Remedios para la dismenorrea

El calor localizado puede ayudarnos a aliviar los molestos dolores menstruales, así como una buena ducha caliente o colocar una manta eléctrica en el vientre bajo.

Cuando hablamos de la dismenorrea nos referimos a una serie de dolores menstruales más fuertes de lo normal. Seguramente, muchas mujeres se han preguntado cómo es posible hacerles frente sin necesidad de recurrir a tratamientos químicos.

Dado que muchas veces la menstruación suele ser dolorosa de por sí, cuando se tiene dismenorrea el malestar que se suele sentir durante el período se agrava todavía más.

Si has sufrido alguna vez este tipo de menstruación dolorosa, los consejos que te damos en este artículo te resultarán muy interesantes. Ahora bien, recuerda que has de consultar siempre a tu médico si crees que el problema puede agravarse.

Una vez realizada esta advertencia, ya puedes tomar nota de los remedios para la dismenorrea que te proponemos, si bien primero has de saber de forma más detallada en qué consiste.

¿Qué es la dismenorrea y por qué la padezco?

Mujer con dismenorrea.

Las mujeres con dismenorrea experimentan contracciones uterinas anormales como resultado de un desequilibrio químico en el cuerpo u otros trastornos clínicos, tales como la endometriosis, infecciones, inflamaciones o haber sufrido un aborto.

No obstante, existen ciertos tipos de mujeres que son más propensas a este trastorno, tales como:

  • Las fumadoras.
  • Aquellas que tienen problemas de sobrepeso.
  • Las mujeres que suelen beber alcohol durante la menstruación.
  • Las jóvenes que comenzaron a menstruar antes de los once años.

Aun así, esto no excluye al resto de las mujeres que no hayan sufrido ninguna de estas situaciones.

Sea cual sea el caso, si se tienen síntomas que indican la presencia de la dismenorrea, los médicos suelen recetar aspirinas, ibuprofenos, anticonceptivos orales para regular las hormonas o suplementos vitamínicos.

Sin embargo, debes saber que existen otros remedios que pueden ser muy útiles frente a la gonorrea. ¡Presta atención!

Echa un ojo a: Cómo calmar la dismenorrea con 5 elementos de origen natural

Remedios para la dismenorrea o dolores menstruales

Si bien siempre debes consultar con tu médico, alguno de estos remedios caseros pueden ayudarte también si padeces dismenorrea.

Cambia lo que comes y haz ejercicio

Hacer ejercicio puede ser útil frente a la dismenorrea.

Lo primero que puede serte útil frente a estos molestos dolores menstruales son los cambios en algunos de tus hábitos.

Así, por ejemplo, realizar ejercicio regular, llevar una dieta más proteica y de alimentos ligeros, ponerte calor en el abdomen o darte un baño o una ducha caliente pueden ayudarte a aliviar algunos de los síntomas.

Lee también: 5 excelentes ejercicios que requieren poco espacio

Toma infusiones y líquidos

Infusión de jengibre.

Beber mucho líquido, preferentemente agua, también puede ser de gran utilidad frente a la dismenorrea. Asimismo, preparar infusiones de jengibre, albahaca, clavo, nuez moscada y canela es aconsejable igualmente.

Solo deberás conservar la infusión caliente durante quince minutos, servirla e ingerirla templada. ¡Ya verás como consigues disminuir en gran medida el dolor!

Usa un algodón y alcohol

Un remedio muy efectivo consiste en coger un algodón y empaparlo en alcohol. Tras esto, lo has de colocar en el ombligo y taparlo. Lo dejaremos allí hasta que seque.

Por otro lado, es recomendable colocar una manta eléctrica o una toalla caliente en los abdominales bajos durante unos veinte minutos.

Quizás te interese: El color de la sangre de tu menstruación revela tu salud

¡Atenta!

Si tus síntomas perseveran o aumentan, te recordamos que debes ir al médico, ya que la dismenorrea tiene varios grados, algunos clínicamente dolorosos como la endometriosis.

Esta se produce cuando crece tejido endometrial fuera del útero, en la cavidad pélvica u ovarios. Se trata además de un problema que solo se puede aliviar con láserPuede llegar a provocar un abundante sangrado en la regla e incluso trastornos intestinales e infertilidad.

Dicho lo cual, no dudes en poner en práctica nuestros consejos, si bien has de tomar las debidas precauciones.

 

  • Forcier, M., & Harel, Z. (2013). Dysmenorrhea. In Practical Pediatric and Adolescent Gynecology. https://doi.org/10.1002/9781118538555.ch45
  • Ryan, S. A. (2017). The Treatment of Dysmenorrhea. Pediatric Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.pcl.2016.11.004
  • Wyckoff, E. T. (2016). Dysmenorrhea. In Primary Care for Emergency Physicians. https://doi.org/10.1007/978-3-319-44360-7_21