Remedios naturales para un cutis envejecido

Además de mejorar tu alimentación y aplicar tratamientos locales, recuerda refrescar tu rostro con agua fría para mejorar la circulación y revitalizarlo.

La piel es la capa del cuerpo que nos separa, protege y relaciona con el exterior, y por lo tanto es también la que más sufre los efectos del paso del tiempo, el clima y la contaminación. Todo esto se refleja en un cutis envejecido.

Pero, además, también los factores internos como la alimentación, las emociones y el estado de nuestros órganos repercuten en ella.

Si queremos cuidarla deberemos hacerlo de manera interna y externa.

cutis envejecido batido

Las vitaminas y minerales son imprescindibles para evitar un cutis envejecido.

Si nuestra alimentación es rica en frutas y verduras frescas y crudas, semillas, frutos secos, cereales integrales, y legumbres posiblemente no necesitaremos suplementarnos.

Pero debemos tener en cuenta que la piel se nutre especialmente de las vitaminas A, C y E.

Es fundamental evitar el consumo de sal, ya que ésta deshidrata y desvitaliza nuestra piel.

Suplementos, vitaminas y minerales para tratar un cutis envejecido

cutis envejecido tratamiento

En cuanto a los minerales, el selenio es un verdadero elixir de belleza y es especialmente importante a partir de los 40, acompañado de la vitamina B6.

Esta vitamina conviene tomarla como suplemento por la mañana, ya que por la noche nos podría alterar el sueño, o bien también está presente en los cereales integrales.

Otros minerales que enriquecerán el estado de nuestro cutis son el zinc y los oligoelementos CuAgAu (Cobre-Oro-Plata) y el Mg (Magnesio).

Otros suplementos que podemos tomar son la levadura de cerveza, el germen de trigo y la maca.

En el caso de la maca, un tubérculo con muchas propiedades beneficiosas (regulador hormonal, potenciador de la líbido, etc.) deberemos tener en cuenta que puede subir la tensión arterial.

También destacan las propiedades antioxidantes del ginseng y el ginkgo biloba.

Lee más sobre: El ginseng: descubre qué es y para qué nos sirve

Otras recomendaciones

cutis envejecido aceites vegetales

La Sales de Schüssler, similares a la homeopatía, sin ningún tipo de contraindicación o efecto secundario, nos permiten asimilar correctamente los minerales ya presentes en nuestro organismo.

En este caso nos serán muy útiles las siguientes:

  • Calcium fluoratum: ayuda a dar flexibilidad a los tejidos y a la vez evita la flacidez. Ideal para casos de estrías, arrugas, piel flácida, etc.
  • Natrum muriaticum: ideal en casos de sequedad, ya que regular el equilibrio hídrico del organismo en general.
  • Silicea: conocida como la sal de la belleza, ideal para el cutis, el cabello y las uñas.

Además de nutrir por dentro nuestro cutis es importante protegerlo externamente con productos lo más naturales posibles.

Aceites vegetales (germen de trigo, sésamo, rosa mosqueta, argán) o cremas que no contengan parafinas u otros productos tóxicos.

De vez en cuando podemos refrescar el cutis envejecido con un chorro de agua fría, lo cual revitalizará y mejorará la circulación.

También podemos recurrir a terapias como la reflexología facial, muy relajante y saludable, o a un buen masaje facial con ventosas.

Aprende a elaborar: Preparado de aceites esenciales para combatir el acné

Remedio saludable: Mascarilla casera de aguacate

aguacate

Esta mascarilla puede ser bastante efectiva para la piel seca y el cutis envejecido.

Su preparación es bastante sencilla, y gracias a los aceites que posee este fruto, los efectos serán notorios rápidamente.

Ingredientes

  • Medio aguacate
  • Aceite de oliva

Preparación

Lo primero que tendrás que hacer será colocar el aguacate dentro de un recipiente y posteriormente aplastarlo con el tenedor.

Seguidamente agrega un poco de aceite de oliva, revuelve y continúa pisando hasta que quede formada una crema sin grumos.

Para finalizar solo debes distribuir esta crema en tu cara y masajear suavemente.

Para una mayor efectividad, déjala actuar durante 15 minutos.

Remueve la crema con un poco de agua y listo.