Respiración de fuego en yoga: 6 beneficios

Solimar Cedeño·
13 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
22 Diciembre, 2018
La respiración de fuego es una técnica beneficiosa para el organismo, pero debe hacerse con precaución, preferiblemente bajo supervisión. ¡Sus consecuencias favorables te van a sorprender!

El pranayama es la técnica de respiración que se utiliza en el yoga, y se compone de varios ejercicios que complementan a las asanas —posturas— de cada modalidad yóguica. La respiración de fuego es uno de esos pranayamas, y tiene múltiples beneficios para el organismo.

Uno de los factores más importantes dentro del yoga es la respiración, porque permite que el yogui se relaje al inhalar y exhalar profundamente mientras realiza los asanas. Esto ayuda a calmar la mente, libera tensiones y oxigena el cerebro, como afirma un estudio publicado en el Annals of the New York Academy of Sciences.

¿Qué es la respiración de fuego?

El nombre sánscrito de la respiración de fuego es kapalabhati; el término kapala se traduce como ‘cráneo’ y bhati como ‘limpiar’. Por lo tanto, se hace referencia a la limpieza de la mente.

Como detallaremos más adelante, este ejercicio ayuda a controlar la ansiedad y a disminuir los efectos de los nervios, la preocupación, la tristeza, el dolor y el miedo. La postura más común para hacer este pranayama es la del loto, es decir, sentada con los pies flexionados y cruzados, la espalda recta y las manos sobre las rodillas.

¿Cómo se hace?

El kapalabhati consiste en inspirar suave —si eres principiante— y profundamente a través de la nariz hasta llenar los pulmones, y espirar con fuerza para expulsar todo el aire.

La espiración también se hace con la nariz, y se debe contraer el abdomen hacia la columna, con la finalidad de estimular el diafragma. El ritmo de las respiraciones aumenta conforme el alumno vaya dominando la técnica.

¿Cuáles son los beneficios de la respiración de fuego?

Practicar la respiración de fuego tiene múltiples beneficios, mayormente relacionados con la emocionalidad y el funcionamiento del organismo. A continuación, vamos a detallar algunos de ellos.

1. Recupera el control en situaciones de estrés

Al respirar de manera controlada, aumenta la concentración y la mente se limpia de las energías negativas que causan el estrés y la ansiedad. La relación entre el ritmo de la respiración y la ansiedad fue confirmada por una investigación publicada por Respiration and Emotion.

Cuando estamos estresados, el diafragma se contrae hacia adentro, justo hacia el área del plexo solar, que es donde se «guardan» todas las emociones según la tradición hindú. Con la respiración de fuego, las emociones podrán fluir y salir del cuerpo, si es necesario, para equilibrar el organismo y mejorar la salud mental y física.

Lee también: Descubre la importancia de expresar tus emociones a tiempo

La respiración de fuego te ayuda a controlar el estrés

2. Purifica la sangre y los pulmones

Este ejercicio de respiración contribuye en mejorar la circulación y purificar la sangre, debido a la cantidad de oxígeno que se inhala. Las ventajas de estas inhalaciones y exhalaciones profundas y completas son confirmadas por varios estudios citados por el International Journal of Yoga.

Las teorías yóguicas sostienen que, al expulsar todo el aire, no quedan residuos de este dentro del sistema. De este modo, se posibilita la llegada de aire nuevo y más limpio a los pulmones cuando se inhala nuevamente.

3. Incrementa la capacidad pulmonar

Los seres humanos no solemos utilizar los pulmones a su máxima capacidad porque por lo general respiramos de manera limitada. Esto quiere decir que hacemos respiraciones cortas que no llenan de aire a los pulmones.

Si se practica la respiración de fuego con frecuencia, los pulmones se acostumbrarán a almacenar progresivamente una mayor cantidad de aire. Una investigación publicada en 2005 por Respiratory Physiology & Neurobiology afirma que el yoga mejora las funciones respiratorias en ciertas personas, aunque esto no se da en la totalidad de los practicantes.

4. Fortalece el chakra del ombligo

Este chakra, también llamado Manipura y que es el tercero de acuerdo a la cultura hindú, es el encargado de concentrar las emociones. Es el chakra más grande y potente de todos; está relacionado con las acciones y emociones.

¿Alguna vez has sentido un «vacío en el estómago» cuando estás asustado o triste? De acuerdo con las creencias yóguicas, probablemente se deba a la manifestación de este chakra en tu cuerpo.

