Remedios para los pies inflamados y con rozaduras

Valeria Sabater 29 abril, 2014
Las plantas aromáticas como la lavanda o el romero tienen propiedades antiinflamatorias que pueden sernos de gran utilidad a la hora aliviar el dolor de pies y relajarlos

Seguro que te ha pasado alguna vez. Llegar a casa con los pies inflamados y con las típicas rozaduras por esos zapatos nuevos o demasiados ajustados que se convierten en poco más que una tortura. ¿Qué podemos hacer? No te preocupes, existen sencillos remedios que te serán de gran ayuda. Te invitamos a conocerlos a continuación.

Cómo aliviar los pies inflamados y con rozaduras

rozaduras-de-zapatos-en-pies

Después de un día de mucho trabajo, andando de aquí para allá, o cumpliendo nuestras obligaciones sociales, es normal que sintamos los pies doloridos y cansados. Pensamos sobre todo en ese instante en que poder llegar a casa, descalzarnos, y buscar un remedio rápido con el cual aliviar ese sufrimiento. Las ampollas que nos originan los zapatos también es un tema a tener en cuenta, son muy dolorosas y hemos de ir con cuidado para no coger una infección.

Sal marina y lavanda

lavanda 3

  • La sal marina dispone de propiedades calmantes y es especialmente adecuada para rebajar la inflamación de los pies, además de cualquier pequeña infección, grieta o rozadura. Por su parte, la lavanda, tiene una acción curativa siendo muy adecuada para rebajar el dolor de los músculos y aportar una agradable frescura.
  • Para preparar este remedio vas a necesitar un cubo o una palangana amplia y adecuada donde introducirás el agua necesaria para que te cubra los pies. El agua debe estar tibia, nunca ardiendo. Añade dos cucharadas de sal marina y 5 gotas de aceite esencial de lavanda (este aceite puedes adquirirlo en tiendas naturales, es muy habitual su venta y no tendrás problemas). Deja que los componentes se mezclen en el agua, después sumerge los pies durante al menos 20 minutos. Luego, sécate bien y ponte unos calcetines para permitir que los pies sigan manteniendo la acción de esta mezcla que habrá quedado impregnada en tu piel.

Manzanilla y romero

romero4

  • El romero es un aliado natural para las inflamaciones, actuando como un excelente tonificante y estimulante de nuestra circulación. Gracias a su acción encontrarás no sólo descanso, sino que lograrás rebajar la inflamación y desinfectar cualquier pequeña herida. Por su parte, la manzanilla es otro excelente tonificante y relajante, dejando además tus pies mucho más suaves y cuidados.
  • Es muy sencillo de realizar. Necesitarás también un cubo o una palangana donde introducir agua tibia, la suficiente para que te cubra ambos pies. Deberás introducir o bien tres bolsitas de infusión de manzanilla, o tres cucharadas de manzanilla seca (que puedes encontrar en las herboristerías). Deja caer también 3 ramas de romero. Remuévelo bien para que los componentes dejen escapar su principios activos en el agua. Mantén en remojo tus pies 20 minutos y después, sécate bien.

Salvia, menta y sal marina

menta5

  • Es un remedio muy efectivo. Si tienes en casa estos tres ingredientes no dudes en utilizarlos. Ya conocemos la acción curativa y relajante de la sal marina. En cuanto a la salvia, cabe decir que es un magnífico estimulante, tonificante y un maravilloso antiséptico capaz de curar pequeñas heridas a la vez que aporta una sensación refrescante librándonos de todo tipo de gérmenes. La menta, reactiva la circulación y nos envuelve también de una sensación relajante. Sencillamente ideal.
  • Debes disponer una vez más de una palangana con la suficiente agua tibia donde poder introducir tus pies. El agua no debe estar hirviendo. Deja caer dos cucharadas de sal marina, dos cucharadas de salvia seca y media taza de menta. Deja que los componentes se impregnen en el agua durante diez minutos, para después, introducir los pies en esta agua. Encontrarás alivio inmediato. Relájate en esta agua durante al menos 20 minutos.

Remedios para las rozaduras de los pies

cuidadopies7

Aloe vera (sábila): esta planta curativa y medicinal es un remedio muy acertado para estos casos. Dispone de un alto poder cicatrizante y una potente hidratación. Si dispones de Aloe en casa no dejes de probar este sencillo remedio, no tienes más que cortar una hojita, abrirla por la mitad y untar esa parte transparente y similar a una pasta gelatinosa donde tengas la ampolla. Deja que actúe por sí sola. Aplícatela al menos dos veces al día.

Manzanilla: Un excelente desinfectante, imprescindible para curar esas rozaduras o ampollas. Para beneficiarte de su acción curativa, hierve media taza de agua con una bolsita de infusión de manzanilla. Una vez esté tibia, aplícate un algodón humedecido con manzanilla. Cúrate dos veces al día con este preparado.

Recuerda también que en caso de que te haya salido una ampolla debido a la rozadura del zapato, nunca debes retirarle la piel o explotarla con una aguja. De hacerlo puedes infectarte la herida, retrasar su curación y dejar una marca en tu piel.  Permite que se vaya secando poco a poco.

Te puede gustar