Repelentes naturales para hormigas

Yamila Papa Pintor · 8 mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 21 noviembre, 2019
La menta, la lavanda, el vinagre de manzana y otros son algunos de los repelentes naturales para hormigas que puedes emplear.

Existen algunos repelentes naturales para hormigas a los que se puede recurrir en caso de necesidad. Se elaboran fácilmente con ingredientes sencillos y, generalmente, tienen un aroma agradable. Pero lo más importante es que ayudan a mantener la casa limpia.

Aunque las hormigas no son insectos que puedan perjudicar la salud, hay quienes les desagrada su presencia y, por ello, prefieren ahuyentarlas.

Las hormigas

Las hormigas son insectos que prácticamente pueden comer de todo. De hecho, se alimentan de cualquier tipo de sustancia orgánica, ya sea animal o vegetal. Esto incluye alimentos como por ejemplo: hierbas, carnes, frutas, lácteos, verduras, aceites, zumos, nueces, cereales, azúcar o semillas.

Hormigas

Por lo general, viven en sitios escondidos y oscuros. Indistintamente en el campo, el desierto, la selva y en zonas urbanas o industriales, allí donde tengan la posibilidad de conseguir comida con facilidad, colonizarán. Por ese motivo, donde haya vegetación verde, siempre vas a encontrar cerca las hormigas. 

En ocasiones, pueden construir sus colonias en las plantas, alrededor de sus raíces. Si bien esto no supone un problema generalmente, cuando las hormigas deciden vivir en la planta que tenemos para decorar la sala o cierta parte del jardín, es cuando pueden haber un conflicto de intereses.

Te puede interesar: Plagas y enfermedades de las plantas

Repelentes naturales para hormigas

A continuación te compartimos algunos de los repelentes naturales que puedes utilizar para ahuyentar a las hormigas de tu hogar o jardín.

1. Vinagre de manzana

El vinagre es un producto ideal para limpiar la casa y también para mantener alejadas a las plagas. Si las hormigas han entrado en tu cocina, limpia con una mezcla de vinagre de manzana y agua tibia (proporción 50-50). Funcionará porque los insectos no toleran su olor y los ácidos que contiene resultan tóxicos para ellas.

2. Tiza o talco

La tiza que se usa para la escuela o el talco para los bebés pueden ser dos repelentes caseros muy eficaces para combatir las hormigas. Traza una línea espolvoreando cualquiera de estos dos elementos por el sitio donde pasan las hormigas. Así, conseguirás espantarlas.

3. Zumo de limón

El limón es uno de los repelentes naturales para hormigas más eficaz ya que su contenido en ácido hace que las hormigas confundan su sentido de rastreo.

Rocíalo sobre el camino de las hormigas y en las entradas de las puertas y ventanas. Puedes hacerlo directamente, o bien diluido con agua, según consideres oportuno.

Descubre: 5 maneras de utilizar bicarbonato de sodio y limón en la limpieza del hogar

4. Granos de café

Los granos de café, además de neutralizar otros olores, repelen a las hormigas. Para ello mezcla los granos de café con bicarbonato y lo espolvoreas donde lo necesites.

5. Menta

La menta fresca espanta a las hormigas.

El aceite esencial de menta te puede ayudar a eliminar las hormigas de tu jardín poniendo unas gotas en los marcos de las puertas y las ventanas. Otra opción es preparar bolsitas de menta seca y colgarlas en los vértices de las ventanas.

6. Cortezas de cítricos o de pepino

Ya hemos hablado sobre las propiedades del zumo de limón como repelente de hormigas. Sin embargo, puedes aumentar el efecto del zumo de limón si también pones las corteza de este cítrico, así como las de la naranja, pomelo o mandarina.

Las cáscaras de pepino son muy eficaces porque, al descomponerse, se vuelven tóxicas para las hormigas, y ellas las evitan.

7. Plantas aromáticas

Las plantas aromáticas como la lavanda, hierbabuena, menta, espliego o caléndula, te pueden ayudar a ahuyentar a las hormigas de tu casa, pues el olor que desprenden hará que se alejen.

Lee: ¿Cómo hacer y utilizar el aceite de lavanda?

8. Agua de rosas con jabón

Si bien a las hormigas no les disgusta el agua, no ocurre lo mismo cuando esta tiene jabón, ya que no pueden desplazarse libremente. Por ello, para preparar un sencillo repelente para las hormigas, mezclas unas gotas de jabón o detergente líquido con un poco de agua de rosas.

Recetas de repelentes naturales para hormigas

En caso de que tengas demasiadas hormigas en casa, puedes considerar preparar los siguientes repelentes.

  • Receta N° 1: en una botella de 250 ml de jabón líquido para manos coloca 30 ml de cada una de las siguientes esencias: árbol de té, rosa, canela, menta, poleo menta y citronella. A continuación, en una botella con spray pones dos tazas de agua y dos cucharadas grandes de la mezcla anterior. Después rocias los sitios donde frecuentemente se encuentran las hormigas.
  • Receta N° 2: en una botella con spray pones, 250 ml de agua, una cucharada grande de salsa picante o chili (guindilla), ¼ taza de jabón líquido y una cucharada pequeña de esencia de menta o hierbabuena. Luego ya solo tienes que rociar la mezcla por donde pasen estos insectos.
  • Receta N° 3: machaca en un mortero un puñado de ortigas y añádelas a cinco litros de agua dejando que hierva durante media hora. Al cabo de ese tiempo dejas reposar durante cinco horas. Pulveriza en los caminos y en los alrededores de la casa.

Ahora que ya conoces algunos repelentes naturales para las hormigas con aromas muy agradables, ¿cuál probarás?

  • Chacón de Ulloa, P. (2003). Hormigas urbanas. Introducción a Las Hormigas de La Región Neotropical. https://doi.org/10.1108/EUM0000000005647
  • Delabie, J. H. C., Ospina, M., & Zabala, G. (1996). Relaciones entre hormigas y plantas : una introducción. Introdución a Las Hormigas de La Región Neotropical. https://doi.org/10.1108/EUM0000000005647
  • Gallego-Ropero, M. C. (2005). INTENSIDAD DE MANEJO DEL AGROECOSISTEMA DE CAFÉ (Coffea arabiga L.) (MONOCULTIVO Y POLICULTIVO) Y RIQUEZA DE ESPECIES DE HORMIGAS GENERALISTAS. Boletín Del Museo de Entomología de La Universidad Del Valle.