Revisión dental en los niños

Este artículo ha sido verificado y aprobado por José Gerardo Rosciano Paganelli el 11 enero, 2019
Francisco María García · 18 enero, 2018
La revisión dental de los más pequeños de la casa es el punto de partida para una buena salud bucal, adicional a buenos hábitos de limpieza dental. Los padres no solo deben guiarlos en su formación, sino ser ejemplo de ello.

Promover hábitos de higiene bucal desde los primeros años es fundamental. Pero solamente una constante revisión dental en los niños ayudará a prevenir la aparición de caries, infecciones u otros daños que puedan causar dolor. O peor aún, afectar su nutrición o desarrollo.

Por más experiencia que se crea tener, es el dentista quien puede brindar la mejor orientación sobre las técnicas de aseo y las áreas de mayor demanda y atención, según la fase de crecimiento del pequeño. Cada consulta es una inversión en salud que le aportará beneficios para el resto de su vida.

¿Por qué promover la revisión dental en los niños?

Por qué promover la revisión dental en los niños

Se habla de una buena higiene bucal cuando los dientes lucen pulcros. Las encías muestran una coloración rosada y el aliento es agradable. Sin embargo, para llegar a cumplir con todos esos “parámetros”, es vital que los adultos aseguren la revisión dental de los niños desde muy temprana edad.

Anteriormente se aconsejaba iniciar los chequeos odontológicos a los 3 o 4 años, cuando se completara la dentición de leche. Hoy dicha revisión se recomienda a los 12 meses debido al aumento de casos de caries en preescolares. También a la necesidad de establecer medidas de prevención más eficientes y oportunas.

En la primera visita, el dentista creará la historia clínica del menor, repasará sus antecedentes y descartará alteraciones de la mordida, caries de biberón u otras anomalías. A partir de allí, deben efectuarse exploraciones médicas cada seis o 12 meses. Dependiendo de los hallazgos realizados por el especialista.

Una revisión dental a tiempo en los niños refuerza los hábitos de limpieza bucal. Así como el cumplimiento de una dieta favorable y la modificación de conductas contraproducentes. Entre estas está la succión de los dedos o la mordedura de objetos inadecuados.

Lee también: Cómo preparar 5 remedios naturales para combatir la caries dental

¿Cómo afrontar el primer chequeo dental de los pequeños?

Es casi generalizado el temor de los niños al odontólogo. El sonido de las herramientas, la silla, las luces, los aromas y el ambiente pueden llegar a intimidarlos, pero no por ello hay que suspender las consultas.

Al contrario, se debe sembrar confianza desde muy corta edad. Estableciendo visitas de reconocimiento para que ellos se familiaricen con el entorno y el médico.

Esperar a que ocurra un incidente o que exista la indicación de un tratamiento, puede ser perjudicial. Incluso, puede generar un trauma que entorpecerá los procedimientos futuros. Para hacer más amena la revisión dental en los niños, como padres, se puede recurrir a las siguientes estrategias:

  • Elegir al especialista más idóneo. Seleccionar un odontólogo infantil de confianza con un espacio acondicionado especialmente para los niños.
  • El diálogo. Se les debe explicar qué hace el médico, qué sucederá en la consulta y cuál es el motivo de la misma. También, se puede recurrir a técnicas como mostrarle algunos dibujos animados relacionados o jugar al doctor y al paciente.
  • No expresar miedos propios ni experiencias dolorosas pasadas. Tampocousar al odontólogo para amenazar o castigar, ello alimentaría la fobia.
Cómo garantizar la salud bucal de los niños

¿Cómo garantizar la salud bucal de los niños?

Desde el nacimiento, son muchas las acciones que se pueden aplicar para asistir la adecuada formación de los dientes, pero bajo ningún concepto se debe obviar la revisión dental de los niños. 

En los encuentros con el odontólogo se da seguimiento al proceso de erupción dental. Se establecen pautas para un buen cepillado y se fijan posturas para actuar frente a traumas o situaciones similares.

Entre otras recomendaciones para garantizar la salud dental de los más pequeños de la casa se tiene:

  • Usar un paño suave y húmedo para higienizar las encías del bebé, antes y después del sueño, y tras cada comida. Cuando aparezcan los primeros dientes de leche, se puede comenzar a utilizar un cepillo de cerdas delicadas para ejercer una acción más profunda.
  • Evitar los chupetes u otros productos que puedan perturbar el crecimiento óseo.
  • A los 6 años, el niño podría estar en capacidad para emplear el cepillo por sí mismo. Antes y después de ello, los padres deben estar al cuidado del cepillado para velar que se efectúe correctamente.

Cuidado de dientes de leche y programas de higiene

Cuidar los dientes de leche es clave, ya que estos mantienen el espacio que será ocupado por los permanentes. Si llegasen a perderse, esa área podría limitarse y se tendría que recurrir a la ortodoncia en un futuro para solventar este inconveniente.

También,es muy importante considerar el cumplimiento de un programa de higiene más cauteloso a partir de los 4 y 6 años, en el momento en que el pequeño empiece a mudar la dentadura. Si hay una lesión que provoque fisuras o desprendimiento de la pieza dental, es muy importante recurrir al médico.

Hábitos que deben acompañar la revisión dental en los niños

  • Chen, H., & Liu, Y. (2014). Teeth. In Advanced Ceramics for Dentistry. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-394619-5.00002-X
  • Koussoulakou, D. S., Margaritis, L. H., & Koussoulakos, S. L. (2009). A curriculum vitae of teeth: Evolution, generation, regeneration. International Journal of Biological Sciences. https://doi.org/10.7150/ijbs.5.226
  • Nolla, C. M. (1960). The development of the permanent teeth. Journal of Dentistry for Children. https://doi.org/10.1016/j.ajodo.2005.02.026
  • Ricketts, D., Lamont, T., Innes, N. P. T., Kidd, E., & Clarkson, J. E. (2015). Operative Caries Management in Adults and Children. Journal of Esthetic and Restorative Dentistry. https://doi.org/10.1111/jerd.12165