Riesgos de las separaciones temporales en la pareja

Francisco María García · 1 diciembre, 2017
No podemos olvidar que las separaciones temporales pueden ser un arma de doble filo, ya que pueden servirnos para echar de menos al otro o ser la antesala de una ruptura definitiva

Es habitual que las personas que viven con su pareja presenten problemas de entendimiento o para la resolución de algún conflicto.

El problema real se presenta cuando esto es algo sostenido en el tiempo. ¿Son las separaciones temporales en la pareja un riesgo?

En ocasiones, se presentan situaciones donde se mantienen discusiones fuertes con la pareja. Llegan invitados, todo se calma y luego la discusión ya no parece ser tan importante.

Las personas que han mantenido una relación de pareja conocen el efecto sanador que representa la separación temporal.

Puede actuar como elemento revitalizante y ayuda a disminuir de forma temporal la escalada de la tensión interpersonal. Pero no en todos casos.

  • Todas las parejas tienen muchas cosas en común, pero no se puede hacer caso omiso a las diferencias.
  • Estas, no suelen ser la fuente del conflicto, sino que es su manejo incorrecto lo que origina separaciones temporales en la pareja.

 ¿Cuánto deben durar las separaciones temporales?

Aunque hay muchas opiniones al respecto, el tiempo ideal de separación está entre los dos y  los seis meses, para disminuir la tensión.

Visita este artículo: ¿Cómo puedo mejorar mi autoestima tras una separación?

Algunos riesgos en las separaciones temporales

Algunos riesgos en las separaciones temporales

Sistema de amortiguación

Muchas veces la petición de una separación temporal puede ser usado como un eufemismo sutil para terminar una relación.

  • La finalidad de la pareja no es herirse entre sí. Se sugiere un tiempo de reconsideración, meditación y análisis de la situación. 
  • El problema es que realmente solo se busca disminuir o amortiguar el impacto final: romper la relación de pareja.

Falta de acuerdo en la decisión

Uno de los riesgos que se corren en las separaciones temporales en la pareja es que ambos no estén de acuerdo. Esto implica que una de las personas no cree en la separación como método para corregir lo que está ocurriendo.

¿Qué se debe hacer? Plantear objetivos e intenciones claras. La idea es no hacer perder el tiempo de nadie.

Percibir la separación como la solución

Es importante considerar que la separación no siempre es una buena solución. Es parte de ella.

  • Simplemente por estar apartados como pareja, no se solventarán las diferencias ni se cambiarán automáticamente las rutinas que llevaron a la separación.
  • Lo más adecuado en contar con la ayuda de un terapeuta durante el proceso, para evitar frustraciones o resultados inconclusos.

Promesas que no se pueden cumplir

Después de decidir la separación la pareja hay que establecer lo que puede cambiar y lo que no, para satisfacer al otro.

En este punto de negociación la honestidad y compromiso serán indispensables. Lo ideal es realizar promesas que se podrán cumplir con el tiempo.

El tiempo y evitar la desesperación

El tiempo y evitar la desesperación

Solo se debe acceder a las peticiones con las que se esté cómodo y no hacerlo solo por complacer a la otra persona.

  • Si se pidió tiempo, hay que dar tiempo. Este les servirá a ambos para curarse y para canalizar qué es lo que necesitan en su relación. Ayudará también a plantearse metas en la misma, en el caso de regresar.
  • Prepararse mentalmente para dejar ir. Puede que esta separación temporal se prolongue. Ambos deben estar preparados para el momento en que se decidan si seguir sus vidas o retomar la relación.

No es una tarea sencilla, pero lo mejor es ocuparse en rehacer actividades que antes se hacían en compañía. Ahora es momento de hacerlo solos.

  • No mostrar desesperación. Si una pareja decide tomarse un tiempo, y no se dan el espacio del “tiempo”, pueden agobiarse.

Si esto ocurre, no le están dando lugar a la soledad que requiere una separación temporal. Esto podría ocasionar como consecuencia una ruptura definitiva.

Visita este artículo: No tengas miedo a estar solo: 9 consejos para aceptar los momentos de soledad

La separación puede no ser la solución

La separación puede no ser la solución

Una separación temporal puede traer muchos riesgos, es un arma de doble filo.

  • En algunas relaciones, este paréntesis es un tipo de sanar asperezas.
  • Sin embargo, hay algunas que significan todo lo contrario, resulta ser el desecho de quitar un peso de encima.

Lo mejor que puede hacer la pareja es pensar antes de tomar decisiones. Entre otras cosas, porque pueden no volver de este paréntesis temporal.

Dicha separación está recomendada cuando hay muchos sentimientos a flor de piel y sobre todo confusión sentimental. Es importante saber tomar las decisiones acertadas en el tiempo correcto.

De esta manera no salen afectadas ambas partes y la separación puede darse sutilmente.

El tema de las separaciones temporales entre las parejas es complejo y puede buscarse ayuda profesional. Como podemos observar, es importante tomar en consideración muchos factores que intervienen directamente en este tipo de decisiones.