Remedios naturales para manos y pies fríos

Elena Martínez Blasco·
29 Marzo, 2020
Además de ayudarnos con remedios externos también podemos adaptar nuestra alimentación y consumir ingredientes que nos ayuden a incrementar nuestra temperatura corporal, y practicar ejercicio físico para favorecer la circulación.

Hay personas que suelen tener siempre las manos y los pies fríos, y no solamente en invierno. En principio, no debería ser un problema por el que preocuparse, ya que es una respuesta natural del cuerpo para regular la temperatura corporal.

Sin embargo, si tienes las manos frías de forma continua, sí podría mostrar algún mensaje de alerta, por lo que en este artículo te damos algunos remedios que pueden ayudarte a tener las manos y los pies calientes de manera natural. ¡Toma nota!

Con todo, si ves que los síntomas no mejoran, puede ser recomendable visitar a tu médico porque podría tratarse de alguna dolencia más grave.

Consejos generales para las manos y pies fríos

Vamos a empezar con unos consejos generales previos para que los remedios sean mucho más efectivos. Cualquier tratamiento natural debe ser holístico, es decir, abordar el problema de salud desde todas las perspectivas posibles:

  • Evitar el sedentarismo y realizar ejercicio cada día. Puede ser algo tan sencillo como subir y bajar escaleras, caminar una cada media hora, realizar las tareas domésticas, etc. Una de los posibles síntomas de la hipertensión son las manos frías y sudorosas. El ejercicio es muy beneficioso para luchar contra esta dolencia, por lo que también podría ayudarnos a evitar tener las manos frías. Además, el ejercicio físico es muy beneficioso para nuestra circulación sanguínea, como muestran algunos estudios.
  • Eliminar el café y el tabaco. Al igual que en el caso anterior, estos son muy nocivos para los pacientes que padecen hipertensión, por eso es mejor evitarlos.
  • Añadir a nuestra dieta alimentos ricos en ácidos grasos esenciales: pescado azul, aceites vegetales de primera presión en frío, frutos secos y semillas, aguacate, etc. Estos forman parte de nuestras células sanguíneas, y por lo tanto son esenciales para una buena circulación.

Aceite de jengibre

El aceite esencial de jengibre es un producto 100 % natural que puede ayudarnos a calentar cualquier parte del cuerpo con gran facilidad. Esto se debe a que estimula la circulación sanguínea como muestran diversos estudios.

Se recomienda mezclarlo con un aceite vegetal suave (coco, almendra o sésamo), o bien con una crema hidratante habitual, y masajear cada día, una o dos veces, las manos y los pies.

Además, se puede aplicar siempre que se necesite.

Pies fríos

Platos calientes y especiados para las manos y pies fríos

Las personas frioleras pueden beneficiarse de consumir más platos de cocción lenta, en especial, en épocas de frío, cuando el cuerpo suele pedirlo de manera natural.

Se recomienda enriquecer los guisos y potajes con las siguientes condimentos, para potenciar su poder calorífico y contribuir a una mejor circulación:

Jengibre

Jengibre para pies fríos

Como hemos visto, el jengibre tiene muchos beneficios para la circulación, por eso nos puede ayudar a evitar tener las manos y los pies fríos. Su sabor medio dulce, picante y exótico, apenas se nota si se añade en pequeñas cantidades. También puede realzar platos de carne y al pescado.

Con todo recuerda que el jengibre está contraindicado para ciertas personas como las embarazadas, las hipertensas o las diabéticas, entre otras.

Canela

Canela para pies fríos

La canela de Sri Lanka, antigua Ceilán, es ideal en todo tipo de postres, bebidas calientes e incluso carnes. Una infusión caliente de canela te reconfortará en las tardes más frías. Como demuestran diversos estudios, esta tiene propiedades vasodilatadoras, lo que favorece el aumento de la temperatura corporal.

Cayena

Cayena

La pimienta de Cayena es muy picante pero también muy beneficiosa. Se debe incorporar poco a poco, para evitar que irrite el tubo digestivo.

Esta contiene capsaicina, otro potente vasodilatador como muestran numerosos estudios. Con todo, conviene no abusar de su consumo, ya que ingerida en grandes cantidades puede tener efectos nocivos al dilatar demasiado los vasos.

Curry

Platos calientes y especiados

Es una mezcla de diferentes especias picantes característica de la cocina oriental. No se recomienda abusar de ella, pero es excelente para aromatizar el pollo y el arroz.

Al igual que en el caso anterior, este también contiene capsaicina, por lo que puede ser recomendable en cantidades adecuadas.

Duchas alternas

Consiste en ducharse con agua a diferentes temperaturas, es decir, combinando agua fría y agua caliente, para, según la creencia popular potenciar la circulación de manera rápida. Lo podemos hacer en todo el cuerpo o solamente en las extremidades.

Es mejor empezar poco a poco y no forzarse a aguantar el agua fría, ya que podríamos aumentar la sensación de frío. Sí que se debe terminar con un chorro de agua fría, y a continuación frotar bien las extremidades con una toalla hasta que entren en calor. 

Otra opción en darse baños de pies con agua caliente durante 30 minutos antes de acostarse. En cualquier caso, lo ideal sería aplicarse luego el aceite de jengibre con un masaje y abrigarse bien.

Con todo, queremos aclarar que esta práctica parte más bien de la creencia popular y no de estudios científicos. De hecho, la comunidad científica se muestra dividida en cuanto a su eficacia y los estudios que se han realizado por el momento no son concluyentes al respecto.

Ver también: ¿A qué hora conviene bañarse?

Duchas alternas

Infusiones medicinales

Finalmente, enumeramos algunas plantas medicinales que podemos tomar a diario y que podrían ayudar a mejorar la circulación, dado que como hemos visto, algunas de ellas tienen propiedades vasodilatadoras:

  • Romero.
  • Tomillo.
  • Melisa.
  • Albahaca.
  • Jengibre.
  • Canela.
  • Espino albar.

Tomar algunas de estas infusiones puede estar contraindicado en caso de sufrir enfermedades cardiovasculares o seguir un tratamiento médico. Consúltalo con tu médico habitual si crees que puede ser tu caso.

Además, si los síntomas persisten, te aconsejamos que visites a tu médico porque podría tratarse de una dolencia más grave.

  • Bae KH, Go HY, Park KH, Ahn I, Yoon Y, Lee S. The association between cold hypersensitivity in the hands and feet and chronic disease: results of a multicentre study. BMC Complement Altern Med. 2018;18(1):40. Published 2018 Jan 31. doi:10.1186/s12906-018-2082-3
  • Park AY, Cha S. Effects of cold sensitivity in the extremities on circulating adiponectin levels and metabolic syndrome in women. BMC Complement Altern Med. 2017;17(1):150. Published 2017 Mar 9. doi:10.1186/s12906-017-1658-7
  • Shirooye P, Mokaberinejad R, Ara L, Hamzeloo-Moghadam M. VOLATILE CONSTITUENTS OF GINGER OIL PREPARED ACCORDING TO IRANIAN TRADITIONAL MEDICINE AND CONVENTIONAL METHOD: A COMPARATIVE STUDY. Afr J Tradit Complement Altern Med. 2016;13(6):68–73. Published 2016 Sep 29. doi:10.21010/ajtcam.v13i6.11
  • Kawatra P, Rajagopalan R. Cinnamon: Mystic powers of a minute ingredient. Pharmacognosy Res. 2015;7(Suppl 1):S1–S6. doi:10.4103/0974-8490.157990