Restaura la flora intestinal naturalmente

Brunilda Zuñiga 24 octubre, 2014

Síntomas como la fatiga y la sensación de agotamiento son sólo algunos de los efectos de una mala salud intestinal. Otros efectos un poco más perjudiciales son la diarrea, el estreñimiento, alergias a los alimentos, inflamación o dolores de cabeza. Restaura la flora intestinal para disminuir y eliminar estos molestos síntomas (independientemente del origen de los mismos).

Restaura la flora intestinal

Ciertas hierbas como el sello de oro y los antibióticos pueden destruir la flora intestinal. Una dieta basada en alimentos poco fermentados  demasiado cocinados es un factor determinante para tener una mala salud intestinal. Por el contrario, los alimentos fermentados proporcionan probióticos en cantidades suficientes para luchar con eficacia contra los microbios, parásitos y hongos. El consumo de frutas y verduras frescas son una fuente de bacterias buenas.

Puede que alguien se haga la pregunta ¿por qué la naturaleza favorece el desarrollo de esos organismos nocivos? La respuesta es muy sencilla, es una cuestión de números. Esos organismos están presentes en la naturaleza porque propician y benefician otras clases de vida diferentes a la nuestra. Pero el cuerpo humano posee mayor cantidad de bacterias buenas que malas, en una proporción de 100 a 1 más o menos, lo que en condiciones normales y saludables, nos libera de cualquier peligro, pues esta flora bacteriana propia es la primera barrera de nuestro sistema inmunológico.

Para mantener esta buena salud intestinal, es necesario consumir productos como kéfir o yogur (elaborado con leche cruda) que aportan los probióticos necesarios que restaura la flora intestinal. Es recomendable la elaboración con leche cruda porque desarrolla cepas lo suficientemente fuertes como para reproducirse a la vez que luchar contra las bacterias no deseadas.

Equilibrar el pH del cuerpo

Vinagre de manzana

El objetivo es mantener el cuerpo en un pH neutro, porque demasiado alcalino o demasiado ácido, creará un ambiente propicio para algunos hongos dañinos. La acumulación de ácido puede ocasionar también dolor en articulaciones, en la cabeza, inflamación y otros malestares.

Equilibrar el pH puede eliminar o reducir muchos problemas de salud y es muy fácil hacerlo, basta con tomar:

·         1 cucharadita de vinagre de manzana o jugo de limón fresco diluido en 350 ml de agua.

·         1 cucharadita de cebada en polvo diluida en 350 ml de agua.

Se puede agregar más agua en caso de que el sabor te resulte muy fuerte. En la farmacia están disponibles unas tiras reactivas de pH muy útiles para determinar si el equilibrio es el correcto. Restaura la flora intestinal, equilibra el pH y lleva una dieta equilibrada.

Una dieta sana como base de la salud intestinal

Nuestro intestino y su salud dependen básicamente de los alimentos que consumimos. Cuando comemos suficientes productos naturales como frutas, verduras, yogurt natural sin endulzantes, semillas y granos integrales le damos una buena base a nuestro cuerpo. De esta manera preparamos a nuestro cuerpo para soportar la ingesta de productos menos sanos, siempre y cuando no se conviertan en la base de nuestra dieta.

Te puede gustar