Remedios para cuidar el cutis de forma natural

Una alimentación equilibrada es fundamental para conseguir un cutis sano y sin imperfecciones. De lo contrario, el exceso de toxinas se mostrará en forma de tez apagada y granitos

Cuidar el cutis se puede hacer de manera natural, prescindiendo de productos artificiales y siguiendo algunos consejos saludables. De esta forma es más fácil obtener una piel radiante, firme y libre de impurezas.

En este artículo te contamos todo sobre la importancia de la alimentación y buenos hábitos en nuestra piel. Además daremos algunas claves para cuidar el cutis paso a paso con el uso de productos naturales. ¡Te sorprenderá!

La alimentación es importante para cuidar el cutis

La piel es un reflejo de nuestra salud. Si el organismo está sobrecargado de toxinas, éstas saldrán a través de los poros de nuestra piel y nuestro cutis se mostrará apagado y con impurezas. Por ello es fundamental alimentarnos de manera equilibrada. Así, según la Sociedad Española de Dermatología, en nuestra dieta diaria no debería faltar:

  • Frutas y verduras.
  • Cereales integrales.
  • Legumbres.
  • Frutos secos.
  • Semillas (por ejemplo de girasol, de calabaza, de lino, de chia).
  • Proteína animal.

hortalizas Wally Hartshorn

Malos hábitos

Además de la alimentación, también debemos intentar evitar los malos hábitos como el tabaco o el alcohol, que son conocidos por quitar luminosidad a nuestra piel. También deberemos evitar el estrés y la falta de ejercicio, que oxidan nuestro organismo y le roban el oxígeno.

Ver también:5 mascarillas para tener una piel suave y joven

Proteger y cuidar el cutis del clima

Según el clima de la zona en que vivamos deberemos proteger nuestra piel de una manera u otra, evitando las situaciones extremas. Si es un clima seco daremos mucha importancia a la hidratación diaria de la piel. Sin embargo, si es una zona de mucha radiación solar deberíamos evitar las horas de máxima exposición, así como usar sombrero o gorra y crema con factor solar.

Beber agua

Muchos problemas leves de piel se solucionan bebiendo bastante agua.  Se recomienda beber diariamente entre 1,5 o 2 litros de agua a lo largo de todo el día. Con un remedio tan sencillo y económico ya deberíamos de empezar a notar los resultados.

Cuidados de la piel

1. Limpieza

Deberíamos de limpiar diariamente la piel, especialmente si se ha usado maquillaje. La mejor manera de hacerlo posiblemente sea usando simplemente aceite de almendras antes de acostarnos. De esta forma, podremos por tanto cuidar el cutis e hidratarlo durante toda la noche.

2. Exfoliación

La exfoliación es la limpieza de las células muertas de nuestra piel para regenerarla y mantenerla limpia y tersa. Una manera natural de hacerlo es usando bicarbonato o azúcar una vez o dos a la semana.

Sigue leyendo:Descubre cómo exfoliar tu piel con productos caseros

3. Hidratación

La hidratación es fundamental, sobre todo si tenemos la piel seca. Para ello usaremos alguno de los siguientes productos según el tipo de piel que tengamos:

  • Pieles secas: aceite de oliva, de argán y/o de rosa mosqueta.
  • Para pieles mixtas: aceite de coco o de sésamo.
  • Pieles grasas: gel de aloe vera o aceite de coco.

aceites cottonseedoil

Además, podemos aprender a masajear nuestro rostro para que absorba mucho mejor los nutrientes, activar la circulación y conseguir una piel rejuvenecida y radiante en pocos minutos.

4. Nutrición

Una vez por semana deberíamos nutrir nuestra piel en profundidad, especialmente si la tenemos seca, envejecida, o en épocas de climas extremos o estrés. Para ello deberíamos de usar diferentes mascarillas naturales según el tipo de piel. Lo recomendable es usar cada una de ellas durante media hora.

Para la piel grasa

Para este tipo de pieles podemos usar una mascarilla a base de arcilla verde. Evitaremos siempre el contorno de los ojos y cualquier herida o irritación.

Recomendación

Como consejo, se puede mezclar la mascarilla de arcilla verde con agua para que no gotee tanto y se vuelva más espesa.

Para pieles mixtas

Si tenemos la piel mixta podemos usar una mascarilla de arcilla. 

Recomendación

Para que sea más efectiva, podríamos combinarla con yogur y 5 gotas de aceite vegetal.

Para pieles secas

Cuidar el cutis con arcilla verde

Igualmente, si nuestra piel es seca también podremos utilizar una mascarilla hecha a base de arcilla. 

Recomendación

Sin embargo, para este tipo de pieles lo recomendable es combinar la mascarilla con algunos de los siguientes ingredientes según nuestra preferencia:

  1. Huevo batido
  2. Aceite vegetal
  3. Levadura de cerveza
  4. Yogur
  5. Avena en polvo

Pieles delicadas

Si tenemos la piel delicada optaremos por una mascarilla a base de miel y cúrcuma, la cual nos permitirá nutrir y desinflamar la piel.

Recomendación

Se puede mezclar esta mascarilla con agua para que no gotee tanto y se vuelva más espesa.

Ahora que ya tienes algunos consejos básicos para aprender a cuidar el cutis correctamente lo único que tienes que hacer es ponerte manos a la obra. Averigua cuál es tu tipo de piel ¡y vamos a ello! Es posible que te sorprendas con los resultados. En cualquier caso, si no sabes bien cuál es tu tipo de piel, consulta a un especialista. 

Imágenes por cortesía de Wally Hartshorn, cottonseedoil y MyTudut