Remedios naturales para el tratamiento y prevención de la dermatitis

El gel de aloe vera tiene propiedades antiinflamatorias, hidratantes, bactericidas y regeneradoras, por lo que nos puede ayudar a aliviar y calmar la dermatitis. Solo tenemos que untarlo en el área afectada

Se trata de un proceso inflamatorio de la piel que puede causar ampollas, enrojecimiento, picazón… ¿Sabías que existen diferentes tipos de dermatitis? En el siguiente artículo los conocerás, así como también los mejores remedios naturales para su tratamiento y prevención.

Tipos de dermatitis

Si bien algunos de los síntomas son similares, se han diferenciado 5 tipos de dermatitis que se pueden sufrir en algún momento de la vida:

Dermatitis por contacto

No es infecciosa y aparece al tener contacto con una sustancia irritante. Suele afectar a los adultos y no solo en la zona irritada sino también en los alrededores.

Principalmente se produce en las manos, los pies y la ingle. Los síntomas más frecuentes son picor, ardor y enrojecimiento.

Dermatitis atópica

Puede estar causada tanto por factores internos como externos. Aparece en la parte trasera de rodillas y hombros o en el rostro.

Es habitual en los niños (en ese caso se lo conoce como eccema infantil). Provoca picor e inflamación.

Dermatitis seborreica

Podría decirse que es el tipo de dermatitis más frecuente y aparece en el cuero cabelludo y detrás de las orejas. También en otras áreas con pelo como las cejas, la cara o las axilas. Las escamas son blancas o amarillas y aceitosas.

La caspa o seborrea es una de sus manifestaciones típicas.

Dermatitis del pañal

Afecta las extremidades inferiores sobre todo la zona de la entrepierna y los muslos así como también en los genitales y el abdomen. Es decir, todas las áreas que tienen contacto con el pañal.

Allí la humedad y el calor están presentes continuamente y las bacterias “se hacen un festín” junto a los desechos líquidos o sólidos.

Dermatitis numular

Provoca manchas circulares que pican mucho. Afecta las piernas, las manos, los brazos y los glúteos. Causa ampollas purulentas, escamas y costras.

Se suele dar en invierno y en personas mayores de 55 años con tendencia a la piel seca.

Dermatitis

Los síntomas principales comunes a todos los tipos de dermatitis son:

  • Picor
  • Costras
  • Placas que aparecen y desaparecen
  • Textura similar al cuero
  • Ampollas
  • Caspa
  • Enrojecimiento
  • Irritación
  • Sequedad

Las causas tradicionales de la dermatitis son:

  • Alergias
  • Sustancias que tocamos o ingerimos, que pueden producirnos reacción
  • Las plantas como la ruda
  • Los artículos de limpieza como los jabones o desinfectantes
  • Los metales como el oro o la plata
  • Las picaduras de insectos
  • Ciertos materiales (lana)

No olvides leer: Baños caseros para tratar la dermatitis

Picazon-en-la-piel

Otras causas de la dermatitis:

Alimentación incorrecta

Llevar una dieta basada en una gran cantidad de bebidas alcohólicas, grasas de origen animal, pastas, chocolate, comida rápida, etc puede ocasionar dermatitis en algunas personas.

La temperatura

El frío o el calor pueden agravar el cuadro. Por ejemplo en invierno con las pieles secas y abrigarnos demasiado o en verano al estar en contacto con ciertas prendas.

Genética

La herencia puede ser responsable de la dermatitis en algunas personas. Es el caso por ejemplo de la seborrea.

Enfermedades

La diabetes está relacionada a la aparición de la dermatitis atópica o numular.

Estrés

Los nervios, ansiedad, presiones y problemas ocasionan que la piel se descame, aparezca caspa, enrojecimiento y ampollas.

¿Quieres conocer más? Lee: Remedios naturales para el estrés crónico

Dermatitis

Recomendaciones para evitar la dermatitis

Más allá del tipo de dermatitis que se sufra estos consejos te pueden ser de mucha ayuda para contrarrestar el cuadro:

  • Usa jabón blanco. Los perfumes que le añaden a los artículos de higiene y cosmética pueden estar causando los síntomas.
  • Mantén las uñas siempre cortas y limpiasSi bien no es bueno rascarse, si al hacerlo tus dedos y uñas están sucios aumentas la posibilidad de infección.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura o los ejercicios muy fuertes que te hagan transpirar demasiado.
  • Hidrata la piel sobre todo en invierno cuando solemos prestarle menos atención a la estética y salud.
  • Usa ropa de algodón y antes de ponértela por primera vez lávala a mano con jabón blanco. Elimina todas las pelusas o superficies ásperas de las prendas.
  • No uses almohadas de plumas, juguetes de peluche, cubrecamas de lana, etc.
  • No te expongas a irritantes como polvo, químicos industriales, aerosoles, pinturas, barnices, humos, solventes. Ni siquiera lo hagas utilizando guantes, porque agudizan el eccema entre los dedos.
  • Evita el estrés y las tensiones. Verás como de a poco empieza a normalizarse la situación de tu piel.
  • No te rasques. Puede parecer imposible pero sólo estarás agravando las cosas. Algunas personas optan por dormir con guantes para no lastimarse mientras duermen.

Remedios naturales para la dermatitis

Las plantas siempre son nuestras aliadas para cualquier problema que tengamos, tanto interno como externo. Elige una de estas especies para un buen tratamiento tópico de la dermatitis:

Malva

Tiene un componente llamado mucílago que suaviza la piel y elimina llagas, pústulas y granos. Realiza una decocción para aprovechar sus beneficios.

Ingredientes

  • 40 g de hojas secas
  • 1 litro de agua

Preparación

Hierve ambos y luego deja entibiar. Filtra y embebe un algodón. Aplica en las áreas afectadas después de bañarte y no enjuagues.

Aloe vera

Por supuesto que la sábila debía estar en una lista de remedios naturales para la piel. Tiene propiedades antiinflamatorias, hidratantes, bactericidas y regeneradoras. No dudes en contar con una planta en tu casa.

Corta una penca, ábrela por la mitad y unta el gel en la zona con dermatitis.

Caléndula

Una planta silvestre realmente maravillosa. Es antibiótica y antiinflamatoria. Perfecta para la dermatitis por contacto. Prepárala en forma de infusión.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de flores de caléndula
  • 1 taza de agua hirviendo(250 ml)

Preparación

Deja reposar unos minutos, cuela y, cuando esté a temperatura ambiente, aplica con un algodón o hisopo.

Calendula

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar