¿Remedios naturales para mejorar la circulación?

8 mayo, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Para mejorar la circulación es recomendable apoyarse en varios buenos hábitos de vida, ya que es la suma de estos lo que viene a tener una influencia realmente significativa en el bienestar y no el hecho de tomar un remedio natural.

Cuando una persona tiene algún problema cardiovascular y sufre con regularidad molestias que afectan su vida diaria, como la retención de líquidos, es normal que se pregunte y desee saber si existen remedios naturales para mejorar la circulación.

Se han propuesto múltiples remedios para este fin. Desde infusiones de plantas hasta cataplasmas de cúrcuma y más. Sin embargo, lo cierto es que ninguno de estos remedios es capaz de solucionar o eliminar las molestias. Las soluciones mágicas no existen.

Beber dos litros de limonada al día, con jengibre y cúrcuma no ayuda a mejorar la circulación de la noche a la mañana, ni brinda nutrientes en grandes cantidades capaces de regenerar células, curar enfermedades ni mucho menos.

Solo los buenos hábitos de vida, en conjunto con el seguimiento de las indicaciones del médico, pueden tener una influencia verdaderamente positiva en la salud a corto y largo plazo.

Más que remedios naturales, lo que se necesita son buenos hábitos para mejorar la circulación

La mala circulación es un problema que afecta a muchas personas de diversos rangos de edad. Los síntomas que puede producir este problema son muy diversos, desde retención de líquidos hasta entumecimiento.

Para aliviar las molestias, sería necesario mejorar los hábitos de vida en general, mantener un estilo de vida saludable y, por supuesto, seguir las indicaciones del médico.

Muchas molestias pueden minimizarse (o bien, evitarse, según sea el caso) mediante la práctica de un conjunto de buenos hábitos, no solo buscando el apoyo de un remedio natural en concreto.

1. El ginkgo biloba

Infusión de ginkgo biloba para mejorar la circulación.

El efecto diurético de algunos alimentos podría ayudar a aliviar las molestias que causan la retención de líquidos y la hinchazón, dos problemas muy comunes cuando se sufre de mala circulación.

El ginko biloba es una de las plantas con propiedades diuréticas que pueden ayudar a aliviar la retención de líquidos y, por ende, «mejorar la circulación». Se prepararía de la siguiente manera:

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas secas de ginkgo biloba (10 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

¿Qué debes hacer?

  • Calienta el aguan durante 5 minutos.
  • Se agrega la cucharada de ginkgo biloba y se deja cocer durante un par de minutos.
  • Retira del fuego olla y cuela el líquido.
  • Bebe.

2. Diente de león

El diente de león es otra de las plantas más recomendadas como tratamiento coadyuvante para la retención de líquidos. Se preparararía de la siguiente manera:

Ingredientes

  • 3 cucharadas de diente de león (30 g).
  • 1 cucharada de alguna hierba aromática (10 g).
  • 1 litro de agua.

¿Qué debes hacer?

  • Coloca a hervir el agua.
  • Una vez transcurrido este tiempo, retira del fuego.
  • Agrega el diente de león y deja cocer durante 5 minutos.
  • Cuela y deja que se entibie un poco.
  • Bebe dos veces al día.

3. La cúrcuma

La cúrcuma es una especia a la que se le han atribuido todo tipo de beneficios, sobre todo, en relación a la retención de líquidos y la inflamación. Y si bien puede ser una opción válida para condimentar comidas o disfrutar de una bebida diferente (como la receta que veremos a continuación), no puede considerarse como un ingrediente capaz de curar una enfermedad o de proporcionar bienestar, por sí sola.

Recetas con cúrcuma para mejorar la circulación.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de cúrcuma en polvo (20 g).
  • 1 cucharadita de miel (5 g).
  • 1 vaso de leche caliente (250 ml).

¿Qué debes hacer?

  • Vierte la cucharada de cúrcuma en la leche caliente y mézclalo bien con una cucharilla.
  • Agrega un toque de miel para endulzar y bebe.

Descubre: ¿Es realmente el propóleo un antibiótico natural?

Consideraciones finales

Las bebidas mencionadas pueden ingerirse (dentro de una alimentación equilibrada, con moderación), siempre y cuando no se piense en ellas como remedios o tratamientos como tal. Tan solo constituyen una forma más de mantener una buena hidratación y de disfrutar de combinaciones de sabores y aromas diferentes.

  • Gonçalves, M. V. D. F., Feijó Filho, R. N. G., Magalhães, R. D. C., Benevenuto, J. L., Damasceno, F., & Pessoa, C. V. (2015). O ALHO E SEUS BENEFÍCIOS TERAPÊUTICOS.
  • Sueth-Santiago, V., Mendes-Silva, G. P., Decoté-Ricardo, D., & Lima, M. E. F. (2015). Curcumina, o pó dourado do açafrão-da-terra: introspecções sobre química e atividades biológicas. Química Nova38(4), 538-552.