Remimazolam: indicaciones

02 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
Remimazolam es un fármaco nuevo en el mundo de la anestesia. Son muy prometedoras sus aplicaciones para ciertos pacientes de riesgo que no pueden recibir otro tipo de anestésicos.

Remimazolam es un medicamento que constituye una innovación farmacológica en anestesia. Esta innovación combina las propiedades de dos fármacos que ya se estan utilizando y que son: el midazolam y el remifentanilo.

Aunque la anestesiología como especialidad ha evolucionado muchísimo, la búsqueda de un anestésico ideal todavía continua. El objetivo es llegar a disponer de fármacos que tengan los minimos efectos adversos posibles, por esta razón, la investigación sobre medicamentos empleados en anestesia contínua. 

¿Qué es y cómo actúa el remimazolam?

Este medicamento tiene en común con el midazolam su mecanismo de acción, y con el remifentanilo su metabolismo. Puede ser utilizado como sedante en la unidad de cuidados intensivos y además también como fármaco para la sedación en algunos  procedimientos.

Se dieferencia de otros sedantes intravenosos de acción rápida disponibles, en que remimazloma presenta muy poca tendencia a causar apnea. El remimazolam es un derivado del midazolam que presenta propiedades farmacocinéticas del remifentanilo.

Usos y dosis de remimazolam

En el campo de la anestesia, el remimazolam es un medicamneto que se puede emplear en cuatro áreas:

  • Dosis única para premedicación.
  • Bolo seguido de dosis suplementarias para sedación de procedimiento.
  • Anestesia intravenosa, junto con un opioide, como parte de la anestesia intravenosa total.
  • Sedación en la unidad de cuidados intensivos (UCI).
anestesia intravenosa
El remimazolam tiene variados usos anestésicos

Dosis única para premedicación

Utilizado como premedicación o sedante de preinducción, el remimazolam no es superior al midazolam. Sin embargo, su efecto tiene una duración más larga que puede ser bueno si se trata de paciente ansioso que espera la inducción. No obstante, el tratamiento para la ansiedad en general se debe administrar justo antes de entrar en quirófano.

El remimazolam presenta la ventaja de que se puede emplear en pacientes que necesitan una sedación a corto plazo. También resulta de utilidad en los casos en los  que el empleo de sedantes de acción prolongada pueden ser potencialmente peligrosos.

Lee también: ¿Cuáles son los tipos de anestésicos generales?

Infusión de remimazolam para la sedación de procedimiento

Muchos procedimientos como las endoscópias gastrointestinales se pueden hacer con sedación empleando una benzodiacepina de acción corta, junto con un opioide de acción corta como el fentanilo.

El efecto del remimazolam aparece al cabo de 1 a 3 minutos, aunque es poco tiempo, es lenta. Esto es una desventaja cuando lo que interesa es se acelerar el proceso, ya que la mayoría de las gastroduodenoscopías que se llevan a cabo para diagnóstico tienen una duración muy corta de  2 – 3 minutos.

Aunque el inicio del efecto del remimazolam se puede acelerar utilizando dosis mayores, o combinarse con fentanilo, no conviene hacerlo, esta combinación puede dar lugar a un número mayor de casos en los que se produzca una depresión respiratoria.

Anestésico intravenoso junto con un opioide

Muchos especialistas en anestesia utilizan y enseñan a sus alumnos para emplear una combinación en la que intervienen una benzodiazepina, un opioide, un agente inhalatorio y un relajante muscular. 

El remimazolam produce hipnosis dependiente de la dosis. Por su metabolismo conocido se sabe que el fármaco no se acumula después de administrarlo en infusión durante un periodo de tiempo prolongado. Además, en caso de ser necesario, su acción se puede revertir con el flumazenil

remimazolam para endoscopías
El tiempo de demora de acción del remimazolam se sigue estudiando para conocer su verdadera aplicación en las endoscopías

Infusión para sedación en la UCI con remimazolam

A menudo, los pacientes críticos además de tener sus funciones alteradas, experimentan fallo orgánico esencial hepático o renal. Actualmente, la mayoría de los sedantes utilizados precisan metabolismo hepático y aclaramiento renal. Todo este proceso constituye un problema, incluso aunque cese la sedación. Además, la mayoría de los medicamentos tienen una vida media farmacológica significativamente larga.

El fármaco de primera elección ideal para estos casos  sería uno que tenga acción corta,  y un metabolismo que no pase por el hígado o los riñones. El remimazolam cumple con estos requisitos, y haciendo que sea el fármaco de elección en estos pacientes críticos.

También te puede interesar: Diferencias entre la anestesia epidural y la anestesia raquídea

El futuro del remimazolam

Es probable que el remimazolam sea el sedante del futuro. Hay muchas expectativas respecto a los resultados de los ensayos que se están realizando en varias partes del mundo. Además, resultaría ideal para pacientes con alteraciones hepáticas o renales.

  • Wesolowski, A. M., Zaccagnino, M. P., Malapero, R. J., Kaye, A. D., & Urman, R. D. (2016). Remimazolam: Pharmacologic Considerations and Clinical Role in Anesthesiology. Pharmacotherapy. https://doi.org/10.1002/phar.1806

  • Ilic, R. G. (2015). Fospropofol and remimazolam. International Anesthesiology Clinics. https://doi.org/10.1097/AIA.0000000000000053

  • Rogers, W. K., & McDowell, T. S. (2010). Remimazolam, a short-acting GABAA receptor agonist for intravenous sedation and/or anesthesia in day-case surgical and non-surgical procedures. IDrugs.