Retraso global del desarrollo

5 agosto, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
El retraso global del desarrollo se diagnostica en niñas o niños menores de 5 años y se caracteriza por afectar a dos o más áreas del desarrollo, como pueden ser las funciones cognitivas o el habla.

El retraso global del desarrollo se define como el retraso en dos o más de las áreas del desarrollo de un niño. Dentro de las áreas a las que afecta este trastorno se encuentran la motricidad fina y gruesa, el lenguaje y el habla, las funciones cognitivas, el desarrollo personal y social y la actividad de la vida diaria.

Además, hay que tener en cuenta que, durante el desarrollo infantil, los niños pueden experimentar retrasos en una sola área. Puede ser un retraso en el lenguaje, en el área motora o personal. Por ello, es de suma importancia detectar correctamente el retraso específico de un área frente al retraso global.

Se calcula que el retraso global del desarrollo afecta entre el 1 y el 3% de los niños. Y puede tener diversas causas que se verán más adelante. Por lo tanto, el retraso global del desarrollo es un diagnóstico reconocido, que viene a ocupar el espacio del retraso madurativo.

Causas del retraso global del desarrollo

El retraso global del desarrollo puede tener muchas causas diferentes. Entre ellas, las siguientes:

  • Genéticas: por ejemplo, los niños que sufren síndrome de Down tienen más posibilidades de sufrir este trastorno.
  • Complicaciones en el parto y en el embarazo como, por ejemplo, nacimiento prematuro o infecciones.

Sin embargo, en algunas ocasiones se desconoce la causa específica. En otras, algunas de las causas pueden revertirse fácilmente si se detectan a tiempo, como una pérdida de audición por infecciones crónicas de los oídos.

Diagnosticando el retraso global del desarrollo

Niños con retraso global del desarrollo jugando

El diagnóstico de este retraso se reserva a los niños y niñas menores de 5 años. Se realiza cuando el nivel de gravedad clínica no se puede valorar de forma fiable durante los primeros años de la infancia.

Por otro lado, esta categoría se diagnostica cuando un paciente no cumple con los hitos de desarrollo esperados en varios campos del funcionamiento intelectual.

Además, se aplica a los niños en los que no se puede llevar a cabo una valoración sistemática del funcionamiento intelectual. También se incluyen a los niños que no tienen edad suficiente para participar en las pruebas estandarizadas.

Se considera  el retraso global del desarrollo como una categoría diagnóstica provisional. Esto se debe a que esta categoría se debe volver a valorar después de un cierto período de tiempo.

Por lo tanto, a partir de los 5 años de edad del niño, se deben revisar sus necesidades educativas. El objetivo de llevar a cabo esta revisión es el de establecer un diagnóstico más ajustado o dar por superadas sus dificultades.

Quizá te interese: Los efectos del alcohol en el feto

¿Cómo son los niños que padecen retraso global del desarrollo?

Los niños que presentan este retraso no aparentan ningún signo de anormalidad. Los hitos de madurez se cumplen según la secuencia que se espera. La diferencia es que en estos niños, la secuencia se desarrolla de forma más lenta que la de los niños sin retraso. Se comportan como un niño menor respecto a su edad cronológica.

Niño pequeño triste.

Otra característica de los pacientes, es que les resulta especialmente difícil la interacción con otros niños. Por lo tanto, pueden tener ciertas dificultades si no se adoptan medidas que les faciliten en la relación social. Por otro lado, les suele costar el establecimiento de:

  • Categorías
  • Relaciones entre los objetos
  • Clasificaciones
  • Hechos

Estos pacientes suelen tener el nivel de motivación hacia las actividades afectado. Puede ser por tener una comprensión verbal insuficiente, por tener hábitos de atención sin instaurar o por la dificultad que tiene la tarea que se les propone.

Por otro lado, también suelen presentar retraso en la forma de reorganizar y entender las demandas sociales, el mantenimiento y la dirección de la atención, la organización de la información y la adaptación de la conducta. Todo ello afecta a la realización de determinadas tareas.

Cabe decir que, con una adecuada estimulación, muchos adquieren unas pautas evolutivas y un ritmo similar al de los niños de su edad. Esto se debe a que el retraso global del desarrollo es un tipo de retraso en la adquisición de capacidades y destrezas.

No obstante, puede ser que en algunos casos y, a pesar de los avances que se han conseguido, puede provocar un déficit de capacidad intelectual en edades más avanzadas.

Descubre: Distintas opciones para el tratamiento de la epilepsia

Tratamiento

Hombre que sujeta unas pastillas

El tratamiento es etiológico, es decir, trata la causa desencadenante. Además, se deben investigar si existen o no comorbilidades, como problemas visuales, auditivos o de motricidad. Por tanto, una vez determinada la causa y la presencia o no de comorbilidad, se puede programar una terapia global.

En cuanto al tratamiento farmacológico, no existe ninguno que mejore el desarrollo de estos niños. Por ello, el tratamiento se enfoca a las co-orbilidades. Por ejemplo, se administrarán antiepilépticos en los casos de epilepsia, y, en casos que transcurran con síntomas extrapiramidales con medicamentos como diazepam o baclofen.

Sin embargo, el tratamiento se debe enfocar, principalmente, en la programación de terapias en las que el niño refuerce sus problemas conductuales, así como los problemas de lenguaje, etc.

  • Wallerstein R, Twersky S, Layman P, Kernaghan L, Aviv H, Pedro HF, Pletcher B. Long term follow‐up of developmental delay in a child with prenatally‐diagnosed trisomy 20 mosaicism. Am J Med Genet A. 2005 Aug 15; 137(1):94‐7.
  • Gray KM, Tonge BJ.  Screening for autism in infants and preschool children with developmental delay. Aust N Z J Psychiatry. 2005 May; 39(5):378‐86.
  • Wiesner GL, Cassidy SB, Grimes SJ, Matthews AL, Acheson LS. Clinical consult: developmental delay/fragile X syndrome. Prim Care. 2004 Sep; 31(3):621‐5.
  • Battaglia A. Neuroimaging studies in the evaluation of developmental delay/mental retardation. Am J Med Genet C Semin Med Genet. 2003 Feb 15; 117(1):25‐30.
  • Battaglia A, Carey JC. Diagnostic evaluation of developmental delay/mental retardation: An overview. Am J Med Genet C Semin Med Genet. 2003 Feb 15;117(1):3‐14.