Repolarización capilar casera: tu pelo reparado en minutos

Combinando algunos ingredientes con propiedades hidratantes y revitalizantes podemos hacer una repolarización capilar casera para reparar los cabellos maltratados y resecos y devolverles su vitalidad y brillo

Existen muchos tratamientos profesionales y alternativos que nos permiten reparar el cabello cuando empieza a adquirir un aspecto opaco y seco. La repolarización capilar casera es uno de los métodos que más fama están ganando, dado que permite nutrir y reestructurar al mismo tiempo.

Dicho de otro modo, es un cóctel de ingredientes hidratantes que ayudan, casi de manera instantánea, a devolverle el brillo y la sedosidad a la melena. Si bien muchos salones de belleza y centros de estética lo están implementando, también se puede hacer en casa.

¿Cuáles son sus beneficios? ¿Qué herramientas se necesitan? Sabemos que muchas están interesadas en hacerlo. Por este motivo, a continuación queremos contar en detalle en qué consiste, por qué se recomienda y cuáles son los pasos para aplicarlo.

Beneficios de la repolarización capilar casera

El tratamiento de repolarización capilar casera se recomienda cuando el cabello empieza a enviar señales de maltrato y debilidad. A menudo, estos se aplican cuando hay agresiones por el uso excesivo de planchas, secadores o cualquier elemento que maltrata las hebras y folículos.

Dado que combina algunos productos con propiedades revitalizadoras e hidratantes, su uso regular le brinda muchos otros beneficios a la melena. De hecho, se recomienda su aplicación por lo menos una vez al mes para mantener su efecto de sedosidad y humectación.

En resumen, las ventajas de usar este método de reparación capilar son:

  • Más suavidad y humectación de las fibras capilares
  • Mayor resistencia y elasticidad del cabello
  • Más control sobre los cabellos rebeldes y rizados
  • Menos frizz o efecto “eléctrico”
  • Cabello más brillante y saludable

¿Cómo se hace una repolarización capilar casera?

crema nutritiva para el cabello

Un beneficio adicional de la repolarización capilar casera es que resulta más económico que algunos de los métodos aplicados en la peluquería. Como algunas saben, los tratamientos profesionales son bastante costosos y no todas pueden acceder a ellos.

Por lo tanto, esta alternativa es ideal para quienes no tienen mucho dinero o no quieren gastar pero aun así quieren lucir su melena espectacular. Los elementos que se requieren se pueden adquirir en tiendas cosméticas o peluquerías, a un precio bastante módico.

Ingredientes

  • Champú (el de uso regular)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 ml)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)
  • 1 tratamiento de queratina (100 ml)
  • Sachet de mascarilla capilar hidratante (gusano de seda, embrión de pato, colágeno, etc.) (120 ml)

Utensilios

  • Taza de plástico
  • Brocha para teñir el cabello
  • Plancha para cabello
  • Papel aluminio
  • Gorro térmico o plástico

Preparación y aplicación

  • En primer lugar, debes enjuagar tu cabello con tu champú de uso regular.
  • Luego, toma el aceite de coco y oliva y mézclalos en una taza de plástico.
  • Incorpora la queratina y la mascarilla capilar elegida, y sigue removiendo para que todo se integre bien.
  • Con el cabello aún húmedo, después de haberlo lavado y desenredado, extiende el preparado con la ayuda de una brocha para tinte.
  • Una buena opción es separarlo en varios mechones para que el producto quede bien distribuido desde las raíces hasta las puntas.
  • Cúbrelo con un gorro y déjalo actuar entre 10 y 15 minutos.
reparar el cabello quemado

  • Mientras trascurre este tiempo, toma la plancha para cabello y ponle papel aluminio por el lado brillante de sus placas.
  • Asegúrate de forrarla bien y déjala calentar a 180 ºC.
  • Cuando haya pasado el tiempo aconsejado, y la plancha esté caliente, vuelve a dividir el pelo en varias secciones, pero más pequeñas.
  • Pásale la plancha dando pequeños toques y luego suavemente a lo largo del cabello. Como la idea no es secarlo, sino sellarlo, primero se deben dar los toquecitos.
  • No se debe pasar la plancha más de tres veces por el mechón, ya que el pelo debe quedar aún húmedo.
  • Cuando termines de planchar todo el pelo, cúbrelo con un gorro térmico y déjalo actuar entre 30 y 40 minutos.
  • Para finalizar, enjuágalo de nuevo con agua fría o tibia, pero sin usar champú o acondicionador.
  • Péinalo como de costumbre y déjalo secar al aire libre para ver los resultados.

Nota: las cantidades dadas pueden variar en función de la cantidad de pelo. Si tienes una melena muy abundante, usa un poco más. El gorro térmico es solo una sugerencia. Si no tienes uno, no hay problema.

¿Te animas a probar este maravilloso tratamiento capilar en tu casa? Como lo puedes notar, no es difícil, ni implica usar químicos extraños. Sigue las instrucciones dadas y disfruta en cuestión de minutos un cabello revitalizado y suave.