Remedios para atenuar las arrugas del cuello

Además de aplicar cremas y otros remedios externos, también es muy importante que protejamos la zona del sol y nos hidratemos con abundante agua, jugos naturales, frutas y verduras

Las típicas arrugas del cuello son ese rasgo que más nos molesta a la hora de lucir un vestido o un escote. El paso del tiempo y una piel que pierde ya elasticidad y tonicidad, son sin duda los factores que determinan su aparición.

Está claro que no vamos a poder eliminarlas por completo, pero sí atenuarlas y suavizarlas mediante sencillos remedios caseros y, ¡económicos!

Te lo explicamos a continuación.

Remedios caseros para atenuar las arrugas del cuello

arrugas cuello

Es necesario tener en cuenta antes unos sencillos aspectos. Las cremas, los bálsamos o los tónicos siempre son adecuados para reducir esas arrugas del cuello.

Sin embargo, debes saber que también es importante prevenir, adquirir hábitos saludables con los que mejorar el aspecto de nuestra piel, evitando que luzca reseca y sin elasticidad.

Tomemos nota.

Evita que el cuello reciba el impacto del sol

Es lo que más nos envejece. Si te das cuenta, la piel del cuello es especialmente finita, muy sensible y delicada. A veces nos olvidamos de hidratarla o de aplicar protector solar, por ejemplo. Recuerda, mantenla protegida del sol.

Una buena alimentación

Bebe mucha agua, jugos naturales e incluye en tu dieta más frutas y verduras. Por otro lado, evita las carnes rojas y las harinas refinadas, toda esa comida que nos llena de toxinas y que se acumulan en el organismo atacando también a la salud de la piel.

Remedio 1: mascarilla de levadura de cerveza

levadura de cerveza

Excelente remedio que nos va a permitir aumentar la producción de colágeno en el cuello, atenuar las arrugas e hidratar.

¿Cómo conseguirla? Muy fácil, necesitamos un yogur natural, una cucharada de levadura de cerveza y otra cucharada de aceite de germen de trigo.

  • Lo mezclamos todo bien hasta obtener una pasta bien homegénea.
  • Nos la aplicamos en el cuello y dejamos secar durante unos 15 minutos. Después, enjuagamos con agua fresca.
  • Puedes hacerlo 3 veces a la semana, de este modo, reactivamos la formación de colágeno en esta parte del cuerpo tan delicada como es la piel del cuello. Te dará buen resultado.

Remedio 2: mascarilla con plátano maduro y agua de rosas

Mascarilla de Platano

¿Plátano maduro? Pues sí, es excelente para regenerar la piel, aportar colágeno y elisticidad. Un remedio sencillo que vale la pena probar.

  • No necesitas más que hacer una pasta con un plátano que esté bien maduro, después, le agregamos una cucharada de agua de rosas, o si lo prefieres, una cucharada de aceite esencial de rosa mosqueta.
  • Nos lo aplicamos en el cuello y dejamos que actúe durante 20 minutos.
  • Después, como siempre, enjuaga con agua fresca. Puedes repetirlo tres veces por semana.

Remedio 3: Mascarilla de aguacate y miel

crema casera

No podía fallar el aguacate. Su pulpa es de los remedios más utilizados para la salud y la belleza de la piel, es un gran hidratante, cicatrizante, una fruta antienvejecimiento que estimula la síntesis de colágeno y que es tan efectiva como fácil de conseguir.

  • En este caso sería muy útil que, en lugar de dejar la mezcla reposar en tu piel, te hicieras con ella un masaje ascendente en el cuello.
  • Basta con que mezcles la pulpa de medio aguacate con una cucharada de miel.
  • Con un masaje circular, pero siempre ascendente hacia la cabeza, mejoraremos así la tonacidad y la elasticidad. ¡Es muy fácil!

Remedio 4: Vinagre de manzana y vitamina E

vitamina E

Te lo hemos comentado numerosas veces en nuestro espacio: la vitamina E es esencial para cuidar de nuestra piel, uñas y cabello. Puedes conseguir unas cápsulas de vitamina E en tu farmacia o en tu tienda natural habitual.

Restaura la piel, la hidrata, le devuelve elasticidad y la protege frente a los radicales libres.

  • Este sencillo y efectivo remedio se basa en coger la yema de un huevo y colocarla en un bol de cristal, añadimos una capsulita de vitamina E y una cucharada de vinagre de manzana.
  • Vale la pena que nos la preparemos al menos tres veces por semana antes de irnos a dormir.
  • Aplícatela con un algodón, ejerciendo un masaje ascendente. Después, permite que esté en tu piel durante unos 20 minutos, para luego enjuagar con agua tibia.

Notarás la piel más fresca, hidratada y elástica. No pierdas la oportunidad de probarla.

  • Brandt, F. S., & Boker, A. (2003). Botulinum toxin for rejuvenation of the neck. Clinics in Dermatology. https://doi.org/10.1016/j.clindermatol.2003.11.004

  • Binic, I., Lazarevic, V., Ljubenovic, M., Mojsa, J., & Sokolovic, D. (2013). Skin ageing: Natural weapons and strategies. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. https://doi.org/10.1155/2013/827248

  • Keen, M., & Hassan, I. (2016). Vitamin E in dermatology. Indian Dermatology Online Journal. https://doi.org/10.4103/2229-5178.185494

  • Chen, W., Becker, T., Qian, F., & Ring, J. (2014). Beer and beer compounds: Physiological effects on skin health. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology. https://doi.org/10.1111/jdv.12204