antioxidantes de muchos alimentos podrían ayudar a combatir el proceso de oxidación y ralentizar, en cierta medida, y siempre junto al tratamiento médico, el desarrollo del mal de Parkinson.

Por este motivo, una dieta rica en antioxidantes podría ser un complemento clave en el tratamiento de la enfermedad. Aunque definitivamente no se propone como tratamiento principal.

Según este planteamiento, sería recomendable el consumo regular de alimentos como las fresas, las moras, los arándanos, los tomates, las zanahorias, las uvas, el brócoli, las nueces y alimentos que contengan vitamina C, E, y selenio.

Descubre: ¿Las frutas ayudan a eliminar toxinas?

Gingko Biloba

Gingko biloba y salud

El gingko biloba es una planta que, según se cree, podría brindar ciertos beneficios a la salud, incluso cuando se sufre de mal de Parkinson. Sin embargo, hay profesionales que sostienen que no es recomendable utilizarla.

Quienes están a favor de usarla, sostienen que mejora la circulación sanguínea, fomenta la oxigenación y la irrigación sanguínea del cerebro. Por contra, los que desaconsejan su uso, afirman que no existen evidencias que demuestren estos efectos.

En la literatura científica no se encuentran evidencias reales de que el gingko biloba mejore de alguna manera el párkinson. En todo caso, lo mejor sería evitar este remedio y continuar siguiendo las instrucciones del médico tratante.

Coenzima Q10

Tal y como afirman los investigadores Linazasoro, et al. (2009) en su artículo «Neuroprotección en la enfermedad de Parkinson: análisis a través de la metodología de informadores clave», los pacientes con párkinson tienen niveles bajos de Q10, por lo que sería muy importante ayudarles a restablecer sus niveles. Para ello, se podrían consumir suplementos.

A tener en cuenta

En definitiva, para tratar el párkinson y cualquier otra enfermedad, lo más adecuado es seguir las indicaciones del médico tratante. El uso de remedios naturales y otras propuestas que no están basadas en evidencia científica puede resultar contraproducente y, por tanto, lo mejor es no recurrir a ellos (o al menos, no sin antes consultar con el médico acerca de su uso).

  • Hurtado, F., Cardenas, M. A. N., Cardenas, F., & León, L. A. (2016). La enfermedad de Parkinson: Etiología, tratamientos y factores preventivos. Universitas Psychologica. https://doi.org/10.11144/Javeriana.upsy15-5.epet
  • Stafstrom, C. E., & Rho, J. M. (2012). The ketogenic diet as a treatment paradigm for diverse neurological disorders. Frontiers in Pharmacology. https://doi.org/10.3389/fphar.2012.00059
  • Zhao, B. (2009). Natural antioxidants protect neurons in Alzheimer’s disease and parkinson’s disease. Neurochemical Research. https://doi.org/10.1007/s11064-008-9900-9
  • Salama, M., & Arias Carrion, O. (2011). Natural toxins implicated in the development of Parkinson’s disease. Therapeutic Advances in Neurological Disorders. https://doi.org/10.1177/1756285611413004
  • Garbayo, E., Aymerich, M. S., Ansorena, E., Lanciego, J. L., & Blanco-Prieto, M. J. (2006, December). Terapias neuroprotectoras y neurorestauradoras en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. In Anales del Sistema Sanitario de Navarra (Vol. 29, No. 3, pp. 325-335). Gobierno de Navarra. Departamento de Salud.