¿Qué es la resistencia a los antibióticos?

31 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
La resistencia a los antibióticos puede ser natural (intrínseca) o adquirida. La resistencia intrínseca es propia de cada familia, especie o grupo bacteriano. Descubre más al respecto en este artículo.

La resistencia a los antibióticos es, hoy en día, una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo. Se trata de un fenómeno natural, aunque el uso indebido de los antibióticos por parte de los humanos y los animales está acelerando el proceso.

Cada vez es mayor el número de infecciones, como son las neumonías, la tuberculosis o la gonorrea, cuyo tratamiento se vuelve más difícil por la pérdida de eficacia de estos fármacos. Como consecuencia, las estancias en los hospitales se prolongan, aumentan los costes médicos y la mortalidad.

Ahora bien, ¿qué es la resistencia a los antibióticos? ¿Por qué se produce resistencia? A lo largo del artículo explicamos bien los conceptos y términos relacionado con estas cuestiones.

La resistencia a los antibióticos

Resistencia a los antibióticos
La resistencia a los antibióticos es una problemática que amenaza la salud a nivel mundial. El uso indebido de los antibióticos ha sido un factor determinante para su desarrollo.

Los antibióticos son los medicamentos que utilizamos para el tratamiento de las infecciones por unos microorganismos conocidos como bacterias. El primer antibiótico se utilizó en el siglo XX y desde esta época se han podido curar numerosas enfermedades infecciosas, mejorando así la supervivencia y la calidad de vida de millones de personas.

Sin embargo, a lo largo de todo este tiempo la utilización que se le ha dado a estos fármacos no ha sido la adecuada. Un ejemplo de ello es su administración para tratar de curar enfermedades que no son causadas por bacterias, por lo tanto su uso era ineficaz.

El uso excesivo e inadecuado de los antibióticos acelera la aparición y la propagación de bacterias resistentes. Estos microorganismos son capaces de desarrollar unos mecanismos para defenderse del “ataque” del fármaco y así sobrevivir.

De este modo, las bacterias sensibles se destruyen cuando se exponen a antibióticos mientras las bacterias que han adoptado unos mecanismos de resistencia siguen creciendo y multiplicándose.

Por lo tanto, es fundamental el uso racional de estos medicamentos para que, más tarde, no tengamos que lamentar la pérdida de buena parte de su utilidad. Por esta razón, es de suma importancia que tanto los profesionales de la salud como la población en general sean conscientes del problema y que eviten que se agrave en los próximos años.

Mecanismos de resistencia de las bacterias

A continuación explicaremos los tipos de resistencia y los diferentes mecanismos por los cuales las bacterias se hacen resistentes a estos fármacos.

Tipos resistencia

La resistencia a los antibióticos puede ser natural (intrínseca) o adquirida. La resistencia intrínseca es propia de cada familia, especie o grupo bacteriano. Por ejemplo, las bacterias que no tienen pared celular, son resistentes a antibióticos que inhiben la síntesis de la pared celular.

En cuanto a la resistencia adquirida, es variable y es adquirida por una cepa de una especie bacteriana. Así, existen cepas, por ejemplo, de neumococo que han adquirido resistencia a la penicilina, cepas de Escherichia coli resistentes a la ampicilina o cepas de estafilococos resistentes a la metriciclina.

Es esta resistencia la que puede llevar al fracaso terapéutico cuando se utiliza un antibiótico supuestamente activo frente al microorganismo que produce la infección.

Descubre: Los antibióticos de amplio espectro: funciones y resistencias

Mecanismos de resistencia

Resistencia a los antibióticos
El consumo de medicamentos antibióticos sin receta médica es uno de los factores que contribuye a la resistencia de las bacterias.

Las bacterias son capaces de adquirir resistencia en función de su variabilidad genética. La gran mayoría de los mecanismos de resistencia pueden agruparse en tres categorías:

1. Inactivación enzimática

El principal mecanismos de inactivación es la hidrólisis. Este mecanismo es habitual para la enzimas betalactamasas y los betalactámicos, pero también pueden ocurrir modificaciones no hidrolíticas tales como las acetilaciones o fosoforilaciones.

2. Modificaciones en el sitio blanco

Existen diversas estrategias para alcanzar este objetivo. Una de ellas es típica del Streptococcus pneumoniae, que confiere resistencia a la penicilina e incluso a la ceftriaxona. Esta bacteria tiene un gen que codifica el propio blanco del antibiótico. Otra estrategia es la de adquirir un gen que codifique para sustitutos de los blancos originales.

3. Modificaciones de la permeabilidad de la pared celular

Dentro de este mecanismo se agrupan otros 3:

  • Alteraciones de las membranas bacterianas: sobre todo en bacterias gram negativas, donde la membrana externa de la envoltura celular rica en lípidos es impermeable a las sustancias hidrofílicas.
  • Alteraciones en la entrada de antibióticos dependiente de energía, como ocurre en la primera etapa de ingreso de los aminoglucósidos.
  • Aumento de la salida de antibióticos: la resistencia por eflujo es un mecanismo inespecífico que afecta a diferentes grupos de antibióticos.

Lee también: ¿Qué son los medicamentos antimicóticos y para qué sirven?

Prevención

Para evitar que este problema se agrave, es importante seguir una serie de medidas. En primer lugar evita la automedicación. El diagnóstico correcto y la decisión respecto a la necesidad de administrar antibióticos son competencia exclusiva de los médicos.

Respeta la dosis y la duración del tratamiento prescrito. También debes leer el prospecto del medicamento y seguir las instrucciones de uso para tomarlo con seguridad.

Por otro lado, no guardes los antibióticos que te sobren. Pregunta al farmacéutico como desechar el medicamento que te sobre.

  • Hipólito Unanue, F. I. (2019). Resistencia a los antibióticos. Diagnóstico. https://doi.org/10.33734/diagnostico.v57i2.141
  • Cabrera, C. E., Gómez, R. F., & Zúñiga, A. E. (2007). La resistencia de bacterias a antibióticos, antisépticos y desinfectantes una manifestación de los mecanismos de supervivencia y adaptación. Colombia Medica.
  • Tafur, J. D., Torres, J. A., & Villegas, M. V. (2008). Mecanismos de resistencia a los antibióticos en bacterias Gram negativas. Asociación Colombiana de Infectología.