5. Ayuda a la memoria y concentración

Al respirar profundo, no solo la sangre se oxigena: el cerebro también lo hace. El yoga y sus técnicas de respiración mejoran las capacidades cognitivas y la concentración, tal y como ratifica la American Psychological Association.

Te puede interesar: 6 soluciones naturales para preservar la memoria

6. Estimula el funcionamiento del aparato digestivo

Mientras se realiza el ejercicio de respiración, el aparato digestivo se activa debido al movimiento del diafragma. De esta forma, con la práctica del yoga se obtienen mejores en la digestión y se alivian malestares como el síndrome de intestino irritable, según un estudio publicado por Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine.

Precauciones al realizar la respiración de fuego

Si te estás iniciando en la práctica de la respiración de fuego, hazla siempre bajo la supervisión de tu instructor hasta que aprendas a dominarla. Se trata de una técnica delicada, que necesita tiempo y paciencia.

No hagas respiraciones de fuego tan rápido si eres principiante porque podrías marearte. Probablemente el sistema respiratorio no esté acostumbrado a recibir y expulsar rápidamente tanta cantidad de aire; déjalo que se habitúe de manera progresiva para que no lo sobrecargues.

Si te mareas, detén el ejercicio. No continúes si empiezas a sentirte mal porque, debido al choque repentino del aire dentro de los pulmones, estos se cansarán y podrían causarte un desmayo.

Un estudio publicado en la revista Chest detalla un caso de una mujer que se produjo un neumotorax espontáneo —es decir, una entrada de aire entre los pulmones y la cavidad torácica— llevando a cabo esta técnica sin supervisión. Si bien se trata de un caso único y extremo, es un ejemplo de lo que puede pasar si sobreexiges a tu cuerpo.

Realiza la respiración de fuego con la supervisión de tu instructor

Contraindicaciones de la respiración de fuego

Este ejercicio está contraindicado para mujeres embarazadas o que tengan la menstruación. Tampoco se aconseja para pacientes que padezcan epilepsia, hipertensión, efisema pulmonar o enfermedades cardiovasculares.

Más allá de estos cuidados y contraindicaciones, la respiración de fuego es una técnica beneficiosa porque favorece la salud mental y por las otras ventajas ya mencionadas. Con ella, podrás concentrarte en todo lo que pasa en tu interior y te hará más consciente de tu ser.

No obstante, es un ejercicio que debe hacerse con precaución si apenas eres un principiante, o incluso si ya lo has hecho antes pero quieres exigirle un poco más a tu cuerpo. La clave del yoga es ser paciente. Los progresos no los verás de un día para otro, pero seguro los percibirás con el tiempo.

  • Brown, R. P., & Gerbarg, P. L. (2009). Yoga breathing, meditation, and longevity. In Annals of the New York Academy of Sciences. https://doi.org/10.1111/j.1749-6632.2009.04394.x
  • Derek B. Johnson, Mathew J. Tierney, Parvis J. Sadighi. 2004. Kapalabhati Pranayama: Breath of Fire or Cause of Pneumothorax?: A Case Report. Chest. https://doi.org/10.1378/chest.125.5.1951. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S001236921532198X)
  • Vijaya Kavuri; Nagarathna Raghuram; Ariel Malamud; Senthamil R. Selvan. 2015. Irritable Bowel Syndrome: Yoga as Remedial Therapy. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. https://www.hindawi.com/journals/ecam/2015/398156/
  • Sahasi, G. (1984). A replicated study on the effects of yoga on cognitive functions. Indian Psychological Review, 27(1-4), 33–35.
  • Florence Villien, Melody Yu, Pierre Barthélémy, Yves Jammes. 2005. Training to yoga respiration selectively increases respiratory sensation in healthy man. Respiratory Physiology & Neurobiology. https://doi.org/10.1016/j.resp.2004.11.010. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S156990480400326X)
  • Ansari R. M. (2016). Kapalabhati pranayama: An answer to modern day polycystic ovarian syndrome and coexisting metabolic syndrome?. International journal of yoga, 9(2), 163–167. https://doi.org/10.4103/0973-6131.183705
  • Masaoka Y., Kanamaru A., Homma I. (2001) Anxiety and Respiration. In: Haruki Y., Homma I., Umezawa A., Masaoka Y. (eds) Respiration and Emotion. Springer, Tokyo. https://doi.org/10.1007/978-4-431-67901-1_6
  • Brown, R.P. and Gerbarg, P.L. (2009), Yoga Breathing, Meditation, and Longevity. Annals of the New York Academy of Sciences, 1172: 54-62. doi:10.1111/j.1749-6632.2009.04394.x