¿Cómo reparar tu pareja luego de una infidelidad?

Para superar una infidelidad ambos miembros de la pareja deben poner de su parte y empezar de cero, sin rencores. Si no es posible, quizá la mejor opción sea acabar con la relación

Es posible recuperar la confianza en tu pareja luego de una infidelidad.  Sin embargo, lo frecuente es que este suceso conduzca al divorcio y puede llegar a arruinar por completo una relación.

Por supuesto, una infidelidad no es algo que deba tratarse a la ligera. Debemos tener muy claro que es un acto que traiciona por completo la confianza, la autoestima y los sentimientos de la pareja.

Una relación sana debe comenzar con un fuerte vínculo emocional. Por ello, debemos cuidar este lazo y darle la importancia correspondiente.

¿Cómo sabemos si se trata de un asunto emocional?

abraza a tu pareja

Hay que tener en cuenta que el 82% de las parejas que confesaron haber caído en la infidelidad cuentan que todo empezó con quien era “solo un amigo”.

Muchas veces las infidelidades comienzan sin ser premeditadas. Por esto es importante tener una relación fuerte, donde el vínculo emocional se valore sobremanera y se trabaje en él de manera constante.

Si existe una infidelidad, lo importante es que la persona que fue infiel lo admita. Por otro lado, la persona que fue traicionada debe plantearse estas preguntas:

  • ¿Cómo me siento?
  • ¿Realmente vale la pena arreglar las cosas?
  • ¿Es mejor terminar la relación?
  • ¿Es la primera vez que me es infiel?

También hay que considerar la posibilidad de que, aunque la relación continúe, puede que ya no sea igual que antes.

Ver también: 7 señales que delatan la infidelidad de tu pareja

¿La opinión de otros es importante?

En muchas ocasiones es conveniente consultar con otras personas que quizás saben un poco más de la infidelidad. Esto depende exclusivamente de ti. Las opiniones que tú aceptes en tu relación personal serán tu decisión.

Una de las dificultades que presenta el enterarse de una infidelidad es el cómo fue descubierta. Esto ayudará a decidir cómo debemos seguir adelante y qué es más relevante para ti en el futuro.

Ten en cuenta que la mayoría de las personas se inmiscuye en los asuntos de los demás con la intención de ayudar. Esto puede causarte molestias y quizás la impresión de que todos lo sabían, menos tú.

Date un tiempo para analizar la situación. Verás que esto no tiene que ser así necesariamente.

Expresa tus sentimientos

amigos

Habla con tu pareja cuando sientas estar preparado. Dile qué te lastimó y qué necesitas que haga para que vuelvas a confiar nuevamente en ella. Dale los motivos de por qué necesita ser confiable.

En estos casos es importante expresar tus sentimientos con palabras más que con tu cuerpo. Si sientes que no puedes tener un contacto sano físicamente con tu pareja, lo mejor es mantener la distancia.

Aunque sientas impotencia y rabia, nada lograrás con dar puñetazos, golpes o cualquier otro tipo de violencia en general.

Aunque parezca en ese momento algo lógico, no es la oportunidad para lastimar a tu pareja. Esto no te hará sentir mejor. Por el contrario, le harás daño sin necesidad.

Escuchar también es importante

Permite a tu pareja decirte qué es lo que le falta en la relación y si cree que vale la pena repararla. Ya todo estará perdido si solo tú estás dispuesto a luchar para recuperar una relación rota.

Si tu pareja no quiere continuar, será apropiado que habléis sobre terminar con la relación.

Ten presente en todo momento que se trata de una conversación sobre vuestros sentimientos. No es la ocasión para pelear ni reclamar. Escucha atentamente y considera si realmente puedes darle lo que necesita.

En algunos casos, la infidelidad se da debido a que tu pareja se siente rechazada y no supo comunicarlo contigo. También suele pasar que la relación ya no es tan satisfactoria como la otra persona desea.

Debes tener una charla sincera y aceptar los sentimientos de tu pareja. Recuerda que sus emociones y necesidades son verdaderos e importantes aunque tú no estés de acuerdo con ellos.

Si realmente no puedes tolerarlos o no consideras que sean importantes, valora terminar la relación.

Sed responsables

Ambos debéis asumir la responsabilidad de vuestros errores. No puede volverse el tiempo atrás y reparar la infidelidad.

Lo que sí pueden hacer es aceptar lo que estuvo bien y mal en el actuar de cada uno. Esto les permitirá mejorar las acciones futuras y tomar la decisión más adecuada.

Decidir seguir adelante

pareja-dependiente

Si es muy difícil para ti y tu pareja superar la situación, es conveniente recurrir a un experto que os guíe en el camino correcto para mejorar la relación.

Especialmente si algún factor externo complica aún más la relación. Es indispensable cortar toda comunicación con la persona con quien se fue infiel. De otro modo es muy difícil que la persona herida pueda recuperar la confianza.

Te recomendamos leer: No todo el que siembra confianza cosecha respeto

Es importante establecer “reglas”

Llegad a un acuerdo mutuo definiendo cada uno de manera muy literal qué es lo que esperáis de la otra persona. Considerad comenzar a reparar la relación desde su base.

Es importante que toméis en cuenta cada aspecto. Si dejáis algo a la suposición pueden generar futuros problemas y malos entendidos que perjudican el proceso de sanación.

Sobre todas las cosas, ámate a ti mismo. No te hagas responsable de problemas que no fueron tu culpa únicamente y mantente en movimiento.

No permitas que el pasar por esta situación te aparte de ser quien eres y salir adelante.

Categorías: Relaciones Etiquetas:
Te puede gustar