¿Restaurar la flora intestinal naturalmente?

Okairy Zuñiga · 5 noviembre, 2019
Mantener una flora intestinal sana es imprescindible para nuestra salud, ya que si no contraeremos enfermedades que afectarán gravemente a nuestro organismo.

Síntomas como la fatiga y la sensación de agotamiento pueden ser algunos de los efectos de una mala salud intestinal. Otros síntomas de posibles problemas intestinales son la diarrea, el estreñimiento, alergias a los alimentos, inflamación o dolores de cabeza. Por eso, restaurar la flora intestinal puede contribuir a prevenir estos molestos síntomas. No obstante, ante cualquier molestia o signo de los anteriormente comentados, es recomendable que acudas al médico.

Por flora intestinal se entiende al ecosistema microbiano que coloniza nuestro tracto gastrointestinal. Estas bacterias tienen un papel fundamental tanto en el desarrollo como en el mantenimiento del equilibrio del sistema inmunitario. Existen evidencias de que esta flora intestinal puede estar implicada en algunas patologías tales como el fallo multi-orgánico o el cáncer de colon. 

Restaura la flora intestinal

Los antibióticos pueden destruir los microorganismos que conforman la flora intestinal, porque tienen la capacidad de promover cambios muy rápidos y radicales en la flora normal, según las investigaciones médicas.

Por otro lado, los productos probióticos que actualmente se comercializan son principamente de tres tipos. Entre ellos, los estudios sostienen que los alimentos fermentados pueden contener probióticos, que se consumen, esencialmente, con la finalidad de obtener nutrientes adicionales y necesarios para el organismo. Entre ellos, podemos encontrar yogures, leche o quesos.

Además, una dieta variada y equilibrada, basada en el consumo de frutas y verduras frescas, contribuirán igualmente a mantener una adecuada flora intestinal.

Puede que alguien se haga la siguiente pregunta: ¿por qué la naturaleza favorece el desarrollo de esos organismos nocivos?

La respuesta es muy sencilla, es una cuestión de números. Esos organismos están presentes en la naturaleza porque propician y benefician otras clases de vida diferentes a la nuestra.

Para mantener una buena salud intestinal, es necesario consumir productos como kéfir o yogur (elaborado con leche cruda) que aportan los probióticos necesarios que restaura la flora intestinal.

Es recomendable la elaboración con leche cruda porque desarrolla cepas lo suficientemente fuertes como para reproducirse a la vez que luchar contra las bacterias no deseadas.

Equilibrar el pH del cuerpo

Vinagre de manzana

El objetivo es mantener el cuerpo en un pH neutro,porque demasiado alcalino o demasiado ácido, creará un ambiente propicio para algunos hongos dañinos. La acumulación de ácido puede ocasionar también dolor en articulaciones, en la cabeza, inflamación y otros malestares.

Según se cree popularmente, para equilibrar el pH es muy útil tomar:

  • 1 cucharadita de vinagre de manzana o jugo de limón fresco diluido en 350 ml de agua.
  • 1 cucharadita de cebada en polvo diluida en 350 ml de agua.

Se puede agregar más agua en caso de que el sabor te resulte muy fuerte. En la farmacia están disponibles unas tiras reactivas de pH muy útiles para determinar si el equilibrio es el correcto. Insistimos en que no hay evidencias científicas de ello y que es preferible que consultes con tu médico de confianza antes de alterar unilateralmente la acidificación de tu pH.

Una dieta sana como base de la salud intestinal

dibujo de flora intestinal

Nuestro intestino y su salud dependen en gran medida de los alimentos que consumimos. Cuando comemos de manera habitual productos tales como frutas, verduras, proteínas magras, semillas y granos integrales le damos una buena base a nuestro cuerpo.

Además, siempre que consultes a tu médico o nutricionista sobre la salud de tu flora intestinal, ayudarás a mantenerte más saludable.

  • Eckburg, P. B., Bik, E. M., Bernstein, C. N., Purdom, E., Dethlefsen, L., Sargent, M., … Relman, D. A. (2005). Microbiology: Diversity of the human intestinal microbial flora. Science. https://doi.org/10.1126/science.1110591.

  • Hill, M. J. (1997). Intestinal flora and endogenous vitamin synthesis. In European Journal of Cancer Prevention. https://doi.org/10.1097/00008469-199703001-00009.

  • Guarner, F., & Malagelada, J. R. (2003). Gut flora in health and disease. Lancet. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(03)12489-0.