Remedios naturales para prevenir y frenar la sordera

¿Sabías que los riñones o la mandíbula guardar relación con el sistema auditivo? Gracias a algunos masajes y remedios naturales, podemos ayudar a prevenir algunos problemas de este como la sordera

La sordera es una discapacidad sensorial que generalmente aparece y se agrava con la vejez. Sin embargo, muchas otras personas la sufren en mayor o menor medida. Esto limita negativamente su calidad de vida.

Cuando notemos los primeros síntomas es fundamental acudir al médico para que nos haga un diagnóstico y determine su causa. Así evitaremos un empeoramiento progresivo.

Entre sus causas se encuentran principalmente factores hereditarios. Ahora bien, también hay casos provocados por traumatismos o exposición a ruidos demasiados fuertes de manera habitual.

En sorderas puntuales tampoco no hay que olvidar la posibilidad de taponamientos en el oído externo o medio, infecciones u otitis.

Puedes leer: Todo sobre la otitis externa: causas, síntomas y tratamiento

Dicho lo cual, es hora de que sepas qué otros factores pueden influir en la aparición de la sordera y qué puedes hacer frente a ellos gracias a soluciones naturales. ¡Toma nota!

La sordera y el riñón

Según la medicina natural, hay cuestiones orgánicas que pueden provocar una sordera parcial y agravarse con el paso del tiempo. Una de ellas es la relación existente entre los oídos y los riñones. Incluso su forma es similar.

Los riñones y la sordera guardan una estrecha relación.

Por ello, si hemos tenido alguna enfermedad renal, tenemos tendencia a padecerlas o bien tenemos antecedentes familiares, podría ayudarnos realizar un tratamiento natural enfocado a mejorar la función de los riñones. Posteriormente evaluaremos si ha mejorado nuestra audición.

Te puede interesar: Prepara esta planta en infusión y limpia tus riñones

Los riñones son órganos que requieren que bebamos la suficiente agua fuera de las comidas y que les demos calor en épocas frías. Esto lo conseguiremos usando esterillas eléctricas o bolsas de agua caliente. Igualmente, es una buena opción abrigar bien toda la zona lumbar.

Un pH demasiado ácido

Otro motivo que puede influir en la aparición de una sordera sin causa aparente es un pH de la sangre demasiado ácido, debido a una mala alimentación, malos hábitos, estrés...

Equilibra tu pH con alimentos alcalinos

La mejor manera de equilibrar el pH es a base de alimentos alcalinos. En general, recomendamos una alimentación rica en frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos y semillas.

La dieta alcalina puede llegar a ser efectiva para equilibrar el pH.

Por el contrario, debemos vigilar los excesos de los siguientes alimentos, que tienden a acidificar el organismo:

  • Carne y vísceras
  • Marisco
  • Lácteos
  • Fritos
  • Refinados
  • Sacarosa y azúcares

Te puede interesar: Para qué sirve una dieta alcalina

La tensión mandibular

La tensión mandibular o bruxismo puede ser un factor que contribuya a provocar sordera. Esto es debido a la presión mandibular sobre la zona auditiva.

Hombre con tensión mandibular.

Para descartar esta causa, deberemos primeramente relajar nuestro sistema nervioso si estamos viviendo etapas de estrés o problemas emocionales que provoquen que por el día o la noche apretemos la mandíbula.

Masajes y terapias relajantes: una buena alternativa

Para ello, podemos valernos de masajes, terapias relajantes, flores de Bach y otras plantas medicinales como la melisa, la pasiflora o la valeriana.

Masaje en la oreja.

También podemos acudir a un osteópata craneosacral y realizar ejercicios relajantes nosotros mismos, masajeando la zona de la articulación maxilar, situada delante de las orejas, casi debajo de los pómulos.

Asimismo, dedicaremos unos minutos cada día a abrir y cerrar la boca, y moverla en todas las direcciones que podamos. Lo haremos siempre con suavidad y evitando movimientos bruscos.

Quizás te resulte útil: Descubre los increíbles beneficios que nos traen los masajes

Automasaje con aceite de sésamo

Una buena manera, sencilla y natural, de mejorar el riego sanguíneo y, por lo tanto, de tonificar la zona auricular es mediante un automasaje.

Aceite de sésamo.

Usaremos aceite de sésamo, un aceite vegetal que se emplea mucho en la medicina de la India, gracias a sus numerosas propiedades medicinales.

¿Cómo debo aplicar el aceite de sésamo?

  • Extenderemos este aceite por la oreja y a su alrededor, por delante y por detrás. Masajearemos bien, insistiendo en las diferentes partes de la oreja para darle una textura suave y elástica
  • Después, arrastraremos suavemente la piel de la zona que hay entre las orejas y las mejillas, debajo del pómulo. Finalmente masajearemos detrás y debajo de la oreja.

Echa un ojo a este artículo: Descubre las propiedades del aceite de sésamo

Ginkgo biloba

El ginkgo biloba es una planta excelente que nos puede ayudar a oxigenar y mejorar el funcionamiento de nuestra cabeza y nuestras extremidades en general.

El ginkgo biloba es una planta excelente que nos puede ayudar a oxigenar y mejorar el funcionamiento de nuestra cabeza.

Es muy conocido por contribuir a mejorar la concentración y la memoria. En el caso de la sordera, en ocasiones nos podría ayudar a prevenirla e incluso a frenar su deterioro.

Podemos tomarlo en infusión o extracto durante tres meses. Una vez pasado este tiempo, descansaremos un mes y podemos repetir el tratamiento, según los resultados.

Presta atención a este artículo: Propiedades del Gingko Biloba

¡Recuerda!

Pese a la efectividad de muchos de estos consejos, debes tener en cuenta que la sordera es un problema de salud muy grave.

Por esta razón, te recordamos que debes consultar siempre con un médico especialista antes de realizar ningún tratamiento natural.

Imágenes por cortesía de diekatrin y artfulblogger

  • Levine, J. A. (2009). Deafness. The Lancet. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(09)61995-4
  • Nance, W. E. (2003). The genetics of deafness. Mental Retardation and Developmental Disabilities Research Reviews. https://doi.org/10.1002/mrdd.10067
  • World Health Organization. (2018). Deafness and hearing loss. https://doi.org/10.1002/9780470479216.corpsy0251