Remedios naturales para quemaduras - Mejor con Salud

Remedios naturales para quemaduras

Es muy importante que coloquemos la zona afectada bajo un chorro de agua fría en cuanto nos quememos para evitar que la quemadura siga avanzando y afecte a capas más internas

Este tipo de lesión que se produce en la piel o en los tejidos internos puede ser causada por diferentes elementos tales como el aceite o el agua a altas temperaturas, pero también por la prolongada exposición al sol o el contacto con sustancias nocivas y hasta demasiado frías o congeladas. Por ello, es muy importante saber cuáles son los remedios naturales para quemaduras más eficaces y aplicarlos lo más rápido posible.

Intensidades y efectos diferentes

Teniendo en cuenta la gravedad de la quemadura, esta se puede clasificar en tres grupos: primero, segundo y tercer grado. Las primeras afectan la capa externa de la piel o epidermis, enrojece la zona pero no forma ampollas. Es la más simple de curar y de tratar.

Las quemaduras de segundo grado afectan no sólo la capa superficial, sino también la siguiente. A su vez, forman ampollas que no se pueden romper, sino que es necesario dejar que sanen solas.
Por último, las quemaduras de tercer grado destruyen los tejidos y capas más internas, producen una especie de “costras” con la piel muerta que se va desprendiendo del cuerpo.

¿Qué es lo primero que se debe hacer ante una quemadura?

Los médicos y enfermeros explican que la acción inicial en el momento en que se produce una quemadura pequeña (es decir, menos a 2 cm de diámetro en los niños o 4 cm en los adultos) es simplemente lavar con mucha agua fría. Al menos, 15 minutos y no más de 30. También se puede dejar la zona sumergida en agua hasta que se vaya la sensación de dolor.

Luego, se recomienda colocar compresas frías, pero prestar mucha atención a un error común: no usar hielo ni objetos congelados, porque restringen el flujo de la sangre y empeoran el cuadro. Los remedios caseros servirán después para que no siga doliendo o desaparezcan las marcas.

quemaduras2

Si la quemadura es mayor a lo dicho anteriormente, o bien si presenta un aspecto carbonizado y de color blanco o bien si involucra órganos internos, es preciso recibir asistencia médica de inmediato.

Recomendaciones sobre quemaduras

En primer lugar, es necesario echar un vistazo a las quemaduras por más de que sean pequeñas. Recuerda que es un área de la piel que está lesionada y que puede estar expuesta a bacterias, produciendo infecciones y dejando la zona más vulnerable a la formación de cicatrices. Si te quemas y pasados los 10 o 15 días sigue teniendo un mal aspecto, se enrojece algunas veces o presenta una ampolla con líquido oscuro, es preciso consultar con un médico.

Uno de los errores más comunes es el querer reventar las ampollas que se forman luego de quemarnos. Se trata del “escudo” estéril que desarrolla el cuerpo para mantener fuera del alcance de las bacterias a esa parte lesionada. Si abrimos la ampolla accidentalmente o con intención, se puede infectar. Para evitar que esto suceda, siempre limpiar con agua y jabón neutro y aplicar algún ungüento natural para cubrir.

Además, se aconseja beber mucha agua e ingerir una gran cantidad de vitaminas, la hidratación es vital para ayudar a que la piel se mejore. Los zumos de frutas frescas son excelentes también, así como los vegetales con gran aporte de agua, como ser el tomate.

quemaduras3

Remedios caseros para quemaduras

Los siguientes son algunas de las recetas populares, naturales y caseras que pueden ayudarte en la recuperación cuando te hayas quemado levemente:

  • Cortar algunas hojas de lechuga y añadir aceite de oliva. Aplicar sobre la zona afectada y sujetar con una gasa. Dejar actuando por dos horas, lavar bien y si es necesario, repetir al día siguiente.
  • Mezclar en un recipiente un puñado de hojas de caléndula y otro de llantén con tres cucharadas de aceite de oliva extra virgen. Freír en la sartén todos los ingredientes hasta que estén dorados. Colar y dejar enfriar. Añadir una cucharada de cera virgen. Aplicar tres veces al día.
  • Cortar un puerro en rodajas y aplicarlo en la quemadura dejando algunos minutos sujetando con una gasa. Cambiar este vendaje varias veces al día.
  • Para las pequeñas quemaduras domésticas, como ser en la cocina, en dedos y manos, existe una “receta” brasileña. Esta consiste en colocar la parte lastimada en el lóbulo de la oreja por cinco minutos, para evitar que se formen ampollas.

quemaduras5

  • Limpiar bien un puñado de flores frescas de maravilla y colocar en la zona afectada por algunos minutos. Esta planta tiene propiedades analgésicas, previniendo las infecciones.
  • Limpiar un puñado de hojas de melisa y machacarlas para extraer su jugo, el cuál se debe extender sobre la quemadura al menos tres veces al día.
  • Aplicar una clara de huevo directamente sobre la piel y dejar actuar 30 minutos. Esto impedirá la deshidratación.
  • Colocar en forma de emplástito un puñado de almendras ralladas.
  • Colocar un puñado de yerbabuena (o hierbabuna) en un recipiente y machacar hasta extraer su jugo. Mezclar con un poco de agua fría y usando una gasa esterilizada, aplicar en la zona lastimada.
  • Aplicar la película transparente de una cebolla en el área quemada para evitar que ésta se empolle.
  • Mezclar dos puñados de hojas de malvavisco desmenuzadas con medio litro de agua caliente. Dejar en reposo 8 horas y luego aplicar como compresas sin escurrir en la quemadura.
  • Una de las más populares recetas para las quemaduras es la que incluye aloe vera. Cortar un pedazo de hoja de esta planta y aplicar la pulpa directamente sobre la piel. La sábila o sabia es analgésica y facilita la cicatrización.
  • Pelar una patata y cortarla en rodajas finas, cocinarlas en agua hirviendo, colar y dejar enfriar. Hacer un puré y aplicar en el área afectada, sujetando con una venda. Cambiar tres veces por día.

Imágenes cortesía de Abbamouse, Erich Ferdinand, Jono Winn, dfrankg, Rob!