Remedios naturales para reducir edemas

Estar sentado por horas, el consumo excesivo de sal y ciertas medicinas, problemas linfáticos, pueden causar edemas. Te traemos seis recetas naturales para tratar la retención de líquidos.

Los edemas son una hinchazón provocada por la acumulación de líquidos en los tejidos. Es más común en las piernas, tobillos y pies,  aunque también aparecen en otras partes del cuerpo. En este artículo te contamos sobre algunos remedios naturales para reducirlos.

¿Qué son los edemas y porqué se originan?

En el organismo se acumulan líquidos para facilitar la función de los órganos. El problema comienza cuando la cantidad de fluidos es superior a lo normal. Por cuestión de la gravedad, ese exceso suele quedarse “detenido” en las extremidades inferiores. Esa condición es conocida como hidropesía, aunque también se la llama edemas o retención.

Las causas más comunes de aparición de edemas son:

  • Consumo excesivo de sal o de ciertas medicinas (como por ejemplo anticonceptivos).
  • Quemaduras de sol y permanecer sentado muchas horas.
  • Insuficiencia cardíaca, enfermedades hepáticas o renales.
  • Embarazo, menstruación o menopausia.
  • Problemas en los ganglios linfáticos.

Los edemas pueden aparecer por diferentes factores, como por ejemplo, una reducción en la presión de los vasos sanguíneos, una obstrucción en el sistema linfático o un cambio en las propiedades de retención de los tejidos.

Existen diferentes tipos de edemas. Pueden ser fríos o calientes al tacto; generalizado (hinchazón en todos los tejidos y órganos) o localizado (por ejemplo en una pierna o en los tobillos).

Consejos para tratar edemas

Es muy importante que cambies algunos hábitos en el caso de sufrir retención de líquidos. Como primera medida te recomendamos que aumentes el consumo de agua. Beber al menos 2 litros por día no es un capricho, ni una moda pasajera. Es lo que el cuerpo necesita como mínimo para excretar las toxinas y desobstruir los ganglios linfáticos (entre otras funciones).

Cuando el organismo no recibe la cantidad de agua que necesita, entonces reserva la disponible en los tejidos sobre todo de las piernas. Para saber cuando dejar de consumir líquidos tienes que observar el color de la orina. Si es transparente quiere decir que has limpiado el sistema urinario por completo (por ese día, ya que al otro hay que comenzar otra vez).

En segundo lugar, te recomendamos que reduzcas la ingesta de sal. El sodio es uno de los principales causantes de edemas. Puedes reemplazarla con otros condimentos, usar hierbas aromáticas y evitar el consumo de alimentos salados, fritos o procesados.

Visita este artículo: ¿Qué son y cómo se tratan los edemas?

Recetas naturales para los edemas

Algunos remedios caseros que pueden ser de ayuda si padeces retención de líquidos:

1. Semillas de lino

Beneficios de las semillas de lino

La linaza tiene muchas propiedades y aporta una buena cantidad de nutrientes. Puede servir para tratar los edemas si la consumes periódicamente. Es muy simple: sólo tienes que moler las semillas un poco y espolvorearlas en la comida. También puedes utilizar el aceite de linaza para condimentar ensaladas.

2. Cilantro

Una hierba aromática que no puede faltar en tu cocina, porque le aporta mucho sabor a los alimentos. Pero además tiene propiedades medicinales más que interesantes. Por ejemplo, el cilantro activa la función renal y ayuda en la depuración del organismo. Lo puedes usar fresco en ensaladas, en platos con verduras o bien realizar una infusión con las semillas de la planta.

Ingredientes:

  • ½ cucharada de semillas de cilantro (5 gramos)
  • 1 taza de agua (250 gramos)

Preparación:

  • En un cazo coloca el agua y calienta.
  • Cuando rompe el hervor, añade las semillas de cilantro.
  • Cocina 10 minutos y retira del fuego.
  • Deja infusionar 10 minutos y filtra.
  • Bebe la preparación lo más caliente posible (mejor en ayunas).

3. Aceite de mostaza

Receta de mostaza antigua a la miel

En este caso el tratamiento es externo. Puedes emplear este aceite para realizar masajes en las piernas y tratar los edemas. Pon unas gotas en las palmas de tus manos y frota para generar calor. Luego apoya en el área afectada y realiza movimientos circulares.

De esta manera estimularás la circulación sanguínea y también la linfática, reduciendo así el exceso de líquidos alojados en el tejido blando. Este tratamiento es ideal para cuando regresas del trabajo,  después de estar muchas horas sentado frente al ordenador.

4. Ajo

Este superalimento debe estar en todas las casas debido a sus múltiples propiedades culinarias y medicinales. El ajo es un diurético natural muy eficaz para reducir la retención de líquidos, sobre todo en los pies y las piernas.

Te recomendamos que comas un diente de ajo crudo todas las mañanas. No hace falta que lo muerdas, puedes partirlo en trozos y beber con agua como si fuese una píldora. Otra opción es agregarlo a ensaladas, tartas, verduras y sopas. 

Lee también: Las bondades del ajo negro

5. Diente de león

diente-leon

Se trata de un maravilloso diurético y depurativo natural. Activa la circulación de la sangre y promueve la suave eliminación de los líquidos. La mejor manera de aprovechar sus bondades es preparando una infusión.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de diente de león (10 gramos)
  • 1 taza de agua (250 gramos).

Preparación:

  • Calienta el agua en un cazo hasta que rompa el hervor.
  • Echa el diente de león y cocina 10 minutos.
  • Retira del fuego y deja entibiar unos 15 minutos.
  • Filtra y consume. Puedes añadir miel o limón para reducir el sabor amargo de la planta.

6. Vinagre de manzana

Puede ser usado como un tónico diario para evitar o reducir los edemas. Además de consumirlo en ensaladas y otras preparaciones,  algunas personas lo utilizan para hacer friegas en las áreas afectadas. Sólo tienes que embeber un paño en vinagre y pasarlo ejerciendo presión sobre las piernas. El movimiento debe ser de abajo hacia arriba (es decir contrario al efecto de gravedad), esto hará que los líquidos puedan eliminarse a través de la orina.