Remedios para los calambres en las piernas

Valeria Sabater 15 julio, 2014
Los calambres nocturnos suelen aparecer por culpa de la mala circulación. Para evitarlos, podemos poner una almohada bajo las piernas cuando nos acostemos. También debemos mantener una dieta equilibrada y practicar ejercicio

Calambres. Llegan de pronto con su latigazo de dolor, paralizándonos con esa contracción eléctrica que puede llegar a durar largos segundos. A todo el mundo le ha pasado alguna vez, pero según estudios, hay personas a quienes les sucede con mayor frecuencia, en especial en las piernas. ¿Hay alguna forma de prevenirlos, de librarnos de ellos cuando por ejemplo nos asaltan por las noches? Te lo explicamos.

Causas de la aparición de los calambres en las piernas

Los calambres se suceden cuando nuestros músculos se contraen de forma brusca e involuntariamente. Pero ¿qué lo provoca? Se sucede sobre todo por las siguientes causas:

  • Por un desequilibrio de los electrolitos (sodio, potasio, calcio o magnesio…). Unos minerales de los que podemos sufrir una descompensación en algún momento de nuestra vida, de hecho es muy habitual por ejemplo que las mujeres suframos menor índice de calcio y magnesio, de ahí que los padezcamos casi más que los hombres.
  • Problemas de circulación.
  • Problema de función de la glándula tiroides (hipotiroidismo).
  • Problemas en nuestra nutrición, son esos momentos en que padecemos de algún tipo de déficit, como calcio, potasio o magnesio…
  • Diabetes, sobre todo en momentos en sufrimos de hipoglucemia.
  • Problemas en los pies: pie plano, pie cavo, fascitis plantar…
  • Obviamente las posturas en las que nos pongamos y a la hora de practicar deporte, van a determinar como es normal que suframos calambres. Pero en nuestro caso nos centraremos más en el supuesto de que padecemos un déficit mineral o un problema circulatorio, para poder conocer remedios que nos puedan ayudar.

Remedios para los calambres en las piernas

1. Jugo de remolacha y manzana

licuadomanzanaremolacha

Este jugo saludable contiene una mezcla más que ideal de sodio, potasio y calcio con el que restaurar el déficit de estos minerales esenciales. Es adecuado que lo tomes a lo largo de la semana siempre en tu comida principal, o bien antes o durante. Además es sano, diurético y saciante, un remedio perfecto para compensar cualquier déficit nutricional en nuestro organismo y evitar así los molestos calambres en las piernas.

Ingredientes

  • 3 tallos de apio
  • 1 cucharadita de espirulina
  • 1 manzana
  • 1 remolacha

No tienes más que lavar y pelar la manzana y la remolacha, y el apio, para después llevar a la batidora todos los ingredientes. Recuerda también disolver la espirulina con un poco de jugo antes de mezclarla con los demás ingredientes, de este modo obtenemos un batido más homogéneo. Nos basta con un vaso al día.

2. Jugo ideal para empezar el día

Jugos depurativos

La vitamina C, el calcio, el potasio, el magnesio… todos estos elementos son esenciales para cubrir la necesidad que tienen los músculos de estar fuertes y sanos, de evitar esos molestos calambres que nos llegan de improviso no por estar practicando un ejercicio, sino por debilidad, por problemas circulatorios. En ocasiones solo con empezar a andar por la mañana para ir a comprar, o al acostarnos por la noche, sentimos ese hormigueo en las piernas que nos avisa ya de que vamos a sufrir un calambre. Así pues, es básico que refuerces tus aportes nutricionales. Toma nota:

Ingredientes:

  • 3 tallos de apio
  • Medio pepino
  • Un kiwi
  • El jugo de medio pomelo o toronja.

Puede que el sabor te parezca al principio un tanto extraño. Pero si le añades medio vasito de agua fresca y un poco de miel, te será mucho más sabroso. No tienes más que licuar todos los ingredientes, pelando antes el kiwi y el pepino, obteniendo también antes el jugo de la toronja. Mézcalo bien con el medio vaso de agua fresca y tómalo en tu desayuno. Te irá muy-muy bien.

3. Jugo medicinal y nutritivo para antes de ir a dormir

Jugo de tomate
Este jugo es muy adecuado que lo tomemos por la noche, perfecto para ir previniendo esos calambres nocturnos a última hora del día. Dispone de calcio, sodio, potasio, magnesio y vitamina C, ideal para compensar cualquier déficit. Tómalo mientras estés cenando, el sabor es muy especial y te hará sentir muy bien.

Ingredientes

  • 3 hojas de col
  • 3 ramitas de eneldo
  • 4 hojas de espinacas
  • El jugo de medio limón
  • 1 tomate pelado

Para prepararlo recuerda lavar bien todas las piezas de verdura, para después, llevarlos a la licuadora junto a medio vaso de agua. Obtén una mezcla bien homogénea y ve bebiéndola mientras cenas. Es un complemento nutritivo que te servirá de ayuda para evitar calambres.

Consejos para evitar calambres nocturnos en las piernas

masajes en las piernas

Sería muy adecuado que, antes de ir a dormir te dieras un baño relajante con agua caliente. Cuando termines, efectúa un pequeño masaje de diez minutos en cada pierna con ayuda de aceite esencial de romero. El romero es perfecto para facilitar la correcta circulación de las piernas, actuando además como calmante.

Cuando te acuestes en la cama, también es muy indicado tener las piernas un poco más elevadas respecto al cuerpo, así que si te pones un cojín debajo de ellas, verás como descansas mejor y no te asaltan con tanta frecuencia los temibles calambres. Recuerda que, para mejorar tu circulación debes seguir siempre una dieta adecuada y hacer algo de ejercicio.

Te puede gustar