Remedios naturales y efectivos para tratar los síntomas de la gota

Los dolores en las articulaciones pueden convertirse en una verdadera pesadilla. Comer sano, practicar deporte y evitar la ingesta de alcohol contribuirán a mejorar los problemas como la gota

La gota es una enfermedad producida por la acumulación de cristales microscópicos de ácido úrico en las articulaciones. Estos cristales forman cúmulos abultados bajo la piel o bien se depositan en las vías urinarias.

En este artículo te hablaremos acerca de la gota, sus causas y síntomas. También te daremos consejos que te serán de mucha utilidad y remedios naturales para evitar desencadenar afecciones.

Causas de la gota

Los motivos por los cuales se desarrolla esta enfermedad son:

  • Aumentos de ácido úrico en la sangre
  • Obesidad
  • Hipertensión arterial
  • Ingesta desmesurada de alimentos precursores del ácido úrico (mariscos, por ejemplo)
  • Abuso del alcohol
  • En algunos casos, cansancio y estrés emocional

La constante destrucción y formación de células, así como la ingesta de ciertos alimentos, producen una determinada cantidad de ácido úrico en sangre. El organismo lo elimina gracias a la función excretora de los riñones.

Lee también: ¿Padeces de gota? Estos son los 8 alimentos que debes evitar en tu dieta

Sin embargo, cuando esto no sucede, el nivel de ácido úrico aumenta anormalmente. Esto se traduce en forma de cristales que se depositan en las articulaciones, dando lugar a episodios de dolor agudo.

Síntomas

La gota puede presentar diferentes síntomas en función de la fase de los cristales:

  • Inicialmente, solo una o algunas articulaciones se ven afectadas. Estas suelen ser las del dedo gordo del pie, la rodilla o el tobillo.
  • Este ataque de gota puede desaparecer en el plazo de unos días, pero puede volver de vez en cuando.
  • En términos generales, el dolor suele producirse por la noche y se caracteriza por ser opresivo e incluso insoportable.
  • La articulación afectada se presenta caliente y enrojecida (inflamada) y, por lo general, suele estar sensible e hinchada.
  • Puede producirse fiebre.

Después del primer ataque de gota suelen desaparecer también los síntomas. No obstante, muchas personas que sufren esta enfermedad es posible que padezcan otro ataque en los 6 o 12 meses posteriores.

 Por otro lado, algunas personas pueden desarrollar gota crónica, que se denomina artritis gotosa.  En cuanto a sus síntomas, destacan el daño articular y pérdida de movilidad en estas articulaciones, que serán más prolongados en el tiempo que los síntomas de la gota aguda.

Por último, se pueden desarrollar tofos (protuberancias debajo de la piel alrededor de las articulaciones o en lugares como los codos, las puntas de los dedos o las orejas). A veces, supuran sustancias blanquecinas, aunque solo en aquellos pacientes que hayan tenido la enfermedad durante muchos años.

Tipos de gota

La clasificación de esta enfermedad se resume en tres tipos:

  • Aguda: Afección dolorosa que normalmente afecta a solo una articulación.
  • Crónica: Cuando los episodios de dolor son repetitivos y causan inflamación. En este caso se suele ver afectada más de una articulación.
  • Pseudogota: Enfermedad por depósito de cristales de pirofosfato de calciodihidratado. Es un trastorno caracterizado por ataques intermitentes de dolor y artritis, causados por la acumulación de dichos cristales.

Prevención

Se pueden evitar los factores que desencadenan los síntomas.

  • Es recomendable beber mucho líquido (evitando las bebidas alcohólicas) y llevar una dieta rica en cereales, féculas y verduras.
  • Se debe reducir la ingesta de purinas (que pueden encontrarse en el marisco, la carne roja y el pescado azul).
  • En cuanto al consumo de fármacos, una dosis baja y diaria de colchicina puede prevenir los ataques o, al menos, reducir su frecuencia.

Remedios naturales para los síntomas de la gota

1. Infusión de ortiga verde

La ortiga verde es una planta muy diurética, por lo que está muy recomendada cuando los niveles de ácido úrico en la sangre se encuentran más elevados de lo que se consideran los valores normales.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ortiga verde (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Calentaremos el agua junto con la ortiga verde y esperamos a que hierva.
  • Cuando dé el primer hervor, apagamos y dejamos reposar unos minutos.
  • Finalmente vertemos a una taza e ingerimos. Es importante beber 2 o 3 tazas al día.

Ver también: 3 recetas con ortiga

2. Infusión de diente de león, coronilla de fraile y anís verde para la gota

El diente de león tiene propiedades diuréticas y depurativas, la coronilla de fraile tiene un efecto protector en los casos de gota, y el anís verde cuenta con propiedades antiinflamatorias. Así, nos ayudarán a eliminar el ácido úrico de la sangre combatiendo así la gota.

Ingredientes

  • 1 cucharada de diente de león (15 g)
  • 1 cucharada de flores de coronilla de fraile (15 g)
  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • 1 cucharada de anís verde (15 g)

Preparación

  • Calentamos el agua y  agregamos las hierbas.
  • Esperamos hasta que dé el primer hervor y apagamos.
  • Dejamos reposar de 5 a 7 minutos antes de verter en una taza e ingerir.
  • Es importante tomar esta infusión 3 veces al día.
Te puede gustar