¿Qué es el rigor mortis?

24 junio, 2018
El rigor mortis es un estado en que el puede entrar nuestro organismo o el de los animales cuando fallecen caracterizado por una potente rigidez muscular.

El rigor mortis es un cambio químico que sufren los músculos cuando una persona o animal muere. Es un estado en el que el cuerpo se contrae totalmente debido a una fuerte contracción de los músculos. En esta situación, las extremidades no pueden flexionarse por lo que es muy difícil manipular el cadáver.

Suelen pasar 24h hasta que el rigor mortis finaliza y el cuerpo empieza a relajarse, ya que es el tiempo necesario para que los músculos empiecen a descomponerse. Para poder entender cómo se desencadena el rigor mortis, es necesario entender primero cuál es el mecanismo fisiológico que llevan a cabo los músculos para contraerse y relajarse.

 

¿Cómo se produce una contracción muscular?

El músculo esquelético está formado por muchas fibras musculares, siendo estas las unidades básicas de los mismos. Tenemos dos tipos de fibras: las fibras de miosina y las fibras de actina.

Estas fibras están enlazadas entre sí por una serie de bandas. En el momento en el que queremos contraer un músculo, nuestro sistema nervioso central (SNC) envía un impulso nervioso que sirve como información para que libere acetilcolina mediante una serie de procesos bioquímicos.

Contracción del músculo estriado

La acetilcolina es una sustancia que tiene como objetivo final la liberación de calcio en la fibra muscular. Cuando se libera el Ca, las fibras sufren una serie de cambios en su conformación que hacen que el músculo se contraiga tras el acomplamiento de la actina y la miosina.

Una vez que se ha producido está contracción gracias al Ca, se libera ATP, sustancia que proporciona energía a nuestro cuerpo. El ATP se una a la fibra de miosina haciendo que se desacople de la fibra de actina liberando el Ca que se unió a ellas anteriormente. Cuando esto sucede, el músculo se relaja y finaliza la contracción.

¿Qué le pasa a nuestro cuerpo durante el rigor mortis?

Cuando nos morimos, el corazón deja de latir. Si el corazón no late, la sangre no llega al resto del organismo impidiendo que los tejidos capten, entre otras muchas moléculas, oxígeno, sustancia esencial para la formación de ATP, que como bien se ha dicho antes, es la moneda energética de nuestro organismo.

Sin embargo, hay otros procesos que continúan en marcha durante cierto tiempo aunque nos hayamos muerto. Este es el caso de la contracción de los músculos.

La contracción muscular continúa con la liberación de los iones Ca. Por lo tanto, como estos iones se siguen uniendo a las fibras musculares, estás se siguen contrayendo. El problema es que como no llega el oxígeno a los tejidos, no hay ATP para contrarrestar esta contracción y desencadenar la correspondiente relajación muscular. Esta situación finaliza con una contracción total del cuerpo que es lo que conocemos como el rigor mortis.

¿Cuándo finaliza el rigor mortis?

Si el cadáver está en un lugar a temperatura normal, el rigor mortis suele desarrollarse pasadas las 3 horas aproximadamente después de la muerte, pero es a las 12 horas cuando alcanza el nivel máximo de rigidez.

Sin embargo, hay situaciones en las que el rigor mortis aparece justo después de la muerte del individuo, dependiendo de lo que esté haciendo en el momento en el que fallece.

Por ejemplo, si una persona estaba haciendo ejercicio a una temperatura moderadamente elevada y fallece, justo después puede aparecer una contracción y rigidez de las articulaciones. Por el contrario, si la persona se encontraba en un lugar con temperaturas muy bajas, está condición puede retrasar el rigor mortis o incluso evitarlo.

Pasadas aproximadamente las 72 horas desde el rigor mortis, el cuerpo se empieza a descomponer, proceso que se acelera por el ácido láctico residual y por la acción de las bacterias, que empiezan la putrefacción. Es pasado este tiempo cuando el cuerpo pierde todas las funciones biológicas.

Fases del rigor mortis

El proceso por el cual se desarrolla el está rigidez cadavérica consta de tres fases bien definidas, que son las siguientes:

  • Fase de instauración: comprende desde que el cuerpo empieza a contraerse hasta que alcanza su máxima rigidez, por lo tanto desde las 3 h hasta las 24 h aproximadamente. Es durante esta fase cuando aún podemos vencer la rigidez aplicando cierta fuerza.
  • Fase de estado: Esta fase está comprendida desde que la rigidez está en su máxima intensidad hasta que esta misma empieza a desaparecer. Por lo tanto, comprende desde las 24 h hasta las 36 h aproximadamente. Durante esta etapa, la rigidez es imposible de contrarrestarla.
  • Fase de resolución: Es la última fase. A partir de las 36 h después de la muerte, si es posible vencer a la rigidez muscular. Pasada esta fase, la laxitud característica de un cadáver vuelve a aparecer.
María Vijande

Estudiante de Farmacia y curiosa a tiempo completo. Lectora, música y deportista a tiempo parcial. Y ya, que definir es limitar!

Ver perfil
Te puede gustar