Remedios naturales para tratar la hernia de hiato

Gema Diez · 31 mayo, 2013
Para aliviar los síntomas de la hernia de hiato es muy importante que modifiquemos nuestra dieta y que evitemos aquellos alimentos que puedan causarnos acidez, así como el alcohol y el tabaco.

Una hernia de hiato, o hiatal, se desarrolla cuando la zona superior del estómago sobresale a través de una abertura que hay en el diafragma. Esta abertura, denominada hiato, es el orificio por donde penetra el esófago para convertirse en estómago.

Es una dolencia bastante desconocida para muchas personas y sin embargo es un problema mucho más común de lo que parece. 

Existen dos tipos de hernia de hiato:

  • Hernia paraesofágica. En las que la unión gastroesofágica se mantiene en su posición natural. Sin embargo, las zonas superiores del estómago se desplazan hacia el tórax, situándose a un lado del esófago.
  • Hernia por desplazamiento. Es la clasificación que se da más comúnmente, entre el 90 y el 95% de los casos. Es esta situación, hay un deslizamiento tanto de la unión gastroesofágica como de la zona superior del estómago a través del hiato.

Remedios naturales para ayudar a tratar la hernia de hiato

En primer lugar, es importante mencionar que establecer un contacto con un nutricionista o dietista servirá de gran ayuda. Los especialistas pueden asesorar y realizar una pauta nutricional adecuada a cada caso.

1. Tratamiento contra la hernia de hiato con aloe vera

Lo más importante para combatir la hernia de hiato es seguir una dieta equilibrada. En ella, deben prevalecer los alimentos alcalinos como son la verdura, las hortalizas o la fruta.

En la medida de lo posible, es muy recomendable evitar alimentos graos o fritos. Las salsas pesadas o productos ácidos o picantes suelen incrementar el problema. Ya que la idea es favorecer la digestión, es fundamental eliminar aquellos alimentos que la perturban o dificultan. 

El aloe vera, gracias a sus propiedades diuréticas y analgésicas, resulta ideal para combatir todo tipo de enfermedades gastrointestinales. De este modo, será de gran ayuda para aliviar las hernias de hiato.  La manera de preparar el producto será realizando un zumo con la puloa del aloe vera y tomándolo en un vaso antes de cada comida.

¿Quieres saber más?: 5 mejores beneficios del aloe vera para la salud

2. Infusiones naturales para combatir la hernia de hiato

Las infusiones naturales, como la manzanilla, la infusión de romero o la de salvia, son altamente beneficiosas para tratar la hernia hiatal.

Además, a día de hoy, existen una serie de tés que resultan muy efectivos para aliviar los síntomas de la hernia de hiato. Entre otros, destaca el té de caléndula y el té de olmo. 

Ambos ayudan a reducir la inflamación que se provoca por los ácidos gástricos, aliviando también a la par los ardores. Existe así mismo la opción de elaborar aceite de caléndula y masajear a la par la zona abdominal afectada con el producto. Este método se suele recomendar realizarlo dos veces al día.

Es muy importante tener en cuenta que en el caso de las hernias de hiato que puedan presentar complicaciones, estas solo pueden remediarse mediante intervención quirúrgica. Resulta fundamental no tomar medicamentos sin consultar previamente al médico, ya sean tratamientos químicos o naturales.

Hernia abdominal.

Algunas de las complicaciones más comunes son el estrangulamiento del estómago, hemorragias o reflujo gastroesofágico. 

Consejos para aliviar los síntomas de una hernia de hiato

Es muy importante realizar comidas pequeñas, de modo que se pueda evitar en la medida de lo posible el reflujo ácido y los gases. Así mismo, y como se ha mencionado anteriormente, se debe intentar evitar las comidas picantes y aquellos alimentos que te puedan causar acidez.

De este modo, es muy recomendable modificar la dieta. Será de gran ayuda llevar una alimentación sana, rica en fibra. Después de comer, caminar para evitar la inflamación del estómago, el reflujo ácido y los gases resultara una muy buena opción.

Es muy beneficioso beber agua en abundancia, y reducir el consumo de alcohol y cafeína. También es fundamental evitar el tabaco.

A la hora de acostarse, es importante tener la precaución de elevar la cabecera de la cama o colocar almohadas debajo, de forma que se pueda elevar el tronco.

Realiza ejercicio aeróbico ligero o moderado, nunca inmediatamente después de comer. Caminar y nadar son buenas actividades ya que tienen un bajo impacto en el cuerpo y excelentes beneficios cardiovasculares.

Por supuesto, reducir el estrés así como descansar suficientes horas ayudarán de manera muy beneficiosa a combatir el problema.

The Herniasurge Group, Simons, M. P., Smietanski, M., Bonjer, H. J., Bittner, R., Miserez, M., … Ramshaw, B. (2018). International guidelines for groin hernia management. Hernia. https://doi.org/10.1007/s10029-017-1668-x Bringman, S., Conze, J., Cuccurullo, D., Deprest, J., Junge, K., Klosterhalfen, B., … Schumpelick, V. (2010). Hernia repair: The search for ideal meshes. Hernia. https://doi.org/10.1007/s10029-009-0587-x