Riesgos del sedentarismo para tu cerebro

24 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Bernardo Peña
El sedentarismo no solo tiene repercusiones a nivel físico, sino también para el cerebro. No obstante, vamos a examinar qué hacer para derrotar de forma definitiva los riesgos del sedentarismo.

La inactividad, no hacer ejercicio, no leer ni formarse, en definitiva, no moverse, resulta perjudicial para la salud en general. Esto ya se sabe desde hace años. Sin embargo, en este artículo te presentaremos específicamente cuáles son los riesgos del sedentarismo para tu cerebro.

Vivimos una época donde la actividad física ocupa un lugar secundario en nuestras vidas. Muchas ocupaciones laborales implican que estemos sentados largas horas, y nos movilizamos en lo cotidiano a través de vehículos, sin caminar.

El sedentarismo cambia la estructura del sistema nervioso

El sistema nervioso no es una estructura estática, sino dinámica. De manera continua se crean nuevas sinapsis, se modifican, se eliminan otras. Sin embargo, los cambios que se promueven con la inactividad no son precisamente buenos, y ese es uno de los mayores riesgos del sedentarismo.

En una investigación realizada en 2014 por Mischel y colaboradores pertenecientes a la Escuela de Medicina de la Universidad Estatal de Wayne, se hallaron con precisión los cambios concretos que se producen en el cerebro, fruto del sedentarismo.

Los investigadores seleccionaron dos grupos de ratas. Uno de ellos se movía y hacía regularmente ejercicio. Otro, no. Después de 3 meses, hallaron cambios físicos en la estructura de los cerebros de las ratas sedentarias:

  • Un excesivo número de ramificaciones adicionales en las neuronas que sobreestimulaban el sistema nervioso, acelerando el ritmo cardíaco y predisponiendo a la hipertensión.
  • La inactividad llevaba al sistema nervioso simpático  a fracasar a la hora de regular la vasoconstricción periférica, lo que también predispone a la hipertensión y a enfermedades del corazón.

Otras investigaciones científicas han hallado que el sedentarismo debilita la memoria y la capacidad de aprendizaje, así como predispone a padecer enfermedades neurodegenerativas.

sinapsis en el sistema nervioso central
El sistema nervioso es dinámico y cambia todo el tiempo, pero con el sedentarismo cambia para mal

Sigue leyendo: Partes del cerebro y sus funciones

¿Cómo evitar los riesgos del sedentarismo para tu cerebro?

Hacer ejercicio mejora la salud física y mental

Thomas Stephens, en una investigación publicada en Preventive Medicine, demostró que el ejercicio moderado mejora la salud mental, sobre todo en aquellas personas que padecen trastornos de estrés, ansiedad y depresión. Además, los resultados de su estudio arrojaron datos que apuntaban a registros de:

  • Mejora del estado de ánimo
  • Reducción de los síntomas de ansiedad y depresión
  • Aumento del bienestar físico
  • Incremento significativo en la calidad de vida, sobre todo en mujeres y en el resto de la población mayor de 40 años

La conclusión es clara: la mejor vía para evitar enfermedades crónicas, como la diabetes, hipertensión, obesidad, osteoporosis y enfermedades cardiovasculares, es a través del ejercicio. De hecho, una simple caminata diaria es suficiente para evitarse muchos problemas. Eso, sí, el ejercicio ha de ser moderado y progresivo.

El sueño es fundamental

Se sabe que uno de los riesgos del sedentarismo recae en la eliminación de las rutinas de actividad y un desorden en los horarios, lo que redunda en una mala calidad del sueño. Y claro, esto no hace más que agravar el problema.

Si no dormimos bien, nos encontraremos de peor ánimo y padecemos mayor inestabilidad emocional. Nuestra atención y nuestra memoria se verán muy afectadas al reducir el tiempo de descanso.

Por el contrario, hacer un poco de ejercicio mejora la calidad del sueño y favorece que sea reparador. No es de extrañar que uno de los apoyos fundamentales en el tratamiento del insomnio sea hacer ejercicio.

riesgos del sedentarismo
El sedentarismo promueve enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión arterial

Descubre más: El deporte ayuda a controlar tu presión arterial

El ejercicio evita los riesgos del sedentarismo y mejora el estado de ánimo

Así es, el ejercicio ayuda a combatir los síntomas de la ansiedad, por lo que también ayuda a estar más tranquilos y relajados a la hora que ir a dormir. El deporte aumenta la autoestima, la confianza en uno mismo y favorece el intercambio social.

En resumen, los riesgos del sedentarismo para tu cerebro y tu físico han quedado demostrados. Por lo tanto, está en tu mano combatirlos con algo de ejercicio y estimulación para tus neuronas, como las actividades al aire libre, la visita a museos, o manteniendo una conversación con alguien con el que estás caminando o haciendo footing.

  • Lavielle-Sotomayor, P., Pineda-Aquino, V., Jáuregui-Jiménez, O., & Castillo-Trejo, M. (2014). Actividad física y sedentarismo: Determinantes sociodemográficos, familiares y su impacto en la salud del adolescente. Revista de salud pública16, 161-172.
  • Mischel, N. A., Llewellyn‐Smith, I. J., & Mueller, P. J. (2014). Physical (in) activity‐dependent structural plasticity in bulbospinal catecholaminergic neurons of rat rostral ventrolateral medulla. Journal of Comparative Neurology522(3), 499-513.
  • Vega, R. A. (2011). Riesgo de adquirir enfermedades crónicas no transmisibles provocadas por sedentarismo, de los empleados de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán. Paradigma: Revista de investigación educativa, 33-43.