Remedios naturales para tratar la piel áspera

¿Sabías que el uso continuado de cosméticos de mala calidad puede dañar tu piel, ya que tapan los poros e impiden que respire? Recuerda desmaquillarte cada noche y aplicar un tónico

Hay algunos factores que pueden resecar nuestra piel temporalmente, como la contaminación del ambiente, el uso de jabones demasiado agresivos, o simplemente puede que tengamos tendencia a la sequedad cutánea.

Presentamos algunos remedios naturales para hidratar y suavizar nuestra piel, para mejorar nuestro aspecto y también prevenir un envejecimiento prematuro.

¿Qué factores influyen en la salud de la piel?

Primeramente debemos conocer las causas que pueden estar provocando que nuestra superficie cutánea esté seca y áspera para tratar de resolver el problema desde su origen:

  • Sequedad en el ambiente y épocas veraniegas: en nuestro hogar podemos usar un humidificador
  • Uso de jabones con un pH dañino para nuestra piel: optaremos mejor por jabones neutros u orgánicos, de glicerina y aceites esenciales, etc. Y aunque éstos sean naturales, tampoco conviene enjabonar constantemente nuestra piel. Debemos permitirle que tenga su propia capa de grasa natural
  • Uso habitual de cosméticos: los cosméticos usados repetidamente, sobre todo si son de mala calidad, también dañan nuestra piel. Tapan los poros e impiden su respiración. Optaremos por cosméticos naturales e intentaremos no abusar de ellos.
  • Tabaco: el tabaco incide directamente en ella. La vuelve gris, la reseca y contribuye a la aparición de arrugas, sobre todo encima del labio.
  • Falta de hidratación: Debemos beber al menos dos litros de agua al día.

También hay otros factores, como la edad o algunas enfermedades (dermatitis, psoriasis, hipotiroidismo, etc.) que pueden afectar a nuestra piel.

Suplementos y plantas medicinales

Para hidratar el cutis tenemos que tratarnos por dentro y por fuera. Estos son los suplementos y plantas medicinales que deberíamos tomar:

  • Vitamina C: podemos consumir alimentos ricos en vitamina C (cítricos, kiwis, frambuesas, fresas, papaya…) o bien tomarla como suplemento. También podemos acostumbrarnos a echar un chorrito de jugo de limón en las comidas o bien como aliño en las ensaladas.
  • Silicio orgánico: el silicio es imprescindible para regenerar nuestra piel. En este caso recomendamos tomarlo en su forma orgánica.
  • El Ginseng americano (panax quinquefolium) es un remedio que refresca y humedece. Es muy útil también en la tercera edad. Lo tomaremos durante 15 días.
  • El Ginkgo biloba (en infusión o extracto) es un árbol medicinal que regula la secreción sebácea. Podemos tomarlo a temporadas de tres meses.

ginkgo biloba piel

Mascarillas faciales

Para hidratar y nutrir la piel podemos preparar varias mascarillas hasta encontrar la que mejor nos funcione:

Mascarilla con arcilla verde o gris

Esta mascarilla, en vez de mezclarla con agua como se hace habitualmente, la mezclaremos con yogur o jugo de pepino.

La aplicaremos y dejaremos reposar durante 20 o 30 minutos. Después limpiaremos bien el rostro e hidrataremos la piel con un aceite vegetal (sésamo, jojoba, rosa mosqueta, germen de trigo, lino).

mascarilla arcilla piel

Mascarilla diaria de avena

Esta mascarilla nos aportará los beneficios nutritivos de la avena y las propiedades purificantes y limpiadoras del limón. La podemos usar cada día. Utilizaremos una cucharada de copos de avena molidos bien finos, un cuarto de litro de agua, una cucharada de aceite de lino o de onagra y media cucharadita de jugo de limón.

Mezclaremos los ingredientes y aplicaremos esta loción cada día durante una semana, dejándola hacer efecto durante 15 minutos y aclarándola con agua posteriormente.

Mascarilla de huevo y cúrcuma

Ideal para nutrir y desinflamar la piel, por lo que es perfecta para pieles delicadas o con eczema. Mezclaremos un huevo entero crudo con cúrcuma en polvo hasta conseguir una textura espesa. Aplicaremos esta mascarilla durante media hora y limpiaremos bien con agua.

Un tip de belleza para el cutis

Cuando pelemos pepino o aguacate para nuestras comidas no desperdiciaremos las pieles. Las aplicaremos directamente sobre la piel y las dejaremos actuar un rato, para después aclarar con agua tibia y dejar la piel limpia y fresca.

Estas son las cremas hidratantes más naturales y económicas. En el caso del pepino refrescaremos, tonificaremos e hidrataremos. Y en el caso del aguacate nutriremos y daremos brillo a la piel. Además, si es un aguacate de piel dura y rugosa también haremos un suave peeling que nos ayudará a regenerar la piel sin dañarla.

Si no se quiere gastar mucho dinero en cremas para la piel es mejor usar elementos naturales que cremas baratas. Evitarás problemas y ayudarás a tu piel a lucir joven e hidratada.

Imágenes por cortesía de Javier Corbo y The Style PA