Cómo la respiración incorrecta puede afectar tu salud

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 6 enero, 2019
Para evitar que una respiración incorrecta se convierta en un problema es importante que aprendamos a respirar conscientemente para después nuestro cuerpo lo haga bien de forma automática.

La salud de tus tejidos depende de su oxigenación. Por tanto, una respiración incorrecta tiene consecuencias negativas en la salud mental y física.

A pesar de ser una acción automática del cuerpo y, por tanto, aparentemente sencilla, son muchas las ocasiones en las que no la ejecutamos bien.

Hay veces en las que respiramos mal por un tabique desviado pero también son abundantes aquellas en las que, por costumbre o incluso por estar sometidos a un ritmo de vida estresante, respiramos de manera errónea.

El objeto de la respiración es evidente: introducir en la sangre el oxígeno necesario para la vivificación de los órganos

-Johannes Peter Müller-

¿Qué es una respiración incorrecta?

respiracion

Existen tres tipos de respiración: la abdominal, la intercostal y la bucal. Si bien el más adecuado es el primero, los otros dos pueden acarrear dificultades.

La respiración bucal es la más perjudicial, ya que la boca no filtra el aire y, en consecuencia, entran en nuestro organismo agentes nocivos.

No te tomes a la ligera esta cuestión, ya que los efectos oscilan entre leves molestias y patologías que podríamos considerar graves. Así pues, lee atentamente lo que viene a continuación.

Lee también: 7 maneras eficientes de destapar tu nariz rápidamente

¿Cuáles son las consecuencias de una respiración incorrecta?

1. Dormir mal

Si no respiramos bien cuando dormimos, el cerebro no está oxigenado correctamente, por lo que no consigue entrar en sueño profundo.

De hecho, si tienes una respiración incorrecta te habrás despertado con sobresaltos o con cansancio más de una vez.

Además de esta debilidad, también experimentarás cefaleas matutinas o más duraderas que convertirán esta parte del día en una lucha contra un dolor que, según su intensidad, puede impedirte desenvolverte con normalidad.

2. Fatiga

Qué es la fatiga y qué la provoca

Teniendo en cuenta que el oxígeno es nuestra gasolina, en el caso de que este sea de mala calidad, utilizaremos de forma excesiva los tejidos y los músculos, por lo que al final del día acumularemos una gran fatiga que difícilmente podremos eliminar.

3. Depresión

Como es lógico, estar en un constante estado de agotamiento afecta a todos los ámbitos de tu vida.

Por un lado, tendrás problemas de concentración y, por otro, no te apetecerá compartir tiempo con amigos y familia: solo querrás descansar.

El mal desempeño laboral y la falta de vida social minará tu autoestima, de forma que rozarás o llegarás a tener estados de ánimo depresivos, más o menos continuados, debido a una respiración incorrecta.

4. Deterioro del sistema inmunitario: serás más vulnerable.

La respiración incorrecta incide directamente sobre el sistema inmunitario, debido al déficit tanto en calidad como en cantidad de oxígeno.

En este sentido, serás más proclive a contraer virus, infecciones o enfermedades que impedirán que puedas realizar tus tareas cotidianas.

5. Riesgos cardiovasculares

respiracion-incorrecta-riesgos-cardiovasculares

Visita este artículo: 5 soluciones naturales para combatir las venas várices exitosamente

El corazón hará un sobresfuerzo, ya que no contará con la energía suficiente. Al mismo tiempo, trabajará con una sangre que contendrá elementos no deseados, lo que afectará negativamente al músculo.

Por esta razón, el sistema circulatorio también se verá perjudicado por una respiración incorrecta.

La sangre que circula por nuestras arterias y venas se espesará, lo que se traducirá en la obstrucción de las mismas, con la consiguiente aparición de varices y otros fenómenos.

Problemas gastrointestinales

Como sabemos, el aparato digestivo se encarga de separar las sustancias nutritivas de las que no lo son.

Esta función no se llevará a cabo con una respiración incorrecta, ya que la sangre con la que opera ya está en mal estado.

Esto aumentará nuestras probabilidades de padecer aerofagia o gastritis crónica.

Como puedes comprobar, si tu respiración es incorrecta, es hora de tomar cartas en el asunto.

A diferencia de otras facetas de nuestra vida, esta complicación es fácil de solucionar. Hoy en día cuentas con cursos de meditación y terapias alternativas, en cuya base está la oxigenación del cuerpo a través de la respiración alta.

  • F. Susanibar. (2013). Fisiología de la respiración. In Fisiología de la respiración e insuficiencia respiratoria aguda. https://doi.org/jbiol226 [pii]\n10.1186/jbiol226.
  • García Río, F. (2004). Control de la respiración. Archivos de Bronconeumología. https://doi.org/10.1157/13077883.