Remedios para la resequedad de los ojos

La resequedad en los ojos puede tener varias causas, entre ellas podemos destacar las provocadas por permanecer mucho tiempo frente a la pantalla del ordenador, el uso frecuente de lentes de contacto, permanecer durante mucho tiempo en un ambiente muy frío o muy caliente, la constante exposición a la contaminación ambiental, las alergias, entre muchas más. En esta oportunidad vamos a aprender algunas formas sencillas de prevenir la resequedad en los ojos, que nos ayudarán a cuidar estos órganos tan importantes para poder tener una buena calidad de vida por más tiempo.

Evitar el consumo de alcohol

El exceso en el consumo de alcohol puede ser un factor que provoque resequedad en los ojos, ya que al consumir bebidas alcohólicas se produce un grado importante de deshidratación corporal. Cuando se toman esta clase de bebidas se siente mucha sed, la cual se puede manifestar con resequedad tanto en la boca como en los ojos.

Dormir bien

dormir1 (1)

Otro factor importante para prevenir la resequedad en los ojos es dormir las horas suficientes —entre siete y ocho horas diarias—. Antes de dormir se recomienda colocar una toalla húmeda sobre los ojos durante quince minutos; esto será de gran ayuda y el cambio se nota de forma inmediata.

¡No fumes!

Si eres fumador procura disminuir al máximo su consumo, ya que el humo del cigarrillo es otra de las causas que provoca irritación y resequedad ocular.

¿Cómo tratar la resequedad ocular?

Manzanilla estomago

Un remedio casero muy efectivo para aliviar la resequedad de los ojos es, lavarlos con una infusión a base de manzanilla, la cual se prepara con una cucharada de flores en un pocillo de agua hirviendo, se deja reposar y con la ayuda de un trapito de algodón se limpian los ojos, esto los refresca y los hidrata naturalmente.

En el mercado se pueden conseguir las lágrimas artificiales, de las cuales se aplican una o dos gotas en cada ojo para mantenerlos hidratados y, por ende, evitar las molestias que la resequedad puede causar, ya sea picazón, ardor y visión borrosa.

No olvides que los ojos son muy delicados y, por lo tanto, no se deben utilizar medicamentos (especialmente gotas auto-recetadas) sin recomendación del especialista; por lo tanto, siempre que estos síntomas continúen a pesar de seguir las recomendaciones anteriores, lo mejor es solicitar una consulta y seguir los tratamientos que se nos indiquen, de esta manera lograremos una buena salud ocular.