Restricciones alimentarias para los pacientes neutropénicos

Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
17 junio, 2019
Los pacientes neutropénicos necesitan tener una alimentación especial para reducir el riesgo de contraer infecciones. ¿Sabes qué deben evitar en su dieta? Te invitamos a descubrirlo.

Los pacientes neutropénicos necesitan tener una alimentación especial para reducir el riesgo de contraer infecciones. Una persona neutropénica tiene un nivel bajo de glóbulos blancos (especialmente de los glóbulos blancos llamados neutrófilos).

Las causas pueden ser varias pero destaca sobre todo en los pacientes que tienen cáncer y que deben tener un tratamiento de quimioterapia. A continuación, vamos a hablar sobre las restricciones y consejos que se deben tener en cuenta para nutrirse adecuadamente en estos casos.

¿Qué es la neutropenia?

Neutrófilos bajos en la sangre.
La neutropenia es una reducción del recuento de neutrófilos sanguíneos. Producto de esto, el sistema inmunitario se debilita y aumenta el riesgo de distintas infecciones.

La neutropenia es una reducción del recuento de neutrófilos sanguíneos. Si es severa, aumentan el riesgo y la gravedad de las infecciones bacterianas y micóticas. Pueden pasar inadvertidos los síntomas focales de infección, pero hay fiebre durante la mayoría de las infecciones graves.

El diagnóstico se realiza por recuento de leucocitos con fórmula diferencial, pero la evaluación exige identificar la causa. Si hay fiebre, se presume una infección y, por lo tanto, se requiere tratamiento empírico inmediato con antibióticos de amplio espectro, especialmente cuando la neutropenia es grave.

¿En qué consiste la dieta para pacientes neutropénicos?

Pues la verdad es que aquí viene gran parte del problema porque no existen unos estándares uniformes para la administración de una dieta neutropénica y sus variantes son muchas. Incluso dentro del mismo centro hospitalario donde distintos profesionales defienden esquemas dietéticos diferentes con el mismo fin.

Lee también: Dieta contra la anemia: 10 alimentos que debes consumir

¿Qué se sugiere restringir a los pacientes neutropénicos?

pescados y mariscos tiroides
Con el fin de asegurar una adecuada nutrición, se puede aconsejar la restricción de algunos alimentos que posiblemente hacen parte de la dieta.

Dependiendo de lo que te diga tu oncólogo y del centro donde te estés sometiendo a quimioterapia, se te puede recomendar que evites ciertos alimentos. Los alimentos que debes evitar incluyen:

  • Carnes crudas y mariscos
  • Nueces crudas
  • Mantequilla
  • Cualquier alimento que pueda contener huevo crudo
  • Quesos blandos o añejos
  • Quesos sin pasteurizar
  • Leche sin pasteurizar
  • Zumos de frutas y verduras
  • Cereales a granel
  • Pasteles rellenos de crema que no están congelados
  • Miel cruda o de panal
  • Aguas de fuentes de agua o pozos
  • Agua suplementada con vitaminas
  • Salsas o aderezos de supermercado

¿Qué riesgos podría traer la dieta neutropénica?

Los oncólogos ahora están poniendo más énfasis en las técnicas de manejo seguro de alimentos, en lugar de restringir los alimentos. La quimioterapia ya tiene un gran impacto en el cuerpo de una persona y su apetito. Restringir aún más los alimentos puede empeorar cualquier deficiencia nutricional subyacente.

Si bien es posible que escuches que la dieta neutropénica puede ser buena, el manejo seguro de los alimentos y la limitación de la ingesta de ciertos alimentos es tan importante, como siempre, para reducir la enfermedad, y potencialmente la mortalidad, mientras se recibe quimioterapia.

Te podría interesar leer: Efectos de la quimioterapia en el organismo

Aspectos importantes para tener en cuenta

pacientes neutropénicos
Los pacientes neutropénicos se enfrentan a otros inconvenientes a la hora de alimentarse. La presencia de llagas y a falta de apetito son algunos de ellos.

Las personas que reciben quimioterapia además tienen que luchar diariamente con otros desafíos:

  • Las llagas en la boca, por lo que es necesario escoger alimentos que tengan menos probabilidades hacer daño al comerlos. Los alimentos cítricos o picantes es mejor evitarlos.
  • Pérdida del apetito. Incluso si no tienes ganas de comer, hay algunos consejos que pueden ayudarte a tener una nutrición adecuada.
  • Cambios en el gusto. Algunos medicamentos de quimioterapia pueden hacer que todo lo que comes tenga un sabor metálico. Elegir alimentos, como los que tienen sabores fuertes y comer con utensilios de plástico, puede ser útil entre otros cambios.
  • La fatiga es uno de los síntomas más molestos del tratamiento del cáncer y no es infrecuente la razón por la cual las personas no comen tan sanamente como deberían. Asegúrate de pedir ayuda para cocinar y limpiar. (Ten en cuenta que los seres queridos de las personas con cáncer a menudo se sienten impotentes, y pedir ayuda es algo que puedes hacer por ellos ).

Si te preocupa el manejo de alimentos o los alimentos que puedes o no comer mientras recibes quimioterapia, habla con tu oncólogo y pregunta si sería buena idea ver a un nutricionista en oncología.

Finalmente…

Además de las prácticas de alimentos seguros, hay muchas maneras en que puedes reducir tu riesgo de desarrollar una infección durante la quimioterapia, especialmente cuando el recuento de glóbulos blancos es bajo. A menudo se piensa en amigos que tienen tos o resfriados, pero las mascotas también pueden ser una fuente de infección.

  • Trifilio S, Helenowski I, Giel M, Gobel B, Pi J, Greenberg D, Mehta J. Questioning the role of a neutropenic diet followinghematopoetic stem cell transplantation. Biol Blood Marrow Transplant. 2012;18(9):1385-90.
  • Academy of Nutrition and Dietetics Evidence Analysis Library.” Oncology Recommendations Summary: Neutropenic Dietary Precautions for Adult Oncology Patients” Academy of Nutrition and Dietetics, Accessed 12 January 2014,http://bit.ly/1swUR0G
  • Fox N, Freifeld AG. The neutropenic diet reviewed: moving toward a safe food handling approach. Oncology (Williston Park). 2012;26(6):572-5.
  • Moody, K., Charlson, M. E., & Finlay, J. (2002). The neutropenic diet: What’s the evidence? Journal of Pediatric Hematology/Oncology. https://doi.org/10.1097/00043426-200212000-00007
  • Jubelirer, S. J. (2011). The Benefit of the Neutropenic Diet: Fact or Fiction? The Oncologist. https://doi.org/10.1634/theoncologist.2011-0001